1 junio, 2022

Diferencias entre ética empresarial y responsabilidad social

Debido al cambio constante de las estructuras sociales, el concepto de etica empresarial se encuentra ya muy ligado con el de responsabilidad social. A pesar de esto, conviene que sepas que no necesariamente persiguen los mismos fines ni se enfocan en las mismas áreas de impacto que una empresa puede llegar a tener.

Aspectos en común y diferencias notables

Lo primero que tenemos que decir al respecto es que la ética dentro de una empresa es fundamental para el funcionamiento de la misa. Es imposible esperar que una compañía pueda tener excelentes resultados, si no aplica una serie de valores éticos y morales en su proceder.

Actuar de forma ética y moral no solo fortalece el vínculo entre jefes, trabajadores y dueños, sino que crea un clima laboral agradable y, más importante que esto, genera confianza y credibilidad en los clientes. Esto último ayuda a que la reputación de la compañía crezca y sus productos o servicios sean adquiridos cada vez por más y más consumidores.

Por su parte, la responsabilidad social es un compromiso de índole moral que tu empresa o compañía adquiere para con la sociedad. Es el retribuir bienestar con acciones específicas a una comunidad. Estas acciones pueden ser: becas, fideicomisos, apoyos económicos, sorteos y demás eventos que den una ayuda económica a los miembros de la sociedad donde tu empresa genera un impacto directo.

Entonces, podemos enlistar los siguientes aspectos en común que tienen estos dos conceptos:

  • Su implementación da un enfoque más humano a tu empresa, viéndose esta como una entidad social y no como una organización dedicada solo a generar ganancias.
  • No es difícil ponerlos en práctica. Si bien es cierto que requiere la concientización de tu personal, la verdad es que vale la pena, pues al hacer un análisis, podrás observar que el beneficio que se obtiene sobrepasa a cualquier costo.
  • Ambas acciones generan mayor confianza tanto en los clientes externos (tus consumidores) como en los internos (tus trabajadores).
  • Los dos tipos de acciones van encaminadas hacia una mejora en el funcionamiento general de la empresa en donde se aplican.

Diferencias a destacar entre estas dos prácticas

Sabiendo bien qué puntos hay en común, podemos ahora enlistarte las diferencias más importantes:

  1. La responsabilidad social se centra en buscar que los resultados del impacto que tu empresa tenga sobre la sociedad a la que influye sean siempre positivos. Esto, por otro lado, aunque puede estar gobernado por principios éticos, no necesariamente depende de estos principios para implementarse.
  2. La responsabilidad social no siempre está ligada al cumplimiento de las leyes que rigen a una comunidad. Sin embargo, los principios de ética deben ajustarse a la normatividad vigente en todo momento.
  3. Los principios éticos de una empresa contemplan la puesta en marcha de prácticas y valores que benefician a los trabajadores y colaboradores de dicha compañía. La responsabilidad social se centra más en lo que sucede fuera de ella y cómo la gente ve desde afuera su accionar.
  4. Las acciones de beneficio social modifican el entorno de una comunidad, ciudad o país. En algunos casos, cuando la empresa es transnacional o de gran envergadura, estos cambios pueden sentirse a nivel internacional.
  5. Los principios de ética en las empresas son delimitados por la misma compañía. Por su parte, las acciones de beneficio a una sociedad dependen de las necesidades que está tenga.

En conclusión, los principios de ética en una empresa son aspectos interiores que definen los procederes ante situaciones determinadas. Estos pueden ser cambiados según convenga a los interesados. Contrario a esto, las acciones de responsabilidad social son delimitadas por el lugar donde tenga impacto tu compañía.

También te podría interesar: