Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Costa Rica

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Importancia de un directivo que lleva consigo la ética profesional

La ética profesional es, ante todo, un valor y se refiere al conjunto de normas que rigen el comportamiento de las personas en el entorno laboral. Los códigos de ética marcan la pauta de la conducta que los trabajadores de todo nivel dentro de la organización deben seguir, y su cumplimiento es imprescindible para alcanzar los objetivos de la empresa, pero también los personales dentro de esta.

 

La importancia del liderazgo ético

A la ética, como a todo valor, no le basta con describirse en un libro de texto o en un manual de instrucciones, se debe predicar con el ejemplo. De nada sirve a la organización un código ético y moral que pueda usarse de modelo para la industria si, las cabezas que la dirigen, no se apegan al comportamiento descrito en él.

Los líderes éticos son indispensables para el cumplimiento de las premisas morales de la organización, sin estos, el grupo de trabajo recibirá señales contradictorias, produciendo caos en el comportamiento individual de los trabajadores y, en consecuencia, de la organización en su conjunto.

Recordemos que lo que sucede en las empresas repercute más allá de su propio espacio. La sociedad toda sufre o se beneficia de la actuación de las compañías y negocios sin importar su tamaño, campo de acción o ubicación geográfica. Esta afectación es, precisamente, el campo de acción principal de la ética en las empresas y, es por este motivo que, el papel de los líderes encargados de dirigir sus destinos cobra una tremenda importancia.

 

También te va a interesar: Código de ética profesional.

 

Es indispensable que, para lograr implantar los valores éticos y morales que regirán el comportamiento de los trabajadores, los valores propios del líder se encuentren alineados con los de la empresa. Las compañías deben prestar especial atención a la selección de quienes ocuparán posiciones de liderazgo, pues si los valores no son compartidos, tal vez se alcancen los objetivos económicos establecidos, pero el costo social puede ser enorme. En este sentido, la compatibilidad de valores es tan importante como el conocimiento o la experiencia que los candidatos a ciertas posiciones tengan.

 

El comportamiento ético como palanca de desarrollo

Así como las decisiones de las empresas repercuten más allá de sus muros, de igual manera las decisiones personales trascienden de la persona misma. Cuando hablamos de trabajadores, sus decisiones afectan directamente a sus equipos de colaboradores cercanos, pero también a la agrupación en su conjunto.

Las malas prácticas siempre terminarán por desviar y retrasar a las empresas del logro de sus objetivos, muy en especial, cuando como resultado de sus acciones, han perdido la confianza de la sociedad. Con las personas sucede exactamente lo mismo, una vez que han perdido la confianza de sus colegas es muy difícil que se logre recuperar, lo cual, impedirá o, cuando menos, retrasará su desarrollo profesional por el que tanto han luchado.

Por el contrario, las decisiones basadas en la ética, posiblemente impliquen mayores costos económicos para las empresas y las personas, pero a cambio, siempre obtendrán el reconocimiento social, lo cual, tiene mucho más valor que el aspecto económico, pues genera un vínculo fuerte y duradero entre las empresas y la sociedad. Las empresas reconocidas por su comportamiento ético y responsable, gozan de la aceptación del público y abren las puertas a sus productos generando un círculo virtuoso que, con seguridad, generarán beneficios a largo plazo.

Alcanzar este punto es precisamente la responsabilidad de los líderes empresariales, quienes, a través de sus acciones, conducen los esfuerzos de las compañías para vigilar que no afecten negativamente a las personas, al medio ambiente o, a otros participantes de la industria deslealmente.

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Ética y cumplimiento en la nueva normalidad

Sin duda alguna, la emergencia sanitaria global ha desafiado profundamente nuestras prácticas empresariales. El mundo laboral y sus procesos enfrentan nuevos retos y desafíos que deberemos arrostrar en la nueva normalidad con flexibilidad y apertura, pero también con un profundo sentido ético y humano. ¿Qué implica y qué exigirá la ética y el cumplimiento en la nueva normalidad?

 

Nuevos desafíos éticos para nuestras empresas

En la nueva normalidad, las empresas deberán atender los factores de riesgo en cuanto a la integridad de su organización en el cumplimiento de las disposiciones de reapertura, planeación estratégica y operación. Estas disposiciones implicarán un gran sentido de la responsabilidad social, pues, si bien contienen regulaciones específicas, supondrán la voluntad y el compromiso de las empresas por seguirlas y cumplirlas. Esta responsabilidad social de colaboración es una parte del componente ético.

 

¿Cuáles serán los aspectos principales de este nuevo Compliance ético en la nueva normalidad?

 

1. Asegurar el cuidado de la salud de clientes y colaboradores

La normativa oficial cambió para establecer que las condiciones laborales y de servicios y atención incorporen nuevos protocolos de cuidado. El comportamiento ético corresponderá, sin duda, en seguir de manera atenta y sin cortapisas las medidas preventivas en el regreso físico al trabajo, así como no poner en riesgo la integridad de los empleados y colaboradores por un interés económico.

 

2. Gestión del talento en home office

En el marco del trabajo a distancia se deberá promover que, por un lado, las empresas establezcan procedimientos que aseguren la salud emocional, la comunicación efectiva y los procesos de digitalización generales adecuados y accesibles.

Por otro lado, que los empleados y colaboradores se comprometan y cumplan con las normativas y pautas de autocuidado y de productividad. Esto sin duda también es una implicación ética de la nueva normalidad.

 

3. Mejora en la atención a distancia

Muchas empresas estarán en las condiciones de atender a sus clientes de manera remota y esto implica no solo establecer procedimientos claros de atención, sino también de seguimiento y satisfacción. La disposición ética que se derivará de este punto es que se deberá dar seguimiento puntual a las necesidades de los clientes, los cuales deberán ser atendidos con un interés genuino de servicio.

 

4. Impacto en las cadenas de suministros

Cumplir las normativas oficiales e institucionales con interés y responsabilidad social en la nueva normalidad, tendrá un impacto en la relación con los otros actores en la cadena de suministros. Esta respuesta comprometida podrá favorecer que las empresas de proveeduría y los aliados de negocios generen una cadena de valor que promoverá que nuevas empresas y organizaciones se sumen con buenas prácticas éticas y con protocolos de seguridad laboral. Se tratará de provocar una “bola de nieve” positiva.

 

5. Liderazgo corporativo

Probablemente, este rasgo sea la síntesis de los anteriores, pues el aspecto de la ética y las disposiciones relevantes en la nueva normalidad derivarán en el fortalecimiento de la marca y el prestigio de la empresa. Tener como principio el cuidado de colaboradores y clientes, promover un trabajo a distancia productivo y responsable, fortalecer la atención y seguimiento de los clientes, y ser ejemplo en las redes de suministro, sin duda, apuntalará el liderazgo empresarial y hará una diferencia.

 

6. Supervisión y autoevaluación

Es importante tener presente que la autoridad puede inspeccionar y supervisar en cualquier momento el cumplimiento de las normativas y medidas establecidas. Esto hace necesario que se desarrollen mecanismos de autoevaluación derivados de una política de integridad y ética empresarial.

Como puedes ver, asumir con ética y responsabilidad social el cumplimiento de las normas y principios en la operación de nuestras empresas, contribuirá sin duda a la construcción social de una nueva normalidad que responda con pertinencia a nuestro tiempo.

 

También te va a interesar: Valoración de competencias en la reactivación laboral

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Descubre cómo evitar la corrupción dentro de tu empresa

Aunque en teoría a nadie le gustan los actos deshonestos que atentan contra la moral y la ética profesional, por desgracia, en la práctica muchas personas acostumbran a efectuar este tipo de actividades. Los que incumplen las normas muchas veces lo hacen con justificaciones que creen que son válidas, por lo cual es difícil detectar y detener esta conducta. Por fortuna, hay maneras comprobadas por agencias profesionales sobre cómo evitar la corrupción.

 

Medidas para detener las prácticas deshonestas

Los actos de cohecho representan un peligro no solo para las instancias públicas, también para las privadas. El riesgo que representan es tan importante que incluso la UNODC, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, estipula que es una plaga que produce consecuencias inesperadas sumamente corrosivas.

 

¿Cómo detener este tipo de comportamiento en una empresa?

  • Analiza el nivel de corrupción empresarial. Por medio de perfiles psicométricos podemos conocer el tipo de personalidad de todo el recurso humano. Así puedes saber quién es más propenso y quién, de hecho, ya está envuelto en actos poco profesionales.
  • Identifica el tipo de corrupción. Es primordial saber si estás lidiando con conductas intencionales o necesarias. Las primeras ocurren cuando se busca conscientemente delinquir para obtener un beneficio en cuanto se ve la oportunidad. Las segundas se presentan cuando el usuario cobra una tarifa para realizar las mismas actividades por las cuales cobra de manera oficial. Cuando la conducta es intencional puede ocurrir esporádicamente, cuando es necesaria se efectúa de manera rutinaria.
  • Aplica la norma ISO 37001:2016. Esta cultura empresarial tiene el objetivo de prevenir, detener y corregir las prácticas ilícitas dentro de las instituciones. Es conocida como Sistema de Gestión Antisoborno.
  • Crea un código de conducta que sea informado de manera constante a todo el recurso humano de la compañía, sin hacer diferencia por puesto en el organigrama ni por antigüedad. Este reglamento debe ser una pauta para generar un buen ambiente de trabajo y motivar a tus empleados a comportarse de manera honrada y responsable.
  • Promulga con el ejemplo. Como empresario, gerente o trabajador, si quieres producir un ambiente laboral donde reine la transparencia y las buenas prácticas profesionales, tienes que convertirte en un modelo a seguir para todos los demás. Recuerda que las palabras pueden cautivar, pero los actos convencen. Cuando observas a alguien hacer algo bueno, no encuentras un pretexto para no imitarlo.
  • Crea un canal de denuncias anónimo. En muchas ocasiones, los miembros de un equipo de trabajo no quieren denunciar a sus compañeros por temor a las represalias sociales que eso puede conllevar. Asimismo, se niegan a hacerlo por el temor a ser desestimados. Una línea de denuncia anónima puede generar mayor confianza en los individuos para declarar quién, cuándo y dónde se efectuaron actividades que iban en contra de la política de la empresa.
  • Mantén una cultura de procesos claros. Saber quién hace qué dentro de la institución ayuda a generar un clima de confianza, de equidad, justicia y cooperación. Así, todos saben que el éxito grupal es resultado del trabajo bien hecho de cada una de las partes. Todos los miembros tienen que considerar la empresa como un gran engranaje que funciona, porque todos cumplen con sus labores de la mejor forma posible.

Aunque es complicado asimilar que una empresa es víctima de actos poco éticos y que la moral de los trabajadores está comprometida, es necesario aceptarlo, pues solo así vamos a poder corregir la mala praxis. En el mundo empresarial debes siempre recordar cuál es tu misión principal: hacer buenos negocios.

 

También te va a interesar: ¿Por qué es importante combatir la corrupción dentro de las empresas?

 

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

5 estrategias para acabar con la corrupción

Por desgracia, el porcentaje de las malas prácticas profesionales que cunden ante la deshonestidad es cada vez más alto. Al grado en que el Índice de Percepción de Corrupción, IPC, elaborado por el Organismo de Transparencia Internacional, reporta que diversos países del mundo presentan una calificación de 9 a 16 puntos en un margen de 0 a 100, donde 0 es el puntaje más bajo. La pregunta es, entonces, cómo acabar la corrupción.

 

Maneras de evitar la mala praxis

Para acabar con un problema tan grande como es la evidente falta de ética, moral, honestidad y respeto en la población, hay que saber utilizar de manera creativa e inteligente todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance. Especialmente, si tenemos en cuenta que este problema muchas veces se presenta en forma de soborno o cometiendo diversos actos ilícitos o poco ortodoxos.

Lo mejor es recurrir a una agencia profesional que nos pueda orientar desde el exterior sobre cómo reestructurar el interior de una compañía para lograr mejores resultados.

  1. Establecer con claridad las sanciones ante actos de deshonestidad y cumplir cabalmente el reglamento interno de la empresa. Las represalias por incurrir en actividades indebidas puede ir desde una sanción monetaria hasta una llamada de atención en la hoja de vida, una acta administrativa, días de suspensión laboral sin goce de sueldo, despido o incluso una demanda jurídica, dependiendo del carácter fraudulento detectado. Sea cual sea el caso, se debe actuar conforme a derecho sin distinciones.
  2. Establecer cursos, talleres y diplomados para los trabajadores. Muchas veces, las personas incurren a actividades erradas debido a que las perciben como algo normal. Es importante inculcar una perspectiva filosófica sobre rectitud y probidad que muestre la importancia de obrar bien, aun en los momentos de mayor tentación. Aparte, es necesario recordar continuamente cuáles son los valores por los que la institución se rige, así como su misión, visión y objetivos. Cuando no se sabe cuál es el camino correcto, es más fácil extraviarse.
  3. Crear una línea de denuncia anónima. Es importante que todos los miembros de una compañía sientan la libertad y la seguridad de poder informar de actividades prohibidas que han presenciado en sus compañeros. Cuando alguien detecta conductas sospechosas en trabajadores que se encuentran en una posición privilegiada en el organigrama empresarial, que son sus jefes directos, sus amigos o accionistas, se hace difícil el hablar sobre ello.
  4. Realizar una auditoría interna sobre las condiciones psicológicas, emocionales y productivas de los trabajadores. Esto se logra con exámenes psicométricos adecuados para la situación, dejando claro que lo que se busca es mejorar las condiciones del ambiente laboral y ayudar a cada uno de ellos a desarrollar más sus conocimientos y habilidades, así como su ética profesional. De esa forma, las pruebas no se verán con recelo, sino como una oportunidad de detectar áreas de mejora.
  5. Construir un ambiente de trabajo con un alto grado de transparencia. Tener acceso a la información siempre va a brindar una sensación de confianza. Si bien cada departamento es independiente entre sí, es bueno que se den resultados semanales, quincenales o mensuales sobre el rendimiento de cada sector y su reporte de actividades. Así, se comienza a incrementar el trabajo en equipo y el respeto por el trabajo de todos los que laboran en la empresa.

Estas cinco medidas pueden ser de gran apoyo para cualquier compañía, siempre y cuando no se apliquen de manera remota sino de manera constante. Solo con el paso del tiempo las buenas prácticas profesionales se volverán rutina, logrando con esto que sea impensable comportarse de otra manera.

 

También te va a interesar: Cómo acabar con la corrupción.

 

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

10 Tips para empresas que sufren corrupción

Por desgracia, los actos de ilegalidad o de soborno no son un fenómeno extraño para las empresas. Sin importar si las compañías son del sector público o privado en muchas ocasiones los empleados, sin distinción de su posición dentro del organigrama o su antigüedad, tienden a cometer actos poco éticos. Esta serie de pasos pretende guiarte sobre cómo acabar la corrupción.

 

Consejos para prevenir o detener actos deshonestos en las empresas

 

Aunque ningún método es infalible para evitar los actos de cohecho, su aplicación oportuna, rigurosa y constante puede establecer una gran diferencia en el ambiente de trabajo de cualquier sitio.

 

  1. Pruebas psicométricas. Existen diversos exámenes que pueden dar a conocer el perfil general de un futuro trabajador, de esta forma se puede saber si una persona en particular es proclive a incumplir las reglas para su propio beneficio.
  2. Elaborar, difundir y apegarse a un manual de trabajo. Este libro va a informar acerca de la misión, visión, objetivos y valores de la empresa, con lo cual se tendrá en claro cuáles son las directrices que se persiguen.
  3. Código de conducta. Se debe estipular con claridad cuáles son las reglas del centro del trabajo y cuál sería la penalización en caso de incumplirlas.
  4. Mecanismos de vigilancia. Un departamento que se encargue de supervisar las actividades corporativas para asegurar que cumplen con un control de profesionalismo y ética es una idea que ha revolucionado el mundo de los negocios en los últimos años.
  5. Ofrecer los medios para denunciar de manera anónima. Muchas veces, el personal sabe de actividades indebidas que ocurren dentro de la empresa, pero por miedo a represalias se tiende a guardar silencio. Ofrecer una línea anónima donde poder reportar conductas que atenten contra las reglas corporativas es un medio para propiciar la comunicación interna.
  6. Entrenamiento y capacitación. Se debe informar de manera constante al personal, durante toda su estancia en la institución, sobre el manual de trabajo, el código de conducta, las prácticas anticorrupción y los principios de ética. Así como sobre formas de detectar y rechazar sobornos por medio de mesas de trabajo, talleres, conferencias y cursos.
  7. Evitar la contratación de empleados de alto riesgo. Aunque por ley ninguna empresa puede discriminar a sus empleados bajo ningún concepto, es importante conocer el perfil del trabajador y comprobar sus referencias laborales para saber cuál es su personalidad y si con anterioridad ha incurrido o participado en actos de cohecho.
  8. Establecer una cultura de transparencia. Lo más importante es que todos los elementos dentro de una compañía conozcan qué es lo que sucede dentro de esta y no se piense que hay actos ocurriendo en la clandestinidad.
  9. Proporcionar acceso a la información. Si bien cada sector o área de la compañía debe ser autónomo y trabajar bajo sus propias directrices, con distinto contenido y responsabilidades, todo empleado debe poder conocer el estado general de la compañía. Solo hay que mantener como información confidencial los datos estrictamente necesarios.
  10. Promover de manera profesional, tenaz y periódicamente los nueve puntos anteriores. Gracias a este modelo, los trabajadores empezarán a actuar bajo una cultura laboral de legalidad, sin importar que los actos de deshonestidad sean un mal que aqueja a la sociedad.

 

Desafortunadamente, los actos poco éticos se hacen presentes incluso en situaciones y en personas que podríamos considerar improbables de caer bajo tal tentación errónea. Por ello, no debes escatimar nunca en medidas para hacer frente a este terrible problema de la mejor forma posible.

 

También te va a interesar: 10 claves para prevenir la corrupción dentro de las empresas 

 

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

5 factores importantes sobre la implementación de test de ética laboral

Los tiempos, sin duda, han cambiado. La modernidad ha traído consigo una evolución en todos los aspectos de la vida humana: la educación, la familia, la economía y, cómo no, el trabajo. Las relaciones laborales han cambiado también, por supuesto. Hoy en día los empleados son un eje fundamental en las organizaciones, por lo que se busca construir un ambiente laboral íntegro, sano y en el que puedan desarrollarse como individuos y profesionales.

 

La importancia de los test de ética

La mejor manera de crear ambientes laborales sanos y productivos es a partir de evaluaciones juiciosas en las que se midan el desempeño de los empleados, la productividad y las relaciones internas. Estas evaluaciones fortalecen a los tres actores involucrados: los empleados, los jefes y los clientes. Lee las siguientes razones para entender la importancia de incluir y participar de un test de ética laboral dentro de tu trabajo.

 

1. La razón ética

Estamos en el siglo XXI y debes actuar en cuanto tal. Sí, así parezca una obviedad, no lo es tanto. Una de las grandes ganancias en el terreno de las relaciones laborales es que están migrando de la clásica amo-esclavo a la renovada colega-colega, entendiéndose cada cual como igual. Justamente un test de permitiría entender la percepción que tienen los empleados sobre su propio empleo, sobre su asignación salarial, sobre sus responsabilidades y sobre su entorno. Esta información es valiosa porque te ayudará a actuar en consecuencia y crear ambientes sanos para todos. Un test es lo que merecen los empleados y es lo que mereces tú.

 

2. La razón por rendimiento

Un test para evaluar el entorno laboral es una excelente alternativa para conocer cómo actuarían las personas en determinados casos. Consideramos importante que una organización, compañía o empresa, cualquiera que sea, tome en serio su compromiso con los empleados, pues esto finalmente repercute en la percepción de estos sobre el sitio donde trabajan. Hacerlos sentir cómodos aumentará la productividad, la credibilidad y el compromiso hacia su trabajo. Es un hecho que estos test resultan muy efectivos a la hora de medir el compromiso de los empleados para saber cómo encaminar sus intereses y sus habilidades.

 

3. La razón por convivencia

El entendimiento entre las personas es un fin que se persigue con los resultados del test, ya que este permite crear espacios de confianza, apoyo y comprensión, lo que unifica al equipo y sirve para crear mayor identidad empresarial y compromiso. La comunicación es muy importante, y una mejor convivencia en el ámbito laboral puede conseguirse a través de un test.

 

4. La razón exterior

Hemos hablado del jefe y de los empleados, pero existe un tercer actor muy importante en el ámbito laboral y es el cliente. Es muy importante desarrollar este test incluso con los clientes porque su percepción es determinante. Esta información que ofrece el cliente es vital para saber qué estás haciendo bien y qué debes corregir. El cómo te perciben desde el outside marcará la diferencia, pues mejorará las acciones que realices y las relaciones que lleves con el cliente.

 

5. La razón por misión

La misión de tu empresa es la directriz de tus acciones, y una buena evaluación te ayudará a fortalecer esa directriz. Tener la mayor información ayuda a determinar tus perspectivas a futuro.

No olvides que estas cinco razones son en favor de productividad y confianza dentro de tu equipo. Ten en cuenta que hay empresas que lo hacen y de manera muy profesional, pues tienen la tecnología y la metodología adecuadas para brindarte una lectura clara sobre lo que necesitas.

 

También te puede interesar: Importancia de llevar a cabo una buena evaluación de personal

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Procedimientos concisos para prevenir la corrupción dentro de las empresas

La corrupción en las empresas es un problema frecuente y grave. Puede causar pérdidas de dinero, dañar la imagen de la empresa, afectar la productividad y, en casos extremos, puede incluso hacer que el Gobierno cierre la empresa.

Sabiendo eso, te preguntarás cómo prevenir la corrupción en las empresas. A continuación, te presentamos algunas acciones que te pueden ayudar a la prevención de este mal:

 

1.- Selección adecuada de personal

El problema con los empleados es que son necesariamente gente adulta, por lo que, si sus valores no son fuertes, será muy difícil reformarlos. Así que, si quieres prevenir cualquier acto poco ético de tus empleados, lo mejor es asegurarte de contratar gente honrada a través de la investigación de antecedentes, la solicitud de constancias y la realización de test psicométricos.

 

2.- Un código de ética

Puede parecer redundante, pero en la práctica identificar de manera precisa qué es lo que no quieres que hagan tus empleados puede evitar de manera efectiva la corrupción.

 

3.- Educación

Aunque hayas contratado personas honradas e inteligentes, cada quien tiene sus propios valores o sus propias ideas. Por este motivo, la instrucción puede ayudar a cerrar esas brechas entre lo que esperas de tus empleados y lo que ellos consideran correcto.

Por poner un ejemplo, la mayor parte de las personas no considera incorrecto aceptar obsequios o dádivas por parte de clientes y proveedores ni meter a trabajar a sus familiares dentro de la empresa aunque estos no tengan la capacidad requerida.

A través de capacitación continua, puedes asegurar transmitir los valores de la empresa a tus empleados, y así evitar que personas honradas realicen actos contrarios a la ética de la empresa.

 

4.- Implementar un sistema disciplinario

Una de las principales razones para no erradicar la corrupción es la impunidad. Las personas que cometen actos deshonestos sienten que pueden salirse con la suya y por eso que los realizan una vez; además, al no ser sancionados, vuelven a hacerlo.

El sistema disciplinario no necesariamente debe ser a través de sanciones graves, sino que puede ir desde amonestaciones escritas hasta el despido, según la severidad de la falta. Al no permitir que estas acciones perniciosas pasen desapercibidas, sin importar si son de una severidad leve, se hace saber a los empleados que son vigilados y que, de ser necesario, serán castigados.

 

5.- Un sistema de denuncia

Nadie sabe mejor que los empleados lo que hacen sus compañeros. Sin embargo, por miedo a sus superiores o a sus colaterales no se atreven a hacer saber a la empresa de los actos deshonestos de sus compañeros o sus jefes. Por eso, un canal de comunicación que permita hacer denuncias anónimas puede ser de gran utilidad para detectar y sancionar actos de corrupción.

 

6.- Auditorías externas

La revisión constante en las actividades de la empresa es el mejor método para detectar actos de corrupción, y a la vez para prevenirlos, pues no deja lugar a las personas encargadas de la administración para realizar actos perniciosos. Sin embargo, si estas revisiones son hechas por personal externo, estos actuarán de manera imparcial sin temor de perjudicar a colaterales o a superiores.

 

7. La automatización de los procesos

Emplear nuevas tecnologías para ciertas tareas permite la creación de registros que pueden ser consultados y así, en caso de que se hallen anomalías, estas puedan ser revisadas y sancionadas. Algunos ejemplos son la asistencia o el ingreso de dinero.

Claro que al final lo más importante es que la empresa tenga una moralidad propia, ya que si la corrupción es algo estructural, se verá reflejada en los trabajadores.

También te va a interesar: Ética organizacional: ¿Cómo evitar la corrupción en las empresas?

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

10 características esenciales sobre las encuestas de clima laboral

¿Sabes de alguna empresa que ofrece buen ambiente laboral y es todo lo contrario? ¡Esperamos no sea la tuya o en la que trabajas! Por eso, te contaremos todo sobre la encuesta de clima laboral para que averigües estado real de la empresa y participes en su mejoramiento.

 

Características de las encuestas de clima laboral

1. Tener claro el objetivo de su aplicación

Como directivos de una organización o responsables inmediatos de la medición del clima laboral, debemos establecer el propósito de dicha acción, es decir, responder a la pregunta de “¿para qué lo hacemos?”. De ello dependerá que podamos hacer una planeación estratégica de la gestión de los recursos humanos.

Generalmente, se busca detectar posibles conflictos humanos que estén interviniendo en el desempeño laboral del personal para poder tomar decisiones fundamentadas que permitan el desarrollo de la organización y el cumplimiento de sus metas.

2. Que midan lo que deben medir

Definir los aspectos a evaluar es esencial para la validez de una encuesta y, por ende, para la utilidad de la información obtenida. Los temas más usuales que se investigan sobre el clima laboral dentro una empresa son: carga de trabajo, relaciones interpersonales, remuneraciones, trabajo en equipo, liderazgo, comprensión de la misión y visión de la empresa, condiciones físicas de trabajo, etc.

3. Adecuación de su diseño

Para ello debemos contar con un grupo de expertos que se encarguen de su elaboración para que su forma y contenido sean correctos.

Deberás adaptar las preguntas según las necesidades de la empresa y las características de los encuestados. Asimismo, es preferible que el número de preguntas no sea extenso (un rango de 20 a 25) para que no se pierde el interés por responder.

Te sugerimos realizar una prueba piloto, es decir, que se aplique a un grupo pequeño antes de hacerlo con todo el personal.

4. Crea un ambiente propicio para su aplicación

Antes que nada, te recomendamos solicitar el apoyo y compromiso de todos y cada uno de los implicados. Para ello, es necesario llevar a cabo una capacitación previa donde se les informe sobre la metodología a seguir, las implicaciones del proceso y, sobre todo, generar confianza, dejando claro que la información obtenida será utilizada para el beneficio de todos.

5. El anonimato es su contestación

Asegurar el anonimato es clave para estimular la sinceridad en las respuestas de los participantes y eliminar el sesgo en los resultados. De esta manera, se eleva la confiabilidad de las encuestas. Dichos instrumentos pueden ser contestados por medios electrónicos, lo cual fomenta el anonimato.

6. Sensibilidad de los datos obtenidos

El momento de aplicación de la encuesta influye positiva o negativamente en los resultados de la misma. Te aconsejamos evitar los períodos de mayor actividad de la empresa, antes o después de vacaciones, luego de despidos y recortes o aumentos de salario.

7. Posibilidad de la manipulación de los resultados

La opinión de los colaboradores puede verse manipulada, por eso es importante evitar la coacción de supervisores u otras personas interesadas mediante cualquier tipo de recompensas o castigos.

8. Presentación de los resultados

Debes informar de los resultados no solo a los directivos, sino también a todos los participantes, esto garantiza la transparencia del proceso. Hazlo, también, en tiempo y forma.

9. Frecuencia de aplicación

Lo mejor es hacerla siempre en las mismas fechas, de manera anual o semestral, a fin de tener datos significativos.

10. Establece un plan de mejora

Medir el clima laboral no servirá de nada si no se toman cartas en el asunto; haz las modificaciones necesarias.

Ahora, manos a la obra, diseña e implementa tu propia encuesta; conoce la opinión de tus colaboradores.

 

También te va a interesar: Conoce los 6 puntos pilares para medir las encuestas de clima laboral 

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Averigua cómo la denuncia anónima te ayudará con abuso a tus derechos

El trabajador es la pieza clave dentro de una empresa o negocio, ya que es el que se encarga de llevar a cabo las actividades de administración y de contacto directo con el cliente. Sin embargo, a veces se cometen injusticias por parte del empleador hacia el empleado, y hay que saber en qué casos es necesario realizar una denuncia anónima.

 

¿En qué casos puedo realizar una denuncia?

Es necesario realizar la denuncia para hacer valer tus derechos como trabajador. Los casos en los que puedes llevar a cabo el proceso de denuncia son:

  • Denuncia por incumplimiento de las obligaciones laborales: El empleador o patrón tiene una serie de obligaciones hacia el trabajador que debe respetar. Los casos de incumplimiento de las obligaciones laborales son la falta de pago de los beneficios sociales (vacaciones o gratificaciones), las remuneraciones no pagadas, las comisiones y bonificaciones no concedidas, las utilidades y las horas extra no pagadas, entre otros.
  • Denuncia por no entregar documentos laborales, entre los que se encuentra el certificado de trabajo y las boletas de pago.
  • Denuncia por incumplimiento en las obligaciones de la seguridad social y del sistema previsional, como los aportes no realizados del ISSSTE, así como también el incumplimiento de pago del seguro social.
  • Denuncia por despido arbitrario o injustificado: Es cuando el empleador toma la decisión por su cuenta de despedir al trabajador sin exponer las razones por las que incurre en esta práctica. El plazo para poder demandar por despido injustificado es de 30 días después de que se llevó a cabo el despido. Si no existe ningún documento en el que se avale que el trabajador fue despedido, es cuando se incurre en un despido arbitrario o injustificado.
  • Denuncia por accidente de trabajo: Se debe dejar constancia del accidente de trabajo, así como señalar los hechos y acontecimientos del accidente y declarar testigos.

 

También te va a interesar: Pasos para realizar una denuncia anónima.

 

¿Qué debe tener una denuncia por incumplimiento de obligaciones laborales?

  • Debes citar la identificación del trabajador, así como también la identificación del empleador.
  • Señalar de manera clara los incumplimientos en los que se incurrió.
  • Expresar los periodos de los incumplimientos del pago.
  • Fecha de ingreso al trabajo.
  • Remuneración que percibió el trabajador.
  • Cargo en el que se desempeñó el trabajador.
  • Horario de trabajo establecido durante el periodo laboral del trabajador.
  • Firma del trabajador.

 

¿Qué debe tener una denuncia por despido injustificado?

  • Datos del trabajador.
  • Lugar en donde se realizó el despido.
  • Fecha exacta en la que se incurrió en el despido.
  • Nombre de la persona que despide al trabajador.
  • Recalcar los hechos y acontecimientos ocurridos.

 

Recomendaciones y consejos para el trabajador

  • Lleva un registro de los periodos que constituyan la deuda reclamada, ya que los periodos adeudados deben ser indicados a la hora de proceder con la denuncia por incumplimiento de pago.
  • Para realizar la denuncia de manera reservada, es decir, anónima, deberás indicar en el documento de la denuncia que la presente inspección se determine con reserva de identidad.
  • Te recomendamos que, después de realizar una denuncia por despido injustificado, realices inmediatamente tu demanda para reclamar una indemnización o una reposición.
  • En caso de una demanda por accidente de trabajo, debes citar si como trabajador recibiste los servicios de la atención médica pertinente a la hora de que ocurrió el accidente. También debes señalar si te fueron otorgadas las medidas de seguridad en el trabajo.

No olvides que, como trabajador, cuentas con obligaciones, pero también con derechos, los que puedes hacer valer por medio de la ley y de las denuncias. Es importante que conozcas los casos en los que puedes denunciar.

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Entérate sobre cómo mantener un clima laboral sano con distancia social

Mantener un buen clima laboral siempre ha sido un reto para las empresas, pero ahora quizá piensas que se convertirá en toda una odisea durante el distanciamiento social derivado de la pandemia por el coronavirus. ¡No te preocupes! A continuación, te ofrecemos algunos tips que puedes implementar en estos tiempos.

 

1. Cuida la comunicación interna

Si pensaste que el “radio pasillo” había llegado a su fin con el distanciamiento social, lamentablemente no es así. Evita que el rumor se apodere de tu empresa y mejor abre canales de comunicación nuevos, adaptados a las necesidades que ameriten las circunstancias; y da un mayor seguimiento a los que ya tenías establecidos antes de la contingencia.

Sin duda, las medidas de sana distancia pueden generar distorsiones en la comunicación; sin embargo, el distanciamiento solo es físico, mas no social en el sentido estricto de la palabra, por lo que esto no impide que las personas se sigan comunicando a través de vías remotas como son las redes sociales, videoconferencias o las llamadas telefónicas.

Te recomendamos que aproveches dichos medios de comunicación para establecer contacto directo con tus colaboradores y, así, puedas hacerles llegar avisos, instrucciones, retroalimentación, etc. Asimismo, ellos también puedan externar sus dudas, comentarios o sugerencias y tener la certeza de que serán escuchados por la empresa.

 

2. Administra la carga laboral

El confinamiento en el hogar, con el fin de evitar contagios masivos, ha hecho necesario y obligatorio el trabajo remoto. Esta forma de trabajar implica nuevos retos, entre ellos, quizá el más importante sea el de lograr una alta productividad sin supervisión directa.

No obstante, un buen líder debe ser capaz de orientar el trabajo de su equipo hacia la consecución de los objetivos pese a las circunstancias (en este caso, el distanciamiento físico) y una buena forma de empezar a hacerlo es gestionando adecuadamente la carga laboral de cada uno de tus colaboradores.

Establece plazos considerables de entrega, distribuye de manera equitativa el trabajo entre todos los integrantes del equipo y no te comprometas con los clientes si no crees posible cumplir con sus requerimientos en tiempo y forma. El uso de un cronograma de trabajo te ayudará a programar las actividades de tu equipo y a definirlas claramente. Así, evitarás malentendidos y contratiempos.

 

3. No descuides la remuneración de tus colaboradores

Sí, lo sabemos, la pandemia por la Covid-19 traerá consigo, inevitablemente, una crisis económica en todo el mundo y las finanzas de tu empresa se verán afectadas, pero, si los ingresos de tus colaboradores comienzan a verse minados, seguramente su motivación disminuirá y la productividad de tu negocio también.

Por eso, trata que su remuneración no se vea afectada. Si no te es posible, establece un plan de estímulos y compensaciones lo suficientemente robusto para mitigar los efectos en el salario.

 

4. Sigue capacitando a tu equipo de trabajo

El trabajo a distancia requiere de habilidades laborales específicas como, por ejemplo, el manejo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) o la autogestión del tiempo y, si los miembros de tu equipo no las tienen, deberás ayudarles a desarrollarlas o mejorarlas, según sea el caso.

Para eso, crea planes de capacitación y desarrollo de personal; llévalos a la práctica y asegúrate de evaluar su impacto al término de los mismos.

Además, siempre será bien visto por nuestros colaboradores el que, como empresa, nos preocupemos por su desarrollo profesional, lo cual influirá, por tanto, en el clima de trabajo dentro de la organización.

En conclusión, es posible y necesario generar un buen clima organizacional en épocas de distanciamiento social.

 

También te va a interesar: 5 acciones que deben tomar los líderes para mantener un clima laboral idóneo.

 

Síguenos en: