12 agosto, 2022

Cómo el clima laboral mejora o empeora tu empresa

El clima laboral es la clave para que una empresa pueda crecer y expandirse. Este es el sueño de toda organización. Sin embargo, el ambiente de trabajo puede ser positivo o negativo y ambas opciones tienen consecuencias. Aquí te mencionamos qué debes tener en cuenta y qué debes evitar.

Elementos que conforman el entorno laboral

La interacción de los siguientes elementos y la manera en que conviven entre sí es lo que determinará si el ambiente de una organización será positivo o negativo. Y, puesto que hablamos de un concepto subjetivo, hay que esforzarse por mantener en armonía estos factores, con la finalidad de construir una cultura organizacional de éxito.

Persona

Cada colaborador es un elemento importante para la organización, independientemente del trabajo que realice. Hay que tratar a los trabajadores como personas y preocuparse por ellos como individuos.

Estructura organizacional

Las empresas se rigen por un sistema de jefatura, cada uno debe saber cuáles son sus funciones. Además, quedan bien definidos los canales a los que hay que acudir en caso de que haya la necesidad.

Políticas internas

Corresponde al manejo de la organización y la gestión de los distintos departamentos que lo conforman. Aquí también hay que tomar en cuenta la gestión de recursos humanos, los programas de capacitación y políticas de promoción interna.

Factores internos y externos

Las condiciones de trabajo también pueden influir de manera positiva o negativa en los trabajadores y en su rendimiento, por lo que es importante tener en cuenta lo que ocurre dentro y fuera de la organización.

Factores que contribuyen a tener un buen ambiente laboral

Un ambiente positivo genera una atmósfera de entusiasmo y motiva a los empleados a mejorar, con lo que aumenta el rendimiento de la empresa.

1. Apoyo

Los trabajadores son seres humanos, no son recursos. Por lo tanto, es importante que su gerente o superior sea solidario con ellos. No solo debe preocuparse por su desempeño laboral, sino también por sus necesidades como individuo.

2. Buena comunicación

Este punto es esencial para un buen desempeño dentro de la organización. Si se establecen de forma correcta las líneas de comunicación, el trabajo se hará de forma oportuna y a tiempo.

3. Reconocimiento de logros

Darle el crédito a quien lo merece. Es importante que los supervisores celebren el trabajo bien hecho de sus empleados, esa sensación de logro es un motor que los impulsará a dar más, lo que sin duda beneficia a la empresa.

4. Autonomía a los trabajadores

Los supervisores deben confiar en que el trabajador realizará un buen trabajo. De esta manera se sentirán más empoderados y motivados.

5. Programas de desarrollo

Un plan de estudio para que los trabajadores crezcan dentro de la organización fomenta la productividad y el rendimiento, ya que ellos sentirán que la empresa los valora y cimentarán ese sentido de pertenencia.

Factores que afectan de forma negativa el ambiente laboral

No realizar lo anteriormente mencionado puede repercutir de forma negativa en el desempeño de una empresa. Sin embargo, hay otros factores que hay que considerar.

1. Mal manejo de los conflictos

Los malentendidos son comunes en la organización. Sin embargo, cuando los problemas no se resuelven bien y los líderes no saben comunicarse, los problemas son mayores.

2. Falta de incentivos

Cuando hablamos de incentivos, nos referimos tanto al factor monetario como el crecimiento personal de los empleados. Sin incentivos, los trabajadores no se sentirán valorados y se irán a otro lugar.

3. Trabajos poco estimulantes

Si el trabajo es poco atractivo o rutinario, el trabajador puede buscar en otro lugar el estímulo que necesita. Los trabajadores deben entender lo importante que son para la organización.

Todas las empresas tienen retos, pero si tomas en cuenta estas recomendaciones de los expertos, puedes impactar de manera positiva tu organización.

También te podría interesar: