Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Test de integridad: ¿Cómo puede ayudar a empresas con certificación BASC?

Hoy en día se ha puesto de moda el hecho de que las grandes y pequeñas empresas quieren dar a conocer sus productos no solo a nivel nacional sino internacional, pero para ello deben cumplir con una serie de requisitos. Por ejemplo, un aspecto esencial es pasar un test de integridad / prueba de integridad que permita obtener un certificado de validación BASC. Este certifica que el producto o carga a transportar está limpia, es decir libre de contrabando o drogas. La empresa que no cuente con este documento tendrá que decirle no al comercio exterior.

Una ayuda en el camino

Llevar un negocio a otras fronteras, lugares y países es algo ideal para ampliar el mercado global, por tanto, para averiguar si aquella empresa está registrada como legal primero se evalúa detenidamente al aspirante. El método de evaluación de integridad es muy importante en estos casos, pues examina más a fondo las actividades que maneja la empresa en los últimos años.

Test de integridad / Prueba de Integridad

La integridad es una cualidad que debe tener toda empresa, tanto para contratar empleados como para aspirar a algún certificado o beneficio que desee obtener. Este test permite a los analistas identificar o aceptar a las empresas postulantes y verificar que no están involucradas en actividades ilícitas, como el robo de identidad, ausentismo, incumplimiento de normativas, etcétera.

El Test de integridad / prueba de integridad​ deja ver el comportamiento a futuro de la empresa examinada. Esta es una prueba computarizada que simula un interrogatorio mediante un cuestionario dinámico que arroja confesiones directas, valores, normas y puntos de vista, dejando ver el riesgo y la identidad del evaluado. ¿Por qué son tan utilizadas? Porque usualmente son baratas y rápidas: en media hora puedes obtener el resultado.

Test de integridad o prueba de integridadSi una empresa quiere obtener su certificado BASC puede solicitarlo, pero antes debe hacer un autoexamen interno y ver que cumple ciertos requisitos, como lo es ser legalmente constituida y que sus antecedentes comerciales y legales sean adquiridos de forma legal.

Existen otros medios más efectivos, como el EyeDetect, una prueba de 40 minutos que es mucho más profunda que los test de integridad que comúnmente buscan muchas personas, en un afán de gastar menos dinero en ello. Esta prueba antes mencionada tiene una precisión del 86 %, es decir, es más efectiva arrojando datos concisos analizando mejor los antecedentes de organizaciones o personas naturales.

¿Por qué tantos trámites para un certificado?

La razón es sencilla. Supongamos que quieres adquirir un beneficio, pero para ello tienes que llevar cierta cantidad de papeles donde se describe los movimientos de los últimos 5 años. Pero al reunir esos documentos, notas que alguno no te favorece y podrías llegar a perder el beneficio por incumplir condiciones. Así que te pones a pensar en una solución, por lo que decides alterar algunos datos o adjuntar cosas que te hagan ver como un ángel ante la autoridad. Al llegar a la cita pactada, el ente responsable verifica tus datos y ve que hay ciertas inconsistencias en tus documentos. Por tanto, en vez de darte el beneficio, te abren una investigación por falsedad en documento público, con lo que podría ocurrir que acabases en la cárcel.

Del mismo modo, para comprobar que eres honesto se solicitan documentos que coincidan con la declaración que das ante la autoridad correspondiente. Ser honesto paga y más aún cuando se trata de un certificado BASC que te traerá grandes beneficios para ti y tu empresa en asuntos de exportación o importación de ciertos productos.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Denuncia anónima y transparencia empresarial, ¿en qué se relacionan?

En un mundo laboral sumamente demandante y competitivo, son las organizaciones que se desenvuelven con transparencia empresarial las que más éxito tienen. Aplicar procesos de denuncia anónima se hace necesario y clave para lograr un óptimo desarrollo.

¿Qué es una denuncia anónima?

En este caso, aplicaremos el concepto a un centro de trabajo. La denuncia anónima es el acto por el cual los trabajadores dan a conocer hechos que van en contra de los objetivos de la organización y de su propia ética empresarial.

En dicha acción, el denunciante no da a conocer su nombre, se limita a contar qué está pasando. Resulta natural que por temor a represalias o a perder el empleo, no lo haga. ¿Te suena familiar esto?

Son cada vez más el número de organizaciones que se suman a la construcción de una cultura laboral cuyo ambiente sea positivo y sano. Sin embargo, ¿te has imaginado qué pasaría si nos quedamos callados ante circunstancias corruptas que entorpezcan el crecimiento?

Para entender la magnitud del tema, hay que decir que los altos ejecutivos y quien lleva la toma de decisiones son parte fundamental.

Si se parte de que los altos mandos tienen la conciencia y la sabiduría de contemplar un plan de acción ante riesgos psicológicos y sociales dentro del contexto laboral, ya vamos de gane porque el número de denuncias puede ser mínimo.

¿Por qué se hace necesaria una denuncia anónima?

Te presentamos algunas de las ventajas que te ofrece implementar este sistema de bienestar integral.

1. Controlar actos ilícitos. Es primordial que, al momento de detectar algo que perjudica a todos los integrantes, se comunique de forma inmediata para tomar medidas correctivas.

2. Trabajar bajo un esquema propio de valores y reglas. Este punto es esencial, ya que, desde que se contrata a un nuevo trabajador, se le hace ver cuáles son las normas y lineamientos que tiene que seguir para evitar cualquier tipo de irregularidades.

3. Las empresas pueden elegir su canal de denuncia. Cada empresa es un caso único y puede elegir qué medio utilizar para denunciar. Esto con base en sus propios procedimientos y recursos.

Habrá a quienes les funcione una plataforma especial o bien usar el correo electrónico interno. Para ello las tecnologías de la información son grandes aliadas y se convierten en la voz de aquellos que temen ser sancionados por dar aviso de alguna anomalía.

¿Y la transparencia empresarial dónde queda?

 

 

Como hemos podido darnos cuenta, al hablar de una denuncia anónima hay otro elemento que va de la mano y este es la transparencia empresarial.

A todas las personas nos gusta trabajar en el mejor ambiente donde los conflictos sean mínimos. Un lugar que nos ofrezca las mejores condiciones no solo económicas sino también de confianza y de bienestar.

Precisamente de esto se trata la transparencia. De tener un clima organizacional favorable a través de la comunicación interna, es decir, si yo soy testigo de una acción que va en contra de los principios y valores, mi deber es hacérselo saber a mi empresa.

Es fundamental comprender que si se habla de deber es porque los empleados tienen un fuerte compromiso y sentido de pertenencia. Solo así hay conciencia de que una denuncia ayuda a toda la colectividad.

¿Te has puesto a pensar que, trabajando bajo un esquema de honestidad, hay un mayor grado de satisfacción laboral? Una muestra más de que la clave es la transparencia, la congruencia y la coherencia de los compañeros de trabajo.

La denuncia anónima va tomando fuerza, se hace necesaria la capacitación y la formación en el tema para que exista una sinergia bajo un esquema de la responsabilidad social empresarial.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

¿Por qué es necesaria la denuncia anónima en tu empresa?

La denuncia anónima es de vital importancia en organizaciones tanto privadas como gubernamentales, ya que, eso ayudará a que exista un desarrollo sano dentro de la institución, además de crear un ambiente amigable y productivo dentro de la empresa u organización.

Las empresas e instituciones gubernamentales tienen que contar con la facilidad de la denuncia anónima, pues existe una gran cantidad de trabajadores que prefieren quedarse callados que entrar en conflictos abiertos, por miedo a la persona que funge como atacante, a perder su trabajo, entre otro tipo de situaciones, en los que la persona se sienta de cierta manera cohibida. Es importante el momento en el que tengas que identificar el acoso o ataque que una persona hace, pues no todo se clasifica como algo que tenga que ser denunciado o castigado de forma penal. Todo esto, nos puede llevar a la siguiente pregunta.

¿Qué es lo que puedes clasificar como acoso?

Existe una gran cantidad de este tipo de situaciones, los siguientes son algunos ejemplos claros y comunes de lo que puede clasificarse como acoso laboral:

Acoso sexual

En este caso, la víctima esta bajo la presión de una persona que, a razón de un intercambio de favores, le pide mantener relaciones sexuales con esta como un pago por esos favores. No siempre se produce de la misma manera, puede ser a manera de chantaje; lo que, a su vez, genera un ambiente hostil, poco apto para el desarrollo de un correcto ambiente laboral.

Insultos y faltas de respeto

Cuando se produce esta clase de hostilidad, la víctima esta constantemente atacada de manera verbal por el atacante, con palabras tanto altisonantes como con frases grotescas, provocando que el desempeño y la autoestima de la víctima se reduzcan drásticamente. Además de insultos, la persona puede recibir amenazas e incluso llegando a ataques físicos.

 

Conoce más Denuncia anónima: razones para implementarla en tu empresa

 

Aislamiento social

Provocar que un trabajador se mantenga alejado de todo el personal, incluso los directivos de la empresa, sin hablar con él/ella o no incluirlo en ciertas actividades de inclusión social, este tipo de acoso se puede producir por: rasgos físicos, preferencia religiosa, preferencia sexual, entre otro tipo de situaciones con los que la persona acosada se puede sentir identificado.

Difamación laboral (no profesional)

Durante este tipo de situaciones, la persona que es atacada será injustamente calificada por un compañero, el cual se encargará de crear rumores, además de hacer burlas, acerca de la forma de hablar, caminar e inclusive en la manera de mantenerse de pie de este. El trabajador que se mantenga bajo este tipo de circunstancias se deberá a su nacionalidad, forma de hablar, gustos personales, preferencias religiosas, entre otro tipo de comportamientos, rasgos físicos y gustos.

 

 

Sobrecarga laboral

En el ejercicio de este tipo de acoso, la persona esta continuamente sobre explotada por una persona que desarrolla un cargo superior al de este. La sobrecarga laboral se caracteriza por hacer que el trabajador sea sometido a trabajos fuera de un horario común de trabajo, creándole a este un alto desgaste psicofísico y provocándole inclusive enfermedades por el estrés que el desarrollo de las responsabilidades extra conlleva.

Conclusión

Para finalizar, siempre se tiene que hacer hincapié en que existe una gran cantidad de trabajadores que prefieren callar, por medio tanto al atacante de este, como a la sociedad en la que se desenvuelve la persona.

La existencia de la denuncia anónima tiene el único fin de hacer sentir a la víctima cierto grado de seguridad, de esa manera evitar futuros problemas y recurrir a métodos poco convencionales u hostiles en la resolución de los evidentes problemas por los que la persona pasa.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Conoce el contexto del movimiento Me too (yo también)

En el 2017 fuimos testigos de cómo las redes sociales se iban llenando de denuncias de millones de mujeres en contra del abuso, el acoso y la violencia. Casos desgarradores que funcionaron como una amplia ventana hacia la realidad a la que se enfrentan a diario las mujeres en las calles, hogares, colegios, universidades y trabajos, para llegar a la tétrica conclusión de que, en sí, en ningún lugar estamos a salvo. Lo anterior se dio gracias al movimiento conocido como #MeToo o en español #YoTambién. A continuación, veremos el contexto histórico de este movimiento y por qué el denunciar es tan importante.

Harvey Weinstein, si buscamos su nombre en Internet nos encontraremos con dos polos opuestos; por un lado, el famoso productor de cine y por otro, uno de los hombres que, por su poder dentro de la industria, abusó a varias decenas de mujeres dejándolas marcadas de por vida. A raíz de esta situación la actriz Alyssa Milano invitó a las mujeres de todas partes del mundo a denunciar públicamente en twitter los casos en las que fueron violentadas, abusadas o acosadas a lo largo de sus vidas.

Te puede interesar: ¿Cómo escapar de un ambiente de trabajo tóxico?

#MeToo… en cuestión de una semana, la red estaba repleta de millones de denuncias, de relatos dolorosos de acoso y violación. De cómo las ahora mujeres, contaban sus experiencias cuando tan solo eran niñas. El miedo se apoderó de la red, pero también el empoderamiento y la sororidad (término que hace referencia a la solidaridad entre mujeres), haciendo que la conclusión fuese contundente: Las mujeres somos víctimas directas de distintas formas de violencia, por el solo hecho de ser mujeres.

 

La historia tras el #MeToo

En 1996 la activista Tarana Burke escuchó en un campamento para niñas, el testimonio de abuso que sufrió una pequeña por parte de un familiar. Ese fue el detonante de lo que se convertiría en poco tiempo en el Me too Movemet, el cual fue directamente enfocado en las mujeres jóvenes que fuesen, en su momento, víctimas de acoso, abuso, violación, agresión o explotación sexual.

Ya en el 2006, la activista consolidó el movimiento como una iniciativa de su organización Just Be Inc, ampliando el horizonte y abarcando también a las jóvenes afro, así como a las que no se sienten identificadas con un género determinado.

Así, el camino de la activista y su proyecto en pro de las mujeres, llegó a oídos de la actriz, haciendo que ésta difundiera en las redes sociales dicha iniciativa y alcanzando el impacto que ya todos hemos podido vislumbrar.

 

La preocupación

El ver la cantidad de historias compartidas en las redes, dio a conocer la cultura de la violación en la que estamos inmersos como sociedad y, sobre todo, el pánico existente por denunciar. Un amplio porcentaje de las denuncias enmarcó experiencias relacionadas a la infancia o de hechos que ocurrieron hace varios años. Esto dio a conocer varios problemas: primeramente, la incapacidad que tenemos para proteger a nuestros niños y segundo, el terror que hay detrás de la denuncia. Como si siempre fuésemos culpables, como si siempre existiera una consecuencia aún peor que el acoso o el abuso.

 

La importancia de denunciar

Para gran parte de las mujeres víctimas, es complejo denunciar por miedo a las represalias del agresor, por miedo al escarnio judicial o familiar, o por sentirse culpables cuando la culpa es ciertamente del violento. Visibilizar el flagelo es el primer paso para enfrentarlo, para demostrar que somos fuertes y estamos unidas, siempre es importante que busques apoyo y ayuda cuando no te sientas segura de denunciar. Por ejemplo, la denuncia anónima en las empresas se ha posicionado como una de las formas más funcionales para dar a conocer los casos de acoso y abuso, ya que como lo mencionamos al inicio, son los roles de poder y el mal uso del mismo, una de las principales causas de violencia contra la mujer.

Denuncia y ayuda a las mujeres que hayan sido víctimas, a denunciar.

Apoyémonos y sigamos haciendo uso del #MeToo.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Denuncia anónima: razones para implementarla en tu empresa

Al momento de presentarse una situación desfavorable al interior de la empresa, una de las reacciones más comunes es el silencio. La causa principal de dicha reacción es el miedo: miedo a represalias, miedo a perder el puesto de trabajo, miedo a que la situación empeore. Miedo. Y es entendible, por ello múltiples empresas han optado por implementar en sus sistemas lo que se conoce como: denuncia anónima. A continuación, veremos de qué se trata y por qué implementarla o, si eres empleado, por qué hacer uso de ella.

Idealizar el ambiente empresarial es un grave error (aunque no debería ser así), ya que en el entorno confluyen diferentes tipos de personas, costumbres y actitudes; por eso, en ese ambiente tan concurrido, varios de los involucrados puede que no tengan un respeto por el otro o por los principios de la organización, haciendo que estos actúen muy lejos de lo que sería correcto. Aquí es donde la situación se vuelve turbia.

A diario son muchos los empleados que sentirían un poco de alivio por denunciar, aunque finalmente son muy poco los que se atreven; a continuación veremos las denuncias más populares que se dan en una empresa, entidad u organización:

  • Acoso sexual: Las estadísticas demuestran que, por los roles de poder existentes en las empresas, el acoso sexual se posiciona como una de las situaciones que se presentan más a menudo, afectando psicológica, física y laboralmente a la víctima, quien a falta de garantías prefiere guardar silencio.
  • Discriminación: La discriminación por orientación sexual, raza, credo, etc., se puede identificar en las empresas cuando se aísla al empleado, se le aumenta el trabajo, no se toma en cuenta en las decisiones importantes de la empresa, se le minimizan sus derechos o se le trata de manera displicente. El trato discriminatorio va más allá de la violencia y afecta en distintos niveles al empleado.
  • Sobrecarga laboral: Es una de las solicitudes de denuncia más frecuentes y a la vez la más sutil que se da en la empresa. Por momentos se camufla como una forma de compromiso empresarial. Se puede identificar cuando se asignan tareas en exceso, cuando hay una presión constante en el desarrollo del trabajo o cuando se hacen consultas o solicitudes fuera del horario laboral.
  • Corrupción: Actitudes sospechosas o en contra del código ético de la empresa y dejando de lado un bien común por el bien particular; este un panorama bastante problemático que puede llevar a la empresa a un verdadero conflicto legal e interno. Sin duda, una de las denuncias más sobresalientes entre empleados y la que más miedo da de realizar.

Te puede interesar: Ética organizacional: ¿Cómo evitar la corrupción en las empresas?

Las anteriores son tan solo algunas de las denuncias más comunes, pero no deja de ser alarmante el número de trabajadores que deciden no hacerlo, ¿la razón? La falta de garantías en las empresas para mantener la integridad y seguridad del empleado.

Sin garantías, no hay denuncias.

Es precisamente para combatir lo anterior que llegó el concepto de denuncia anónima, el cual hace referencia a una metodología eficaz y segura que permite a los empleados declarar las irregularidades internas sin miedo a consecuencias injustas.

¿Por qué implementar el sistema de denuncia anónima?

  • Se garantiza la integridad e identidad del empleado.
  • Se obliga a llevar un seguimiento del caso y darle una respuesta en tiempos determinados.
  • Evita la confrontación entre la víctima y el victimario.
  • Evita la impunidad.
  • Mejora el ambiente laboral.

¿Por qué hacer uso de la denuncia anónima?

  • Rompe con las dinámicas violentas.
  • Libera el entorno de sujetos tóxicos.
  • Contribuye al mejoramiento del ambiente en la empresa.
  • Brinda seguridad y confianza en los procesos.
  • Evita represalias futuras.
  • Minimiza el conflicto.
  • Protege tu identidad.

El silencio ayuda a perpetuar los comportamientos violentos, discriminatorios e ilegales, por ello es de vital importancia velar por la gestión del talento humano a fin de garantizar la seguridad de los empleados y la mejor continua.

Síguenos en:
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Conoce qué es la denuncia anónima

Miedo a las represalias por parte del agresor, probabilidades de que la situación se intensifique, y en casos más extremos, miedo a perder el puesto dentro de la empresa a causa de los roles de poder existentes en ella, son tan solo algunos puntos que hacen que cada vez sean más los empleados que prefieran guardar silencio ante una agresión y abuso. Sin duda lo anterior es el reflejo de la ausencia de estrategias y planes de acción al interior de las empresas en pro de garantizar la seguridad de todos los involucrados. Cuando esto ocurre, lo mejor es verificar los puntos de control y establecer parámetros normativos que lleven a disuadir el conflicto. Una de las medidas más eficaces en este caso, son las denuncias anónimas. ¿De qué se trata? Lo veremos a continuación.

Las estadísticas a diario nos muestran la gran falencia que existe en las mecánicas de denuncia en el ámbito laboral, puesto que cada vez es más normalizado el hecho de que las víctimas no pongan al descubierto a su agresor. ¿La razón?, la falta de garantías a su integridad.

 

Te puede interesar: ¿Cómo escapar de un ambiente de trabajo tóxico?

 

Es por lo anterior que, cuando una empresa implementa dentro de sus políticas, estrategias y métodos que permitan garantizar la seguridad y bienestar de sus trabajadores, está contribuyendo al fortalecimiento de la confianza en el entorno de trabajo. Uno de los puntos de control más necesarios, está relacionado a la resolución de conflictos y situaciones desfavorables que atenten contra la integridad física, emocional y/o mental del empleado. De esta manera, por medio de una correcta gestión, lo estarías motivando a denunciar a sus agresores potenciales.

Lograr esto no es complejo, y lo puedes hacer por medio de lo que se conoce como denuncia anónima.

 

¿Qué es la denuncia anónima?

 

La denuncia anónima es una forma eficaz y segura de declarar irregularidades internas frente a distintos conflictos o situaciones indeseables que se presenten, ya sea entre compañeros de trabajo, o con directivos, asociados o coordinadores.

Dentro de los aspectos a denunciar más comunes por este método encontramos:

  • Discriminación:

Ya sea por raza, sexo, orientación sexual o credo. Esto se puede ver reflejado por medio de acciones como: no entregar información directa sobre decisiones del trabajo, negar la oportunidad de ascenso, conflictos para que el empleado acceda a sus derechos o, por trato ofensivo.

  • Acoso sexual:

Se considera como acoso sexual a cualquier tipo de acercamiento de índice sexual que se lleve a cabo sin el consentimiento de la víctima. Dicho acto se caracteriza por no ser deseado por la contraparte, además de ser una manifestación directa de violencia, discriminación de género y en algunos casos, aprovechamiento de la posición de poder.

  • Aislamiento:

De la mano con la discriminación, el aislamiento se da cuando se ignora de manera directa al empleado, se limita su interacción, comunicación interna y vinculación en reuniones importantes.

  • Sobrecarga laboral:

La más recurrente, ya que suele ser asociada con compromiso con la empresa. Se puede determinar en caso de que haya recortes en los tiempos de entrega, cuando se asignan tareas en exceso, cuando hay una presión constante en el desarrollo del trabajo o cuando se hacen consultas periódicas fuera del horario laboral.

  • Insultos:

La falta de respeto, la presión y humillación, son las agresiones más comunes al interior de las empresas, mayoritariamente entre subordinados y cargos superiores. El conflicto alcanza a llegar a tal punto que, puede llegar a generarse una sanción injustificada a la víctima.

  • Difamación:

Va desde burlas relacionadas a aspectos de la intimidad del trabajador, difusión de rumores relacionados a la vida personal y profesional de la víctima.

Es importante tener en cuenta que este tipo de aspectos son complejos de tratar para las víctimas, por lo que garantizarles total reserva y control a sus denuncias ofrece una base de confianza y discreción que les permitirá mantenerse seguros durante el proceso que esto conlleve.

En sí, la denuncia anónima en las empresas permite:

  • Proteger la identidad del denunciante.
  • Evitar represalias futuras.
  • Minimizar el conflicto durante el proceso.
  • Evitar despidos injustificados o rotación de persona innecesario.

 

Hay que recordar que cada empresa tiene por objetivo proteger a sus empleados, y la mejor forma es brindándoles bienestar y seguridad. Recuerda que revisar y verificar los puntos de control de denuncias en su empresa, los llevará a la mejora continua.

Síguenos en: