Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Costa Rica

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Cultura empresarial para prevenir la corrupción

Si quieres saber cómo prevenir la corrupción, fortalecer la cultura empresarial para alcanzar las metas y objetivos deseados, y saber manejar el factor humano, aquí te contamos algunas pautas que esperamos te sean de utilidad y los puedas poner en práctica.

 

Valores y ética empresarial

Con el objetivo de evitar la corrupción dentro de las empresas, es necesario tener una cultura que fomente valores como honestidad, compromiso, integridad y transparencia.

Para lograrlo, los directivos y gerentes deben crear actividades que les permitan poner en práctica dichos valores, así como mostrar comportamientos de liderazgo y ser su modelo a seguir.

Esto último es de suma importancia, ya que la principal manera de aprendizaje es a través de la observación, de tal manera que los empleados imitarán (inconscientemente) actitudes y comportamientos.

 

Código de ética

Es importante mencionar que se debe tener un código de ética en donde se estipulen las conductas que estén permitidas y lo que debe ser evitado. Igualmente, se deben identificar todas las posibles fuentes externas de corrupción para eliminarlas por completo, y de no lograrlo, considerar la opción de contratar asesoría externa que detecte y erradique todas las posibilidades de corrupción.

Cabe destacar que también puede provenir de fuentes internas, de tal manera que es conveniente analizar los procesos de la empresa, y de ser necesario, reestructurarlos.

 

Factor humano

Por otro lado, en los procesos de selección de personal, se deben analizar minuciosamente los perfiles de los empleados potenciales; de esta manera, se asegura que cumplan con los estándares y personalidades buscados.

Sin embargo, el recurso humano tiende a cometer acciones inmorales, razón por la cual debe ser constantemente estimulado a través de actividades para que se mantenga al margen del código de ética.

Así mismo, se les debe capacitar para que sepan cómo reaccionar en caso de ser seducidos al soborno, o “mordidas”, y estar informados de las implicaciones legales que podrían tener. Esto fortalece su sentido de pertenencia a la empresa, lo que a largo plazo representa mayor compromiso y responsabilidad social.

Se deben mantener involucrados en las metas y objetivos empresariales para que sean conscientes del aporte que brinda su trabajo y así evitar que caigan en acciones corruptas, pues les provoca un sentimiento de remordimiento. Es decir, si todos son conscientes de la importancia que tiene su contribución, por iniciativa propia no incurrirán en actitudes corruptas.

 

Prevenir la Corrupción en las empresas

 

Prevención de conflictos

Aunado a esto, anticiparse a conflictos ayuda a prevenir disputas y a establecer estrategias que sirvan para llegar a consensos cuando así sea requerido. Por lo general, son las diferencias entre empleados las que provocan que tengan actitudes corruptas.

Por tanto, se debe buscar el modo de solucionarlas de la mejor manera posible, en la que las partes involucradas puedan beneficiarse de un modo o de otro (win-win).

 

Monitoreo

Finalmente, es recomendable tener un sistema que permita monitorear los movimientos de los empleados para que se tenga un historial o registro de las acciones que llevan a cabo.

Si a esto le añadimos que esté disponible para todos los colaboradores de una empresa, facilita su control y evita que incurran en comportamientos corruptos, además de que se protege la información y sirve como respaldo o evidencia por si alguien es llevado a juicio.

Entre mejor sea la comunicación interna de una empresa, las probabilidades de cometer acciones corruptas disminuyen, ya que están informados sobre los movimientos y responsabilidades que tienen los demás.

Con todo esto, podemos decir que los empleados son clave para llevar una empresa libre de corrupción, a quienes se les debe proveer con las herramientas necesarias para reconocerlo, evitarlo y sobrellevarlo.

 

También te va a interesar: Procedimientos concisos para prevenir la corrupción dentro de las empresas.

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

10 claves para prevenir la corrupción dentro de las empresas

La corrupción es uno de los mayores problemas a los que posiblemente te enfrentarás durante la administración de una empresa. Puede llegar a provocar un estancamiento en el crecimiento de tu compañía o hasta hacerte enfrentar graves sanciones legales. Por ello, es de suma importancia que te informes acerca de cómo prevenir la corrupción.

 

Acciones que previenen la corrupción empresarial

Cuando la corrupción se ha infiltrado en el interior de una empresa, muy difícilmente se podrá detener. Lo mejor que puedes hacer es prevenirla tomando en cuenta las siguientes estrategias:

  1.  Forma trabajadores con valores. Sin duda, la falta de valores es la causa inicial de un comportamiento corrupto. Puedes combatir de raíz el problema propagando entre tus empleados los valores institucionales y siendo un modelo de buen comportamiento.
  2.  Crea un código ético. En este código debes hacer valer los principios éticos de la organización, es decir, establecer la pauta de acción y comportamiento. Es crucial que en el mismo establezcas sanciones que se aplicarán a todos aquellos que incurran en un acto deshonesto.
  3.  Sé transparente. Una empresa transparente es aquella que comunica todos los sucesos importantes a sus empleados, a sus clientes y a todos los que tengan alguna relación con ella. Esta forma de actuar generará confianza entre los trabajadores y no dará lugar a la corrupción.
  4.  Establece líderes incorruptibles. Las personas con un alto nivel en la jerarquía empresarial tienen la capacidad de ejercer una mayor influencia sobre los demás trabajadores. Por lo tanto, debes buscar que tus altos mandos estén ocupados por individuos con grandes estándares éticos y morales.
  5.  Supervisa. Una buena supervisión reduce la posibilidad de que se realicen actos fraudulentos sin ser descubiertos oportunamente. Para este fin, instituye una comisión encargada de vigilar las actividades diarias de cada área de la compañía y de efectuar auditorías semestral o anualmente.
  6.  Instaura un sistema de denuncia anónima. Habilita un canal de comunicación seguro, ya sea por vía telefónica o Internet, por el cual los trabajadores puedan denunciar cualquier irregularidad o violación al código ético de la organización. Es importante asegurar el anonimato del denunciante para evitar represalias y que exista alguien que dé seguimiento constante a las denuncias.
  7.  Da seguimiento. Una vez que seas informado acerca de un comportamiento corrupto o de una sospecha, debes asegurarte de que se realicen la investigación y el juicio correspondientes para llegar al establecimiento de una sanción justa. Tanto la búsqueda de información como el juicio deben ser realizados por una persona que no esté involucrada en el hecho, no se deben basar en opiniones o especulaciones y deben seguir un procedimiento previamente establecido.
  8.  Sanciona las faltas. Para evitar reincidencias o nuevos actos deshonestos, es crucial que sometas a una sanción a quien sea encontrado culpable de llevar a cabo acciones poco éticas. El castigo debe ser proporcional a la falta cometida, puede ser desde una suspensión temporal o hasta una degradación y debe aplicarse sin importar el cargo que ocupe el infractor.
  9.  Recompensa a tus trabajadores. Reconocer el esfuerzo y lealtad a la empresa conseguirá que se mantenga esa actitud. Una buena forma de lograrlo es mediante un sistema de incentivos que premie el buen comportamiento ético dentro de la empresa. Los incentivos pueden constar de una remuneración económica o de mejores oportunidades laborales.
  10.  Despide. En algunas ocasiones, deberás despedir a algún empleado como último recurso. Todos los actos negativos deben ser sancionados de acuerdo a su magnitud.

Si quieres prevenir la corrupción empresarial, empieza por ti mismo: actúa de la manera más honesta posible y transmítelo a todos tus socios. Sé un ejemplo de cómo hay que actuar.

 

También te va a interesar: Ética organizacional: ¿Cómo evitar la corrupción en las empresas?

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

¿Por qué es importante combatir la corrupción dentro de las empresas?

La corrupción es un tema recurrente en la vida de las personas. Siempre que pensamos en ella, nuestra mente nos recuerda inmediatamente a los Gobiernos y sus funcionarios. Sin embargo, esta está presente también en las instituciones particulares y sus empleados. Además, aunque pensemos que las empresas pueden ser partícipes de la corrupción, solemos pensar que estas solo se benefician con ella, cuando en realidad pueden resultar sumamente afectadas por este fenómeno social.

 

Por qué combatir la corrupción

A continuación, te decimos por qué es importante combatir la corrupción en las empresas.

 

a) Puede causar problemas con el Gobierno

Una empresa que actúa irregularmente de manera consuetudinaria eventualmente será descubierta realizando actos de corrupción o llevando a cabo la comisión de un delito. Si bien las empresas no pueden ir a la cárcel sí pueden ser sancionadas con multas, suspensiones o incluso la extinción por mandato gubernamental.

 

b) Genera pérdidas

La corrupción puede manifestarse de diversas formas, desde el empleado que toma dinero de la caja y hace parecer que no. En este ejemplo, podemos ver una obvia afectación al patrimonio de la empresa. Pero también se manifiesta de formas más complejas que al final derivan en daños patrimoniales a la empresa.

 

c) Ahuyenta a los clientes

Un empleado corrupto puede realizar toda clase de prácticas que le generen molestia a un cliente, por ejemplo: cobrarle para atenderlo antes o darle preferencia al momento de atender al cliente que suele darle una buena propina. Estas acciones generan rechazo en los clientes, quienes buscarán una opción donde no les condicionen la atención y los servicios que solicitan.

 

d) Genera mala reputación

Una empresa que ha sido sancionada o simplemente señalada por la comisión de actos de corrupción será mal vista entre la gente de a pie, quienes en muchos casos evitarán consumir sus productos o servicios. También afectará la impresión que da a otras empresas, las cuales evitarán hacer negocios con ella, pues no le tendrán la confianza suficiente.

Lo peor es que esta mala reputación no suele afectar solamente a la empresa, sino que también se extiende a los socios y empleados de todos los niveles, principalmente a los de mayor envergadura.

 

e) Afecta la productividad

Un empleado deshonesto no es un empleado productivo. Por regla general, quien rompe una regla o encuentra la forma de burlarla hará lo mismo con las demás, por lo que si los mecanismos que permiten evitar pérdidas de tiempo o despilfarro en recursos son burlados, esto se verá reflejado en su desempeño, pero sobre todo en los números de la empresa.

 

f) No permite la retención del talento

Un empleado íntegro que llegue a una empresa con un esquema de trabajo corrupto puede sentirse incómodo o incluso en peligro, por lo que lo más probable es que opte por retirarse de la empresa si la corrupción es la regla y no la excepción.

 

Cómo acabar con la corrupción

Algunas medidas como la creación de un código de ética, la capacitación y concienciación constante, un sistema de selección de personal responsable que incluya pruebas psicométricas e investigación de antecedentes, la creación de canales de denuncia (de preferencia anónimos) y la supervisión tanto vertical como horizontal pueden ayudar mucho para erradicar la corrupción y deshonestidad de tu empresa.

Ahora que sabes que no se trata de una práctica inocua dentro de las empresas, puede que te estés preguntando cómo acabar la corrupción dentro de la tuya. Esto debe hacerse a través de una estrategia integral que tome en cuenta tanto el tamaño de tu organización como otros factores específicos.

 

También te va a interesar: 5 formas de acabar con la corrupción de las empresas

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Cómo acabar la corrupción

Sabemos que una de las funciones que tienes a tu cargo es la de cuidar que tus empleados mantengan conductas éticas para evitar la propagación de actos de corrupción en la empresa. Te vamos a dar una serie de medidas que puedes tener en cuenta.

 

La corrupción a nivel empresarial

Cómo acabar con la corrupción es una pregunta que se hacen de manera frecuente los propietarios y directivos de las compañías. Esto es debido al fuerte impacto negativo que se produce en el interior de las empresas derivado de esta mala práctica. El resultado de los actos ilícitos se ve reflejado, entre otros, en los siguientes aspectos:

– A nivel económico, las dádivas que se ofrecen para conseguir proyectos o negocios alteran las finanzas sanas, ya que estos recursos salen de manera ilícita de la empresa.

– En cuanto a la competitividad, el dinero que se invierte en el pago de sobornos causa mermas en los recursos destinados para la capacitación del personal y la mejora en el aparato productivo. Esto hace que las compañías pierdan cada vez más competitividad.

– Por último, las prácticas corruptas se reflejan en una disminución en la cantidad de las ventas, ya que las personas no quieren invertir en una compañía que no les produce confianza.

Estas son algunas medidas que puedes poner en práctica en tu empresa para acabar con la corrupción.

 

1. Establecimiento de políticas de conducta y ética

Los empleados sin distinción de cargos deberían manifestar por escrito la voluntad de rechazar cualquier acto de corrupción al que sean invitados. Es importante que des a conocer esta y las demás políticas de conducta y ética tanto a los nuevos empleados como a los antiguos.

En este sentido, los dueños, directivos y líderes de la empresa deben ser las primeras personas en poner en práctica los puntos que se mencionen en dicho código.

 

También te va a interesar: 5 formas de acabar con la corrupción de las empresas.

 

2. Denunciar los actos de corrupción

Todos los trabajadores están en la obligación de denunciar cualquier hecho que ponga en riesgo la integridad de la compañía. Puede ser de manera anónima a través de un buzón establecido para ello, por correo electrónico interno o externo, a través de su jefe inmediato o directamente al área de Recursos Humanos.

Si logras establecer buenos lazos de comunicación con los empleados, ellos van a tener la tranquilidad de transmitir cualquier acto improcedente que detecten.

 

3. Trabajos compartidos y rotación de personal

Sería recomendable que establezcas un sistema de rotación del personal, así como buscar la manera de que compartan recursos y actividades. También te aconsejamos que la toma de decisiones importantes sea generada por un grupo y no por una sola persona.

 

4. Transparencia

El personal de la compañía se sentirá involucrado si comunicas periódicamente el sentir de la directiva, así como los sucesos relevantes (los buenos y los malos). Esto va a generar un ambiente de tranquilidad que aumentará la confianza mutua de forma considerable.

 

5. Auditoría externa

Especialmente en medianas y grandes empresas, resulta muy beneficioso contratar a una persona o entidad externa que revise las operaciones financieras. Estas personas se encargan de mantener la transparencia del dinero que entra y sale, por lo que generalmente se ubican en el departamento de Contabilidad.

Por otro lado, los auditores también se hacen cargo de que los recursos se utilicen de manera eficiente, así como de vigilar la reputación de la compañía, las buenas prácticas y el trato a los empleados. Algunas veces, también tienen la labor de controlar que no se estén cometiendo faltas contra el medioambiente.

Como has podido comprobar, la lucha contra la corrupción empresarial es fundamental para que una empresa logre sus objetivos y crezca a todos los niveles.

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Guía del profesional orillado a la honestidad en el trabajo

La honestidad en el trabajo es sumamente valorada por la directiva de una empresa. Al tener un cuerpo de empleados en el que la directiva pueda confiar, la efectividad se ve aumentada, así como el compromiso de los socios con la marca. Algunas prácticas consideradas deshonestas son el mal uso de información confidencial, el incumplimiento de tus obligaciones en la empresa y el uso de recursos de la empresa para fines personales.

Consejos para ser considerado un empleado honesto

Ser discreto con el manejo de la información de la empresa

Es común que al llegar a casa o a una reunión de amigos te pregunten cómo te va en el trabajo. Es un tema de conversación cotidiano que ayuda a conectar con otras personas. Sin embargo, es indispensable aprender a ser discreto con información sensible como contratos, patentes o noticias sobre la empresa.

La indiscreción podría tener efectos negativos y podría resultar en tu despido o incluso podrías ser acusado de espionaje corporativo dependiendo del tipo de información que reveles.

Acepta cuando cometas un error

Nadie es perfecto, así que cuando te equivoques toma la responsabilidad y trata de enmendarlo en vez de intentar cubrirlo o culpar a otra persona. De esta manera irás ganando la confianza de tus superiores, así como de las personas que estén a tu cargo. Ser visto como un empleado confiable y sincero juega a tu favor al ser considerado para puestos superiores o aumentos de salario.

Consejos para ser considerado un empleado honesto

Cumplir los códigos de ética y conducta de la empresa

Toda empresa tiene estándares de conducta y ética que es necesario seguir. Es importante leerlos al comenzar a laborar en un lugar. De esta forma podrás saber cómo comportarte correctamente dentro de tu lugar de trabajo. Respetando las normas, garantizas que tus colegas te perciban como una persona responsable y fiable. Así, podrás relacionarte mejor con las personas en tu entorno laboral y desempeñarte mejor en tus funciones dentro de la empresa.

También te va a interesar: La importancia de la honestidad en el trabajo

Concéntrate en las actividades que debes realizar

Es fundamental que mientras estés en horas laborales enfoques al 100 % tu energía y concentración a las tareas que estás obligado a hacer. Es mal visto el distraerte con otras actividades como revisar redes sociales, hablar prolongadamente por teléfono con familiares o jugar en el móvil.

Si evitas distracciones, tu rendimiento aumentará y tus supervisores sentirán que vale la pena lo que te están pagando. De lo contrario, serás conocido como el que pierde el tiempo y no cumple con sus responsabilidades. Esto te convertirá automáticamente en la primera persona que piense tu jefe al tener que recortar personal o reducir salarios.

Siempre ten en cuenta los intereses de la empresa.

Es fundamental que al tomar cualquier tipo de decisiones dentro de tu trabajo siempre tengas en cuenta una cosa: el beneficio de tu empresa. Es mal visto usar recursos de la empresa o tomar decisiones para intereses personales. Pueden ser acciones sencillas como llevarte un puñado de bolígrafos que pertenecen a la empresa para usarlos en casa hasta casos extremos como desviar fondos de la empresa para fines personales.

De ocurrir la situación mencionada anteriormente, podrías ser incluso acusado por malversación de fondos. Es un ejemplo drástico, pero que muestra un ejemplo de las consecuencias negativas de tomar decisiones para el beneficio propio.

La rectitud de los trabajadores es de las cualidades más valoradas por los empleadores. Siguiendo estas recomendaciones seguramente serás considerado un empleado honesto y ganarás fácilmente la confianza de los que te rodean. Esto dará frutos positivos en tu carrera profesional.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

La importancia de la honestidad en el trabajo

Imagínate que hace diez minutos le dijiste a tu superior que el trabajo estaba terminado, aunque aún le faltaban algunos detalles (o incluso tal vez todavía estabas imaginando cómo resolver algún problema). Mentiste pensando en que habría un plazo disponible hasta tanto tu superior lo necesitara.

Pero la verdad es que él te lo pidió porque el dueño de la empresa pasaría en unos momentos a hacer una supervisión y quiere estar seguro de que todo estará en orden. En este momento estás imaginando las consecuencias catastróficas que tendrá para ti la “mentirita piadosa” que le acabas de decir a tu jefe. Seguramente quedarás expuesto y avergonzado.

Y este es solo un pequeño ejemplo de lo que sucede cuando nos acostumbramos a manejarnos fuera de la verdad en todas las áreas de nuestra vida. Sin embargo, en el ambiente laboral, la mentira toma una importancia que muchas veces no dimensionamos.

Ya sea que tu trabajo sea manual o intelectual, que te desempeñes en el nivel más sencillo de la empresa o en los niveles directivos, tu actitud de respeto frente a tu propio trabajo y hacia los demás hará una diferencia significativa en el ambiente laboral.

La honestidad y sus beneficios

Ser honesto en el trabajo significa comportarse dentro de la verdad, la lealtad, las normas éticas y una conducta moral, con respeto a los valores empresariales y al secreto profesional que se te confía al darte a conocer los procedimientos de la empresa.

Ser honesto en una organización laboral va a generar siempre un ambiente de:

Confianza

Cuando todos nos conducimos de acuerdo con la verdad, entre nosotros se genera confianza en muchos sentidos: en el cumplimiento, en las relaciones con los compañeros de trabajo, con los superiores e, incluso, se genera confianza de los clientes hacia la propia empresa.

Certeza

La seguridad de que tendremos lo que se nos prometió en el tiempo que lo requerimos, y que nuestros superiores o clientes también podrán esperar a tiempo sus productos o servicios.

Fluidez en las actividades

Decir la verdad ayuda también a que el trabajo sea más fluido. Se aumenta la productividad al estar enfocados en la tarea y al no perder tiempo en aclarar asuntos por falta de transparencia.

Evita conflictos

Como bien dice el refrán “La verdad aunque severa es amiga verdadera”. Esto quiere decir que aunque muchas veces resulta difícil enfrentar los propios errores, a la larga es más fácil resolver problemas pequeños que la gran bola de nieve que se va formando cuando tratamos de ocultar algo en el tiempo.

Levanta el ánimo

Cuando existe confianza, certeza, claridad y un ambiente de trabajo donde todo fluye en automático, tenemos una mejor actitud, nos sentimos animados y eso se contagia.

Te califica mejor para aplicar en nuevos empleos

No hay una mejor carta de presentación que la honestidad. Es mejor distinguirse por manejarse con fidelidad hacia la empresa, con lealtad y con la verdad que lamentarnos por no ser capaces de recibir una buena recomendación de su parte.

En conclusión, una persona con honestidad en el trabajo se caracteriza por realizar éticamente las actividades para las que fue contratado, utilizar el horario y los recursos que se le facilitan para cuestiones exclusivamente laborales, guardar sigilo en la información que le es confiada por la empresa, conocer si existe algún código de ética, apegarse a los valores, ser leal y reconocer sus propios errores cuando los cometa.

De esta forma, aplicando un valor tan simple como la honestidad, estarás colaborando con un mejor desempeño de tu empresa y mejorando el ambiente laboral. Recuerda siempre que ser eficientes es una gran virtud, pero nada supera a la lealtad y la transparencia.

 

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Ser confiable, recto y correcto: Factores de honestidad en el trabajo

De acuerdo a la RAE, la palabra honesto deviene del latín honestus, atributo que significa ser una persona decente, recatada, razonable, justa, recta y honrada. ¿Qué significan todas estas palabras?, y ¿cuál es su relación con la honestidad en el trabajo?

¿Qué es ser confiable, recto y correcto?

Todas las palabras hacen referencia a los atributos de ser individuos leales, justos, sinceros, honrados, imparciales, íntegros, educados y respetuosos con nuestro entorno y medio ambiente, esto es, con nosotros mismos y con las personas que nos rodean. ¿Tú eres una de esas personas? ¿Estas características te describen?

También te va a interesar: Implementar la honestidad en el trabajo y sentido de pertenencia en la empresa

Ejemplos de decencia laboral

La naturaleza humana es proclive a los errores, no hay duda alguna de ello. Todas las personas se ven envueltas en la encrucijada de qué camino tomar, si el camino recto o el otro. Aquí citamos algunos ejemplos de qué debemos hacer y qué no debemos hacer en el trabajo para mantener una buena reputación:

1. No mentir en el currículum vitae. Es comprensible que en nuestra desesperación por tratar de conseguir un trabajo, ya sea por estar desempleados, o buscando un mejor ingreso, nos cruce por la mente alterar la información que vamos a presentar a los empleadores.

Escribir información falsa es muy sencillo. Pero comportarnos como la persona que dijimos que somos, no lo es. Cuando se note, por ejemplo, que no tenemos dominio sobre una lengua extranjera que dijimos manejar, o que no contamos con documentos oficiales que respalden los estudios que informamos, perderemos credibilidad y confianza.

2. No falsificar gastos. Si contamos con acceso a las cuentas bancarias de la empresa, no debemos desviar el capital impunemente a nuestro favor o de algún compañero. Si se da el caso de solicitar viáticos para un viaje de negocios, no se debe mentir acerca de cuál fue la cantidad usada para poder pagar el hospedaje, la alimentación o el traslado, por ejemplo. Si una de nuestras funciones laborales es realizar la nómina de la compañía, es una pésima idea cobrar horas extras propias o ajenas que no fueron realizadas.

Las consecuencias de este tipo de actividades no se limita al despido, sino que puede involucrar una demanda penal en nuestra contra.

3. No difundir chismes sobre nuestros compañeros de trabajo. Un aspecto muy importante, que afecta a la productividad y el nivel de estrés de los trabajadores, es el ambiente laboral. No es adecuado contribuir a generar una cultura empresarial nociva, donde reine la envidia, la desconfianza y la hipocresía, por medio de chismes, rumores o comentarios negativos sobre otras personas.

Saber ser trabajadores discretos y correctos no solo habla de nuestra ética organizacional, sino también de nuestro grado de rectitud como individuos.

4. Estar abiertos al aprendizaje continuo y a las críticas constructivas. Nadie es perfecto y nadie puede hacer todo bien siempre. Es ilógico pensar o esperar tal comportamiento. Lo que sí es posible es intentar crecer cada día como profesional, aprendiendo a optimizar nuestros recursos y desempeñar nuestro papel de manera más adecuada en un futuro.

5. Referencias fantasmas. No tiene ningún sentido decir que alguien que no nos conoce lo hace. La referencia que habremos dado sobre nosotros mismos es que somos unos mentirosos incorregibles, que no sabemos medir las consecuencias que nuestros actos pueden tener.

La honestidad, la confianza, y la rectitud, aun en las situaciones más adversas, son características que se aprenden con la práctica y la constancia. Si nos lo proponemos,cada uno puede convertirse en una mejor versión de sí mismo. ¿Tú quieres ser honesto?

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Implementar la honestidad en el trabajo y sentido de pertenencia en la empresa

La honestidad en el trabajo y la transparencia con uno mismo y con las demás personas son principios importantes para el crecimiento, competitividad y productividad de una organización.

La importancia de la honestidad en una empresa

Todas las áreas de tu organización deben contar con el valor fundamental de la honestidad. Debes velar por que la dirección, los colaboradores y todos los departamentos reconozcan este valor como prioritario, pues esto hará que la empresa desarrolle su trabajo día con día de manera más efectiva.

Debes visualizar el entorno laboral como una zona en común, social y comunitaria de hermandad y bienestar para todos los integrantes; dentro de este núcleo no solo se comparten crecimientos empresariales a diario, sino también personales. En las organizaciones convergen todo tipo de personalidades, creencias, gustos, afinidades y principios.

También te va a interesar: ¿Por qué la honestidad en el trabajo forma líderes excepcionales?

Garantizar una convivencia laboral sana hará más sencillo el cumplimiento de las tareas. Este es el mayor reto de los directivos y altos mandos. Saber evaluar, entender y tomar acción a tiempo harán que la convivencia sea satisfactoria.

La honestidad es uno de los valores más fundamentales que poseen los seres humanos, y es indispensable para cualquier ámbito de la vida, ya sea personal, laboral, social o deportivo. Para las empresas, integrarla supone un reto y una prioridad. Has de erradicar las malas prácticas y situaciones tensas, pues así el nivel de eficiencia, compromiso y efectividad aumentará en los colaboradores de tu empresa.

Si logras esto, los colaboradores se sentirán comprometidos e inspirados con la organización y cumplirán así de manera cabal con los objetivos. Esta buena actitud se verá reflejada en los resultados y el ambiente laboral será óptimo. Mejorarás la calidad en el trabajo, y les darás a los trabajadores un sentido de pertenencia dentro de la empresa.

¿Cómo podremos ver reflejado este sentido de pertenencia en la empresa?

  • No desperdiciarán el tiempo de sus deberes en otras cuestiones personales o de carácter ocioso; es decir, harán uso correcto de su tiempo.
  • No promoverán relaciones guiadas por la desconfianza, crítica destructiva, reproches y malas actitudes, que se verán disminuidos.
  • Mantendrán un trato honesto y veraz.
  • Tus colaboradores se caracterizarán por ser personas amables, serviciales, cultas, respetuosas y disciplinadas.
  • Actuarán con rectitud en todo momento.
  • Elevarán la productividad, reducirán los costos legales asociados y disminuirán los incidentes y roces por deshonestidad.

Las empresas ya no solo buscan colaboradores que cumplan el perfil laboral, sino también el personal; buscan valores agregados que constituyan una buena relación con los miembros de la organización para aumentar la productividad.

“El sentido de pertenencia es importantísimo, conforma un ciento por ciento del óptimo desempeño de un colaborador, a su vez, representa también al menos un setenta u ochenta por ciento en el funcionamiento de la empresa”, afirma Olga Lucia Gómez, coordinadora de RR. HH.

“Los empleados que no tienen desarrollado ese sentido de pertenencia dentro de la empresa suelen traer más problemas que beneficios, critican el método de trabajo y los servicios les parecen poca cosa, así como los procesos utilizados. Se convierten en líderes, pero negativos; un trabajador que se encuentra convencido de que la compañía es buena para laborar, es un colaborador que luchará siempre en pro de la empresa, tratando de alcanzar sus metas personales y, sobre todo, las de la empresa. Lo que más necesita una organización es unión dentro de un equipo de trabajo.”, concluye Elizabeth Mena, quien se desempeña como jefa de departamento.

Dar ejemplo es una de las formas más sencillas de establecer un vínculo de pertenencia con tus colaboradores. Hazlos sentir importantes, influenciados por los valores de tu organización. El ver a un directivo ponerse la camiseta antes que todos, los motivará a luchar por los objetivos.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

¿Por qué la honestidad en el trabajo forma líderes excepcionales?

El trabajo en equipo para lograr un alto desempeño organizacional debe estar impregnado de valores y ética profesional. Uno de estos valores es la honestidad, por lo que es una de las características que se espera encontrar en los equipos de trabajo guiados por un líder excepcional.

La honestidad en el campo laboral

La honestidad en el trabajo es un valor ético que forma líderes en las organizaciones. Distinguirás a un líder honesto en el campo profesional porque practicará cotidianamente la verdad, la sinceridad y la justicia en las relaciones sociales y laborales con sus compañeros de trabajo y con toda la institución.

Valoración del nivel de honestidad en las empresas

  1. La honestidad en el campo laboral es una de las cualidades que definen el nivel de trabajo en equipo en la administración exitosa de los proyectos empresariales. Descubre las claves con las que un entorno organizacional mejora cuando se nutre de auténticos líderes:Las empresas no necesitan personal deshonesto; por el contrario, requieren valorar la honestidad tanto de su personal fijo como el pendiente por contratar. Por eso, es tan importante considerar esta virtud en la selección y ascenso del personal.
  2. Los valores en la personalidad de los líderes y de los integrantes de los equipos de trabajo de alta generación se observan en su comportamiento y en la práctica como algo natural y espontaneo.
  3. Para la sostenibilidad y el éxito organizacional es fundamental el desarrollo de capacidades que contribuyan con la continuidad en el futuro de las funciones de las compañías. Como sospechas, una de estas habilidades es el desempeño de un verdadero trabajo en equipo. El trabajo de los equipos de alto desempeño mejora si está soportado por el pilar de los valores. Se logra mediante un liderazgo que impulsa al personal de las empresas a trabajar a favor de un mismo objetivo.
  4. Es vital la interacción de las personas encargadas del proyecto. Colaborar y compartir conocimiento de manera honesta y confiable es la base para la toma de decisiones de forma asertiva.
  5. Un líder excepcional estimula a su personal a trabajar en un ambiente donde prevalezca el respeto, la verdad y la franqueza, como actitudes esenciales para cumplir los objetivos propuestos.
  6. Un verdadero líder sabe cuándo se requiere realzar estos valores para el éxito de los proyectos emprendidos por la empresa que tiene a su cargo. Como ves, debe estar alerta para hacer un diagnóstico oportuno del trabajo del equipo de proyectos, como una condición necesaria para analizar los procedimientos que se requieren para llegar a feliz término las metas y objetivos esperados.
  7. No obstante, el alcance para evaluar estos elementos de la ética organizacional relacionados con el comportamiento de las personas no es una cuestión sencilla. Ante este escenario, tu empresa tiene la oportunidad de contar con aliados que los apoyen en estos procesos de identificación de la cultura organizacional.

También te va a interesar: ¿Cómo hacer que la honestidad en el trabajo sea una práctica cotidiana?

Estos agentes expertos tienen la capacidad de generar soluciones innovadoras y confiables para obtener mayor información del personal, minimizando la probabilidad de contratar personal que cometa acciones deshonestas.

Estas corporaciones sustentan sus soluciones basándose en teorías y análisis estadísticos actualizados sobre el comportamiento organizacional. Su conocimiento y experiencia están avalados por entidades reconocidas a nivel internacional. Son ideales para alinear el talento humano en la identificación de la cultura para el desarrollo y crecimiento de la organización.

Los valores organizacionales son útiles para facilitar la conducta que debe promoverse en tu personal para mejorar las relaciones en el equipo de trabajo, lo que aumentará el éxito de los proyectos en todas sus fases.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

5 formas de acabar con la corrupción de las empresas

El impacto social que genera la corrupción de las empresas en México es tan serio como preocupante. No solo afecta a las instituciones, sino que también inquieta al sector privado en cuanto a la generación de empleos y de nuevas empresas.

¿Cómo acabar con la corrupción dentro de mi empresa?

Es una pregunta inquietante, ya que algunas organizaciones pueden ser sancionadas por estas prácticas según la Ley General de Responsabilidades Administrativas, conocida como Ley 3 de 3. Para que tu empresa no se vea afectada, debes llevar a la práctica los siguientes consejos.

1 Implementa programas dentro de tu organización

Aunque muchas instituciones internacionales ponen en práctica este consejo, las empresas medianas y pequeñas en México solo las tienen en consideración. El cumplimiento de estos programas equivale a tener con tus empleados un compromiso mayor hacia tu empresa y son los siguientes:

  •  Código de conducta y ética.
  •  Un sistema que regule auditorías, vigilancia y controles.
  •  Un método de inspección sobre denuncias internas dentro de tu compañía.
  •  Una capacitación sobre medidas de integridad.
  •  Políticas que eviten incorporar nuevos empleados que atenten contra tu empresa.
  •  Asegúrate de que la integridad y la transparencia siempre estén dentro de tu organización.

Estos programas debes implementarlos dependiendo de las características de tu empresa: su tamaño, su actividad laboral, su estructura, sus alianzas comerciales, si posee contratos con el Gobierno, etc.

2 Considera los riesgos

Es muy recomendable que lleves a cabo entrevistas con tus empleados, al menos anualmente, para hacer una evaluación interna sobre los riesgos de corrupción que puedan presentarse. Para ello debes contar con la asesoría de empresas especializadas en auditorías externas. Es muy buena idea también reunirte con otros empresarios en cámaras de comercio para intercambiar ideas y estrategias.

 

También te va a interesar: ¿Cuáles son los casos de corrupción laboral más recurrentes?

 

3 Mantén un liderazgo transparente

Tus empleados deben considerarte no solamente como el jefe, sino también como una persona en la que ellos puedan confiar. Debes hacerles ver que eres alguien transparente, íntegro, honesto, que cumples con lo que prometes y, además, lo más importante, que no toleras la corrupción.

Tus empleados necesitan tener un ejemplo a seguir y nadie mejor que tú para enseñarles claramente los valores que quieres tener dentro de tu organización. Está demostrado que el comportamiento de los directivos principales influye directamente en los empleados, incluso en la toma de decisiones importantes.

4 Programas con sanciones y denuncias internas

Es importante que tus empleados se sientan con total libertad de denunciar anónimamente cualquier irregularidad que se presente. Que tengan a su alcance mecanismos internos, dentro de la empresa, e igualmente externos, los cuales suelen ser los más recomendables, ya que te puede dar de un conocimiento más amplio como evaluador y más objetivo sobre cualquier situación.

Las sanciones no están para meterles miedo a tus empleados. El objetivo principal es evitar, en lo posible, que ellos caigan en algún caso de corrupción dentro de tu organización y que tengan conocimiento de que, de ser necesario, estas sanciones pueden ser efectivas inmediatamente.

 

Cómo acabar con la corrupción dentro de mi empresa

5 Plan de recompensas

Esto es tan importante como todos los puntos anteriores. Si existen las sanciones, igualmente deberán complementarse con las recompensas. Estas suelen ser muy exitosas y pueden o no tener una base financiera dentro de tu empresa.

Por ejemplo, los aumentos en los salarios, ascensos a cargos superiores, bonos o regalos, reconocimientos ante los directivos, invitaciones a eventos o capacitaciones, etc. Igualmente los socios comerciales o proveedores externos pueden participar del programa de recompensas, ya que suelen mantener sus compromisos transparentes con tu organización.

En resumen, para evitar a toda costa cualquier caso de corrupción, debes considerar estos consejos, tomar acciones para implementarlos y prevenir que la transparencia de tu empresa no se vea afectada bajo ninguna situación.

Síguenos en: