Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

5 puntos para entender la gestión humana y su importancia empresarial

La gestión humana es una práctica del manejo adecuado de personal que el departamento de RR. HH. ejecuta. A nivel funcional establece y cumple metas de tu empresa, ya que actúa como un instrumento de formación y adaptación del entorno a tus requerimientos y a las necesidades de tus colaboradores.

Las cuatro áreas de la gestión humana

  • Desarrollo estratégico. Desarrolla y actualiza las políticas de tu empresa para generar una cultura organizacional propia, con buenas prácticas y ambiente laboral sano.
  • Selección y desarrollo del personal. Parte de la evaluación y contratación del personal, pero da seguimiento a las carreras laborales internas para garantizar el desarrollo profesional de tus empleados.
  • Dirección administrativa del personal. Este departamento garantiza el cumplimiento en cuanto a normativas, leyes y derechos de los participantes y todo lo que implique su obtención (contratos, pagos, bonificaciones, etcétera).
  • Garantizar ambientes cómodos y seguros. Promueve el trabajo en un ámbito de bienestar para todos los trabajadores, garantizando la cobertura de sus necesidades para minimizar riesgos y crear vínculos laborales fuertes en la empresa.

Por supuesto, toda esta optimización del entorno laboral tiene un fuerte valor agregado para tu negocio.

5 puntos para entender su relevancia en tu empresa

Este departamento implica muchas ventajas y responsabilidades. Pero primero debes entender qué hace.

Gestión del talento

Esta parte es vital para que tu empresa se consolide como líder en su ámbito, pues una compañía con buenas prácticas es representada por cada uno de sus colaboradores.

 

Las cuatro áreas de la gestión humana

 

Esto requiere de un filtro excepcional. Desde él se va a reclutar, capacitar, estimular, retener y eventualmente coordinar a las personas adecuadas: que sean fieles, comprometidas, capaces, competentes, y sobre todo que estén satisfechas con su entorno laboral.

Diferenciación del departamento tradicional de Recursos Humanos

Si es cierto que esta práctica forma parte de las actividades de los Recursos Humanos, no lo es menos que se ha vuelto una especialidad, y hasta un departamento independiente que engloba su propia metodología.

La gestión se diferencia del rol tradicional de RR. HH. porque su enfoque se centra en la operatividad (apoyo, interrelación y desarrollo del personal), en tanto que la práctica tradicional se centraba en los procesos administrativos.

Capacitación humana

El aprendizaje no va enfocado al logro de objetivos frívolos empresariales, pues se centra en las personas. Por lo tanto, la operatividad es primordial para este departamento. Si la organización interna no está unificada, tampoco lo estará tu empresa con el exterior.

Es por eso que la capacitación desde esta perspectiva se enfoca en crear ámbitos adecuados, donde el aprendizaje tenga una función bipartita: satisfactoria para la vida de tus colaboradores y para tus objetivos mercantiles.

Consolidación de una política empresarial

La política interna va de la mano de la creación de una cultura organizacional y una identidad empresarial. Los procesos de creación de políticas se centraban tradicionalmente en un enfoque unilateral, desde la visión de los directivos y con base en aspectos fiscales o legales.

 

También te va a interesar: ¿Qué habilidades tiene un líder en la gestión humana?

 

Actualmente, este departamento busca principalmente crear un ambiente de trabajo pleno con su subsecuente garantía de producción óptima.

Creación del bienestar

Este enfoque es la visión del departamento que gestiona al recurso humano, pues su búsqueda por el bienestar es teóricamente el ejercicio adecuado para crear empresas exitosas.

Por años, las huelgas, desfalcos, fraudes, bancarrotas e inequidades sociales han surgido de malas prácticas por parte de grandes corporaciones. El mundo actual, más consciente, permitió dar un paso adelante y comprender que era necesario un enfoque más humano.

La gestión humana, más importante de lo que parece

Estas son las áreas y las prácticas de este departamento. Es momento de darle la oportunidad de llevar por el mejor camino a tus colaboradores y, con ellos, a tu empresa.

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Aprende cómo convertir a tus empleados en líderes éticos

Una cultura de trabajo saludable debe basar su estructura en una fuerte ética laboral, la cual debe ser igual para todos los niveles en la jerarquía organizacional. Este concepto de rectitud o moralidad puede y debe ser fomentado por la empresa de forma que se mantenga siempre en los más altos estándares.

Es una realidad que la competencia entre organizaciones ha aumentado, no solo en cuestión de precio, calidad y servicio, sino también de buenas prácticas, responsabilidad social y valores como la honestidad, la probidad y la honradez.

En una época donde las redes sociales son un factor importante en la publicidad organizacional, ser parte de un escándalo moral es, en definitiva, un desprestigio inmediato. Y, en ocasiones, una tendencia al fracaso por la inminente pérdida de clientes. Dejar de tener credibilidad pública ha llevado a varias organizaciones a la quiebra.

De igual forma, acciones como el robo hormiga, prácticas desleales, corrupción, bullying, abuso de confianza e irresponsabilidad son consideradas frecuentes dentro de las organizaciones promedio. ¿Cómo podemos evitarlo?

Incrementar comportamientos moral y legalmente adecuados en la organización

Algunas acciones positivas para reducir el problema:

  • Contar con un código de conducta profesional que rija a la organización, con sanciones justas en caso de incumplimiento. Este debe ser muy específico sobre lo que está o no permitido y/o prohibido.
  • Considerar valores éticos como parte del perfil de contratación y continuar con su desarrollo dentro de la empresa. La capacitación es sin duda una de las armas más poderosas, ya que al poner atención al individuo en su desarrollo personal estamos asegurando su correcto desarrollo profesional en la organización.
  • Tener procesos y procedimientos bien establecidos que eviten la corrupción o conflictos de intereses. En la medida en que se delimiten de mejor manera las actividades que se llevan a cabo, eliminamos posibilidades de que se hagan las cosas de forma incorrecta.

 

 

  • Crear un ambiente de trabajo en equipo. Cuando creamos conciencia sobre la afectación de nuestras acciones a los demás, tiende a cambiar el comportamiento del individuo. Si permeamos una actitud de ganar-ganar entre los diferentes niveles de la jerarquía, los miembros de la organización se motivan y mejoran su productividad.
  • Tener salarios justos y equitativos. Un trabajador bien pagado es un trabajador feliz que no piensa en sacar provecho de la organización. A una remuneración justa, la tendencia al conflicto disminuye. Y si la oportunidad de mejorar la recompensa salarial aumenta, la productividad se eleva y el empleado se esfuerza más.
  • Contar con auditorías y revisiones de procesos y procedimientos. No sirve solo tener un buen sistema, sino que este sistema debe ser revisado continuamente en busca de fallas. Un sistema de mejora continua permite a la organización eliminar malas prácticas e implementar mejoras constantes a los procesos y procedimientos.
  • Ser una empresa socialmente responsable. Al incorporarse a este tipo de programas se tiene que cumplir obligatoriamente con una serie de actividades y características profesionales específicas que fomentan la responsabilidad social y, por ende, la probidad personal.
  • Volver la ética en un estilo de vida. Si logramos implementar valores morales como un estilo de vida en lugar de una serie de pautas a seguir, estaremos creando una cultura positiva de crecimiento personal y profesional constante, con trabajadores felices y proactivos.

 

También te va a interesar: ¿Por qué es importante aplicar pruebas de ética laboral en tu empresa?

 

No cabe duda que la responsabilidad profesional de una organización siempre va a recaer en los puestos más altos de la jerarquía. Si desde un principio los lineamientos organizacionales no están moralmente alineados, no podemos esperar que el resto de la organización se comporte de forma correcta.

Fomentar el profesionalismo es responsabilidad de todos y es una obligación de las organizaciones que sea vigilado su cumplimiento en los diversos niveles de la sociedad.

 

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

7 consecuencias de la corrupción en las empresas

La corrupción es un tema que se ha involucrado mucho en la economía y finanzas de muchos países. Esta se define como la ausencia de la ética empresarial que se manifiesta mediante actos delictivos por parte de los mismos funcionarios de la empresa.

Cuando se comete este hecho es como si se le pusieran unos zapatos de cemento a una persona y se le exigiera caminar rápidamente; es imposible que avance con fluidez y, si es el caso, avanzará unos pocos metros y sus fuerzas se irán debilitando rápidamente.

Un mal omnipresente en el mundo actual

Quienes lo hacen abusan del poder que se les ha concedido y del cargo que ocupan, año tras año quienes suben al poder proponen acabar con este mal, pero cada día que pasa se incrementa esta problemática que nos afecta a todos desde tiempos tempranos.

Efectos que conlleva

Como no hay quien frene a los corruptos, sus acciones generan varios efectos negativos en la nación, por ejemplo:

1. Ineficiencia. La empresa a la que le sucede esto pasa por una etapa de crisis, al usarse de manera indiscriminada los recursos y materia prima se empieza a acabar el trabajo y dinero por culpa de los desvíos de fondos y malas prácticas de manejo de ellos.

 

 

2. Recursos perdidos. Este aspecto ataca a la economía de la empresa, toda vez que quienes hacen estos fraudes maquillan cifras para cubrir sus fechorías y hacer creer que todo está bien. Además, para que no los descubran, sobornan a los gobiernos para que les tapen sus actividades ilícitas y ese faltante lo pagamos los consumidores de los servicios mediante los altos precios para cubrir sus malas acciones.

3. Desarrollo debilitado. Con tanta frecuencia se ha presentado estos inconvenientes que muchos inversionistas dudan asociarse con negocios que están en ciertos lugares donde se repiten estas cosas. Y más si tu empresa ha resultado envuelta en algún escándalo, aunque sea inocente de lo que se le acusa.

4. Aumenta el crimen. Las organizaciones gubernamentales, la policía y los investigadores internos se han unido para combatir estos crímenes que debilitan tarde o temprano las finanzas de un país y lo dejan mal ante la opinión pública por dichos sucesos.

 

También te va interesar: ¿Cómo medir la corrupción en el trabajo? 

 

5. Suben los índices de pobreza. Debido a la desigualdad económica muchos se justifican diciendo que los funcionarios públicos ganan injustamente más dinero y ellos que se matan trabajando ganan solo lo necesario. Pero no se dan cuenta que entre más le quiten al país, se hacen daño ellos mismos, a sus familias o a futuras generaciones llevando a escasear los recursos y las ayudas.

6. Mal funcionamiento de las instituciones públicas. La corrupción ha llegado a las leyes y muchos se han unido a estas prácticas, viéndose así demoras en muchos proyectos o contrataciones benéficas, pero hay que destacar que hay aún instituciones públicas que son honestas en su proceder.

7. Una seria decadencia de los valores éticos. A pesar de la existencia de leyes en su contra, muchos siguen llevando a cabo prácticas de dudosa legalidad que, por lo tanto, se extienden a todo lugar. Así, quienes dicen tener valores morales bien fundamentados han caído en estas prácticas por la falta de conciencia general; a menudo ni siquiera ven que, el día de mañana, a ellos otra persona con más poder vendrá y les quitará lo que han construido por un mal camino.

En suma, y aunque muchos no quieren verlo así, la corrupción es un problema gravísimo tanto en las instituciones públicas como en las organizaciones privadas. Es como un cáncer que carcome la mente de las personas, las ciega y finalmente impide que vean el mal que le hacen a los demás y a sí mismos.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

¿Cómo identificar la corrupción en las empresas?

La conducta de los empleados y jefes en una empresa siempre van vinculadas a la imagen que se desea dar de esta. Sin embargo, muchos dueños de negocios suelen no estar conscientes de cuánto se puede omitir la ética empresarial en las actividades diarias de su negocio.

Cuando esto sucede las consecuencias no se hacen esperar y con ello problemas laborales. Esto puede llevar a la empresa hasta la bancarrota. La ética de los empleados debe estar por encima de cualquier otra característica deseable para estar todos más tranquilos y aumentar la productividad al máximo.

Solucionar la corrupción a través de la ética empresarial

Los siguientes puntos pueden dar la pauta para poder identificar la corrupción en las empresas.

Identificación de los objetivos principales en materia de ética empresarial

Las empresas u organizaciones deben plantear en cada periodo objetivos en su plan de desarrollo. De esta forma, muchos de tales objetivos seguramente estarán implicados con la producción de productos o servicios que deberán seguir un reglamento o normas específicas. Es muy fácil distraerse de tales metas si no se tiene bien claro los tiempos de entrega o cumplimiento a través de herramientas como un diagrama de Gantt.

 

 

Algunos autores definen a la ética empresarial como el alma de la empresa y también como el activo intangible de la empresa.

La ética en una empresa viene a ser la conciencia propia de ésta gestionando directa e indirectamente la buena conducta de todos los que trabajan ahí. Puntos como el precio de los productos y servicios dados al público, salarios de cada puesto de empleados, declaración de impuestos a la autoridad tributaria, entre otros, son los que se deberán considerar para tener tranquilidad.

Reporte del estado de resultados de la empresa

En la contabilidad de una empresa se suelen manejar conceptos fundamentales y necesarios como el estado de resultados. En este reporte el gerente y administrador sabe muy bien si va por buen camino el negocio o si hay pérdidas ocultas hechas por algún tipo de corrupción. También con esta herramienta el gerente está consciente de poder dar incentivos.

Es bien sabido que el fundador suele repartir las ganancias pero debe considerar por gratitud que gran parte de las ganancias no solo son producto de su creatividad sino también del duro esfuerzo de sus empleados. Así que por gratitud debe incentivarlos. De esta manera los empleados serán leales. La lealtad es una joya invaluable en muchos rubros y más en el aspecto laboral.

 

También te va a interesar: Conoce qué es la ética empresarial y sus principales componentes.

 

Diagnóstico de corrupción en la empresa

Todo lo mencionado sobre ética anteriormente se puede omitir en muchas empresas y de hecho lo saben. Cuando esto sucede se pueden dar situaciones de corrupción y para identificar este tipo de malas prácticas solo hará falta medidas como una auditoría contable y pruebas de confianza, entre otras medidas.

Una vez que se haya identificado un problema de deshonestidad hay que aplicar el reglamento de la empresa, el cual debió haber firmado el empleado en la contratación. De esta manera, el gerente se libra de demandas de parte del empleado.

Muchos de los conflictos que pueden surgir a futuro al enfrentar un problema de corrupción dentro de la empresa se puede resolver si en el contrato se escribieron adecuadamente las cláusulas que regirán la remoción de un empleado debido a su mala conducta. Tales cláusulas van enfocadas y moralizadas en pro de la empresa, pero sobre todo a favor de la estabilidad de los empleados.

En conclusión

Los patrones deben poner un máximo esfuerzo por hacer contratos que no solo protejan a la empresa sino también a sus trabajadores. Aspectos como el darles seguro social y otras prestaciones deben ser tomadas en cuenta de manera seria.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Conoce las 5 características que tiene un empleado ético

Actualmente, muchas empresas están en busca de colaboradores que den algo extra, particularmente de gente con ética. Una compañía cuyos empleados la ponen en práctica será capaz de lograr muchos de sus objetivos y metas. Pero es una palabra que comprende diversos valores y aspectos, así que en esta ocasión nos enfocamos en el rubro laboral.

¿Qué es la ética en el trabajo?

Se refiere al conjunto de normas y valores que hacen y mejoran el desarrollo de las actividades laborales. Es fundamental para cualquier persona que desea trabajar ya que esto le abrirá más puertas y le ayudará a reforzar sus atributos profesionales. A continuación te compartimos 5 características que debe poseer un trabajador con ética laboral.

1. Responsabilidad

Todas las personas deben de ser responsables, pero una persona que haya iniciado su camino laboral debe serlo aún más.

Al momento de pertenecer a una organización, te vuelves una parte muy importante de esta; por lo tanto, tu responsabilidad en cuanto al cumplimiento laboral debe ser intachable. Muchas tareas quedarán a tu cargo y la mayoría tendrán cierta fecha para ser cumplidas, de no ser así, estarías ocasionando problemas a la empresa.

Pero la responsabilidad también va más allá, pues no solo se debe ser responsable en cuanto a los tiempos de entrega. También te tienes que enfocar en tus horarios y equipo de trabajo, ya que a ningún jefe le gustará contar en su plantilla con una persona que acostumbra llegar tarde o no cumplir con los requerimientos de seguridad, si los hay.

 

¿Qué es la ética en el trabajo?

2. Honestidad

Para pertenecer a un grupo, debemos iniciar con el pie derecho. Esto se lleva a cabo siendo honestos desde el principio y manteniéndonos así una vez que nos encontremos dentro de cualquier organización. A nadie le agradaría tener en su empresa una persona que pueda llegar a perjudicar a su entidad con mentiras o falsas informaciones.

La honestidad laboral también abarca el aspecto económico, pues se debe ser muy honesto en cuanto a los temas monetarios. En caso de no ser así, estarías creando un mal historial laboral y posiblemente tendrás problemas legales.

 

También te va a interesar: 5 prácticas para desarrollar una conducta ética.

 

3. Constancia

Cualquier jefe estaría encantado de contar con un trabajador que sea constante, que se ponga metas que pueda cumplir y que se esfuerce hasta llegar al resultado.

Pero aquí lo importante es tu capacidad de no rendirte y de saber mantenerte siempre al más óptimo nivel, así como contar con una capacidad de superación muy fuerte. Siempre ir por más y nunca bajar los brazos.

4. Discreción

En las empresas es muy común que se maneje información confidencial, que de salir a la luz podría acarrear ciertas complicaciones, por ejemplo, revelar métodos de elaboración, modelos, prospectos nuevos, etcétera.

Es por ello que la discreción también es una de las características que debe poseer un trabajador ético, pues al cumplir con este aspecto estarías mostrando mucho respeto hacia tu organización, a tus compañeros y hacia ti mismo.

5. Respeto

Todo individuo debe comportarse hacia los demás con el debido respeto, pues todos merecemos un trato digno y amable. Con mayor razón en un entorno laboral, donde constantemente se trabaja con muchas personas y todas merecen el mismo trato, sin importar el rango que ocupen dentro de la empresa. Un trabajador que falta al respeto a sus compañeros o a su lugar de trabajo sin duda es un elemento que nadie desearía tener en su plantilla laboral.

Para finalizar, cabe destacar que, si cumples con los puntos antes mencionados, lograrás posicionarte como un elemento bien valorado y, sobre todo, muy importante para tu empresa o entidad.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

¿Qué relación hay entre ética laboral y desempeño profesional?

Hoy en día las empresas deben ampliar su perspectiva para mantener su éxito en el mercado, desde revisar puntualmente los costos de producción y hacer continuamente estudios sobre la oferta, hasta conocer la demanda en los consumidores y atender las diversas necesidades y situaciones del personal.

Por eso, con la finalidad de conservar cierto nivel de eficiencia entre los empleados, a menudo los directivos ponen suma atención en su contratación y estancia en la empresa.

La ética en el trabajo y el desempeño profesional

Podemos hablar de dos pasos o requisitos que miran los reclutadores y líderes de equipo en un trabajador. Los primeros atienden al principio a la ética laboral, que se refiere al conjunto de valores que has aprendido y desarrollado en tu centro educativo y que desempeñas invariablemente en cualquier actividad o lugar de trabajo.

Regularmente estos valores son inicialmente adquiridos desde casa y van detallándose según la formación académica de cada persona.

De algún modo es posible asegurar que se refiere al conjunto de valores que evidencia una persona en su ejercicio profesional y que por ende antecede a su participación en cualquier empresa.

Al respecto, Rosa Karina Murillo Limonez en su artículo «La ética profesional y su incidencia en el desempeño de los empleados en las microempresas» concuerda con esta idea, al asegurar que se trata de valores que deberían estar siempre presentes con el propósito de que se cumplan los objetivos de la empresa y sus colaboradores.

 

También te puede interesar: Elementos clave de una ética profesional fuerte.

 

Por otro lado, cuando ya se es parte del personal para una empresa, los líderes y directivos se fijarán en el desempeño profesional, que consiste directamente en la forma en que se realiza el trabajo, es decir, si hay energía y entusiasmo para hacerlo, si es perceptible el compromiso y el sentido del deber, si  hay una ejecución correcta de las actividades y de las herramientas, y si existe un compañerismo entre los empleados.

Dicho de otra manera, el portal en línea Ecu Red dice al respecto que el rendimiento laboral es esencialmente la actuación sobresaliente de un trabajador al realizar cada una de sus funciones de acuerdo al cargo que se le ha asignado. Por ende, este únicamente puede evaluarse cuando el candidato ha pasado a ser empleado y ha realizado diversas actividades que permiten calificarlo.

 

¿Cuál es su utilidad en el funcionamiento de una empresa?

Vayamos un poco más despacio. Tanto los valores aprendidos en la formación universitaria como el desempeño en la actividad laboral específica son fundamentales en el desarrollo de todo trabajador, de todo equipo y de toda compañía.

Llegar a una nueva institución con ideas claras basadas en el respeto, el compromiso y el liderazgo, sin duda resultará en un impacto positivo en el cumplimiento de las metas en cualquier cargo ejercido. Asimismo, empeñarse en continuar con esta actitud y en responder eficazmente a las tareas encomendadas tendrá buena aceptación por parte de los directivos o líderes de equipo.

Para que quede de una manera más clara exponemos a continuación cinco razones y beneficios por los cuales la ética y el desempeño se vuelven necesarios:

1. Asumir responsabilidades con liderazgo y compromiso.

2. Tener claros nuestros objetivos individuales, grupales y empresariales.

3. Sentirnos alegres por trabajar según nuestra vocación.

4. Dirigirnos dignamente en cualquier actividad laboral que realicemos.

5. Reconocimiento laboral y social por nuestro buen desempeño.

Los valores y el esfuerzo siempre significarán mucho para una compañía, ya que denotan un verdadero vínculo de unión entre el personal y la filosofía que persigue la empresa. Asimismo, mientras se mantenga esta idea, también habrá una favorable proyección, demostrando la eficiencia colaborativa entre estas dos partes fundamentales en todo negocio, pertenezca al rubro al que pertenezca.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

¿Qué habilidades tiene un líder en la gestión humana?

A todos nos gustaría estar al frente de un proyecto y que este sea reconocido por contar con las mejores ideas, pero para llegar a ser un líder de gestión humana hay que tener ciertas habilidades laborales. Te explicamos cuáles.

Las habilidades laborales: un camino arduo

No solo se trata de tener la mejor actitud para encarar cualquier situación, hay que contar con un carisma que sea contagioso y llene a los demás de energía. Por así decirlo, hay que ser el motor que impulse la gestión.

Sin embargo, eso no se logra de la noche a la mañana, requiere tiempo y constancia, pero no te preocupes, en este artículo podrás aprender ciertas habilidades que debes tener y desarrollar al máximo todo tu potencial para llegar a ser un gran líder de la gestión humana. Para esto, ten en cuenta lo siguiente:

  • Gestionar cambio: hay que tener seguridad de lo que se quiere lograr y no sentir miedo de lograr algo nuevo e incluso adaptarse a los cambios.
  • Curiosos, ágiles y con capacidad de aprendizaje: la clave de un buen líder se encuentra en su curiosidad, toda vez que esto lo lleva a innovar y buscar nuevas tendencias.
  • Prever el futuro: tener una visión más allá de lo evidente, para así anticiparse a las posibles emergencias, además un líder debe mantener al tanto de las noticias mundiales.
  • Estar dispuesto a asumir riesgos: no solo es administrar o vigilar, se trata de ser arriesgado y asumir riesgos con tal de superar obstáculos.
  • Habilitador y no controlador: el hecho de ser líder no quiere decir que a toda hora tienes que estar encima de los empleados para ver si ya hicieron su trabajo, más bien hay que delegar de manera inteligente basándose en las habilidades de cada uno.

 

 

  • Pensamiento analítico: pensar antes de tomar cualquier decisión para tomar la más acertada, teniendo en cuenta las condiciones de la compañía para así mejorar cada uno de los aspectos de la misma.
  • Gestionar la complejidad en un entorno global: como en toda tarea encontrarás una serie de desafíos que tendrás que afrontar de la mejor manera posible. Por ello debes estar totalmente empapado de las debilidades y fortalezas que tenga la empresa, lo que te será útil en el momento en que se vea amenazada.
  • Transparencia y autenticidad: evitar montar una falsa expectativa de lo que se quiere lograr, normalmente para que las cosas funcionen tiene que haber honestidad y transparencia en todo lo que se haga.
  • Respeto y empatía: no todos tenemos los mismos conocimientos así que ponernos en el lugar de como se sienten los demás hará que se cree un circulo de respeto en los trabajadores.

 

También te va a interesar: Conoce las 10 habilidades laborales que deberían tener tus empleados.

 

Saber elegir

A la persona que elijas le estás entregando el poder de manejar la empresa como guste, por eso es importante que realices una prueba teniendo en cuenta los antecedentes como persona natural, lo que dará una base de cuánta confianza se le puede dar a esa persona. Además, tomando como base lo que hacen comúnmente muchos países como Colombia, Ecuador, Perú, México, Guatemala, Chile, Panamá, Costa Rica, Canadá o República Dominicana, las entrevistas personales son la opción principal junto con las referencias sobre el comportamiento de la persona a calificar.

Analizar por anticipado todos los factores que quieres que tenga esa persona con la finalidad de que sea de gran ayuda a tu empresa y contribuya a un buen manejo de la materia prima y de todo lo que hace que la empresa prospere y tenga éxito.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Conoce qué es la ética empresarial y sus principales componentes

La ética empresarial reflexiona acerca del comportamiento moral que debe seguir una empresa ante cualquier decisión o acción realizada. Esta debe ir acorde con la cultura organizacional, requiere de valores y se debe ver reflejada en las prácticas de la empresa.

Es importante que la organización cuente con trabajadores que tengan una conducta personal y profesional moralmente adecuada, de ahí parte todo. Además, es necesario que se establezca un código de comportamiento institucional donde se expliquen detalladamente las conductas deseables que deben mostrar los empleados en la ejecución de sus actividades, así como de la propia organización hacia sus trabajadores y el entorno.

¿Para qué sirve la ética empresarial?

La ética empresarial permite a los integrantes de una organización identificar hacia dónde deben ir orientados sus esfuerzos, apegándose a criterios de lo que es aceptable por la institución y la sociedad. Existen al menos tres elementos a considerar en la búsqueda de la ética empresarial:

  • Primero. Que las personas que conforman el grupo de trabajo dentro de la organización tengan una ética personal y profesional. Esto es fundamental. Una de las cualidades que más buscan los empresarios en su equipo de trabajo es tener a personas confiables, responsables, honestas e íntegras.
  • Segundo. Que exista un código de ética empresarial donde se establezcan las normas que se deben seguir por todos los integrantes de la organización y las sanciones cuando se incumplan.
    Este código se modifica de acuerdo con las propias necesidades de la empresa, junto con la misión y la visión que sigue. La ética siempre se reflexiona desde un contexto social. Las necesidades empresariales no son las mismas en la actualidad que las que se tenían hace 50 años.
  • Tercero. Que se evalúen las prácticas realizadas dentro de la empresa para identificar los beneficios de la organización y los avances en sus metas.

¿Cuáles son los componentes de la ética empresarial?

Algunos de los componentes a considerar son:

  • Recursos humanos. Es importante integrar y mantener una fuerza laboral que esté fundamentada en valores. Así se determinan los derechos y las obligaciones de los integrantes de la empresa desde una orientación moral vigente y se evita la discriminación por género, raza o cultura.
  • Conservación del entorno cultural. Implica respetar el entorno cultural donde está ubicada la empresa.
  • Veracidad en la actuación profesional. Toda política de trabajo o práctica dentro de la organización debe respetar la realidad. Se debe evitar maquillar o deformar los datos veraces con fines de moralidad dudosa.

Conoce  ¿Qué es la ética organizacional y profesional?

  • Manejo de información. Dependiendo del giro de la empresa, es muy común que se vayan generando bases de datos con información de los clientes. El uso apropiado de estos datos y la conservación de la privacidad deben ser prioritarios para la organización.
  • Administración de recursos financieros. Se necesita sancionar prácticas donde se presenten malos manejos en la administración de los recursos financieros.
  • Impacto de la ciencia y la tecnología que se utiliza. Es importante utilizar los avances científicos y tecnológicos en favor del ser humano y del medio ambiente.
  • Desarrollo sustentable. Se requiere que la empresa utilice materias primas amigables con el medio ambiente y que las prácticas que se realicen conserven recursos para garantizar la calidad de vida de las generaciones futuras.
  • Asuntos internacionales. Existe una ética global que establece las normas mínimas que cualquier comunidad debería considerar. Se debe tomar en cuenta el marco legal y político en una actuación mundial.

Muchas empresas reconocen que al aplicar prácticas y políticas de ética se mejora el desempeño organizacional y se brinda una futura viabilidad corporativa. Además, existen nuevas tendencias empresariales que presentan pautas para poder integrarse a esta área del comportamiento organizacional.

etica empresarial

Las 10 tendencias éticas empresariales

Cada vez hay más la necesidad de desarrollar una ética basada en la tecnología y sus directrices de cumplimiento, especialmente en relación con la seguridad en el uso de información, para lo cual se manejan estas tendencias:

  • 1.- La lucha por equilibrar los intereses de la empresa en pos de los resultados finales, sin prejuicio de ningún tipo, así como velar en todos los aspectos del ciclo de vida laboral de cualquier colaborador.
  • 2.- Las organizaciones aceptan, reconocen y miden el impacto del retorno de la inversión (ROI); así como manejar más los índices de satisfacción y productividad de la cultura en el lugar de trabajo.
  • 3.- Las organizaciones operan cada vez más en entornos multinacionales, culturales e intergeneracionales en el que tendrán que adaptarse en el manejo de las tensiones entre una plantilla formada por las perspectivas únicas de ética, sin dejar de ser compatible con las leyes, regulaciones y costumbres.
  • 4.- Dados los avances en la tecnología, las organizaciones cada vez tienen la necesidad de desarrollar una ética basada en la tecnología y las directrices de cumplimiento, bajo la seguridad cibernética.
  • 5.- Las organizaciones con más frecuencia hacen frente a los requisitos legales contradictorios (por ejemplo, armas, drogas, matrimonio), creando problemas éticos en su intento de reconciliar las leyes y las normas culturales en conflicto con la cultura organizacional.
  • 6.- Las decisiones éticas de las organizaciones están cada vez más relacionadas con el acceso a las fronteras, la privacidad y el uso apropiado de información de las redes sociales para los empleados, tanto dentro como fuera del trabajo, así como las cuestiones éticas que rodean el propio uso de las redes sociales de la organización.
  • 7.- Las organizaciones cada vez confían en la contratación de supervisores que poseen competencias éticas para abordar adecuadamente cuestiones para tener normas legales claras, como en el acoso laboral, comportamientos inadecuados del lugar de trabajo, peticiones fuera de las normas éticas.
  • 8.- Las organizaciones tiene mayor inclinación  de cómo responder adecuadamente a las acusaciones legales, quejas y reclamos éticos represalias a través de una aplicación en la intensificación del gobierno, ejemplo: el cumplimiento corporativo, las políticas y los procesos de ejecución, mantenimiento de registros adecuados y eficaces investigaciones internas.
  • 9.- Los empleadores buscan implementar “procesos creativos estratégicos” de reclutamiento, selección y contratación que aseguren que sean compatibles y respetuosas de la privacidad personal de los candidato y realicen el trabajo de pre-alquiler sin compensación.
  • 10.- Dilemas éticos de exigencia para los empleadores como para los empleados, que requieren para desarrollar un conocimiento más profundo de soluciones para hacer frente a diversas situaciones que se presentan.
Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

¿Por qué los trabajadores reinciden en hechos que afectan la ética organizacional?

El sistema de comportamiento ético y relaciones laborales en cualquier organización de trabajo es crucial para el desarrollo general de la misma. Tanto para la producción de bienes y servicios como para el intercambio o comercio. Sin mencionar que es necesaria para lograr la estabilidad y el desarrollo de la fuerza humana que hace vida dentro de una empresa, y es el pilar fundamental de esta. En otras palabras, la ética organizacional y la forma en que las organizaciones se adhieren a estos estándares, evidentemente, determina el bienestar de todas las partes que la conforman o se relacionan de manera directa, como accionistas, proveedores o clientes.

A pesar de su importancia, y tal como ocurre en la vida en sociedad dentro de otros ámbitos, el comportamiento ético de los empleados supone un desafío para las empresas.

Una organización que dedique recursos al desarrollo de políticas y procedimientos que fomenten acciones éticas está invirtiendo en una cultura corporativa positiva. La moral de los empleados mejora cuando se sienten protegidos. Las políticas pueden incluir reglas antidiscriminatorias, contra el acoso sexual e igualdad de oportunidades para el crecimiento. Lamentablemente esto no impedirá que existan transgresiones, pero si reducirá en gran medida una de las principales razones de la reincidencia de estos eventos.

 

Te explicamos cuáles son las dimensiones del clima organizacional.

 

¿Qué causa las reincidencias?

Al hablar de una de las causas principales de este hecho, nos referimos a la falta de reportes de irregularidades por parte de los empleados. La mayoría de las veces que los trabajadores no emiten ningún tipo de reporte se debe a que el problema ya fue resuelto por ellos mismos o por otro empleado.  Aunque por todas las veces que un reporte no se emitió, y el incidente simplemente se pasó por alto debido a distintas razones, como que no se le haya dado la importancia adecuada o que, debido al mismo ritmo de trabajo, que demanda prestar atención a las tareas y acontecimientos del día a día, vaya quedando rezagado en el radar de prioridades, lo que nos lleva a la segunda de las principales causas: el olvido. La falta de reportes o informes, lleva al olvido a las violaciones y las políticas éticas de la organización, lo que crea un círculo vicioso que trae consigo que los trabajadores reincidan en estos hechos.

 

Memoria difusa

Sabemos que, tanto en los negocios como la vida cotidiana, las personas buenas a veces hacen cosas malas. Que pueden variar en el nivel de gravedad, ya sea una pequeña mentira hasta fraudes o actos deshonestos continuos. Y debido a que a las personas no les gusta mirarse a sí mismas bajo una óptica negativa, inconscientemente tienden a tener recuerdos menos vívidos de los tiempos en que su ética fue dudosa. Lo que nos lleva a la otra cara de la moneda de los hechos, donde irónicamente, el infractor, también olvida.

A todos nos gusta pensar que lo que hacemos es lo correcto, aunque eso nos lleve a caer en rincones moralmente grises. El darse cuenta de esto puede resultar desagradable y amenaza la imagen que las personas tienen de sí mismas.

Lo cual psicológicamente funciona como una trampa, y las personas son incapaces de ver lo malo de sus acciones, a este fenómeno se le conoce con el nombre de amnesia ética. Un estudio de la Universidad del Noroeste en EE.UU, reveló que las personas no recuerdan con mucha claridad sus transgresiones, lo que aumenta la posibilidad de que los individuos repitan su mal comportamiento en el tiempo.

 

Creando un ambiente seguro

Una forma de minimizar los riesgos internos, conductas indebidas e incumplimientos es crear un entorno en que los empleados sientan que pueden presentar informes de irregularidades, vengan del nivel que vengan dentro de la empresa, sin sufrir ningún tipo de represalias o castigo. Las altas tasas de informes ofrecen a las empresas la oportunidad de identificar y erradicar problemas potencialmente desastrosos.

En cuanto a la “amnesia ética” es fundamental que los empleadores comprendan cómo funciona, de manera que puedan fomentar una cultura que promueva la autorreflexión entre los empleados. De manera que las personas sean más conscientes de sus acciones, lo que los ayudará a aprender de ellos y a no actuar de manera no ética en el futuro.

 

Conoce cómo medir la honestidad laboral.

 

Como ya comentamos, la ética organizacional es indispensable para el correcto funcionamiento de la empresa, ya que este es uno de sus principales cimientos y define las actividades para alcanzar las metas y los objetivos.  La prevención de estos hechos es el primer paso para evitar que nuestros empleados actúen en contra de la ética organizacional.  Con el objetivo de cubrir esta necesidad, AMITAI cuenta con una serie de soluciones éticas para evaluar, verificar los puntos de control y mejorar la cultura laboral de la empresa. Son detalles que la mayoría pasan por alto pero que son indispensables para garantizar una fuerza laboral más eficaz.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Ética organizacional: ¿Cómo evitar la corrupción en las empresas?

La corrupción es un dilema realmente preocupante que poco a poco se ha ido saliendo de control, llegando a afectar a todo tipo de área y actividad económica. Es por lo anterior que no queremos que tu empresa haga parte de dicha lista, así que te queremos compartir algunos consejos para evitar este flagelo en tu organización.

La corrupción hace parte del espectro de la delincuencia, en donde una empresa o personas que se presentan en representación de una, actúan de manera cuestionable a fin de encontrar un beneficio, esto dejando de lado las jurisdicciones y normativas existentes. Dentro de este flagelo encontramos delitos tales como:

  • De cuello blanco: dícese de las actuaciones cometidas por los representantes de las empresas quienes en su mayoría son directivos y personas de gran poder e influencia en la misma.
  • Crimen: dentro de esta categoría encontramos el conocido crimen organizado. Su característica central es el uso de las empresas u organizaciones para cumplir propósitos ilegales, como lo es el lavado de dinero, el enriquecimiento ilícito, entre otros.
  • Corrupción política: en gran parte de los contextos, las empresas se alían con la parte turbia de la política a fin de facilitar sus crímenes desde la protección de las autoridades.

Las modalidades más comunes que podemos encontrar en un acto de corrupción son:

  • Falsificación y manipulación de estados contables.
  • Uso ilegitimo de información.
  • Soborno.
  • Publicidad engañosa.
  • Fraude.
  • Evasión fiscal.

Ya que conocemos un poco el panorama, veamos las maneras en las que puedes evitar la corrupción en tu empresa:

La ética organizacional es el pilar que permite el avance empresarial, determina las maneras correctas de proceder y los principios clave que han de seguir los empleados, directivos y demás involucrados con las operaciones de la empresa. Por ello el primer paso al desarrollo, lo encontramos en el fortalecimiento de la ética y de su promoción en el personal.

De igual modo, es necesario tener en cuenta que, como jefe y directivo, tienes en tus manos el deber de construir la integridad en tu empresa; mientras que tú como empleado, tienes el de forjarla y mantenerla a lo largo de tu camino laboral.

Así pues, aplica los siguientes aspectos:

  • Código de conducta: los protocolos de ética organizacional, los manuales y el fortalecimiento de la cultura, son fundamentales a la hora de mantener un estatus quo de comportamiento en la empresa.
  • Eliminación de riesgos: la revisión y el constante control de los procesos ejecutados en la empresa, en especial a lo que tiene que ver con los externos, te ayudarán a identificar las posibles fuentes de corrupción. En caso de ser necesario puedes adquirir la asesoría profesional de una consultoría especializada.

Ahora bien, es necesario además que se preste total atención en los procesos de contratación y en los perfiles de los aspirantes.

  • Atención a los contratos: revisar las maneras en las que se desarrollan los contratos, los valores a tratar y las empresas con las que nos vamos a aliar, es de gran ayuda para determinar los protocolos que se deberán seguir unidos a las normas. Aquí es donde la ética más presente estará, ya que los contratos deberán estar relacionados con su cumplimiento.
  • Integridad de arriba hacia abajo y viceversa: volvemos a decirlo, como líder y directivos la ética debe ser un punto a aplicar; dar ejemplo y gestionar los protocolos y su promoción en los empleados, hace que todo sea retributivo y constante.

 

Te puede interesar: 5 razones por las que debes fomentar la cultura organizacional

 

Así pues, revisa los códigos de ética de tu empresa, enfócate en su cumplimiento y sé una parte importante en la sociedad diciéndole NO a la corrupción. La salida fácil no es siempre la respuesta.

Síguenos en: