22 junio, 2021

Gestión del conocimiento: ¿Qué es y para qué sirve?

Al hablar del conocimiento nos referimos a un concepto dinámico, que se encuentra en continua evolución y se transmite por la interrelación de las personas que lo utilizan como el medio en el que se aplica, que con el paso del tiempo mejora, se corrige e incluso elimina lo que ya es obsoleto.

A nivel corporativo es una parte fundamental que permite generar y transmitir ideas nuevas que ayuden al desarrollo del capital humano y al logro de los objetivos organizacionales.

¿Qué es la Gestión de conocimiento?

La gestión de conocimiento es un sistema que construye una base sólida para la toma de decisiones. Esta permite transformar datos en información coherente y clara, fácil de interpretar, y que fluya de forma ágil a todos los sectores de la compañía.

Mediante una buena administración del saber, las organizaciones pueden contar con una gran ventaja competitiva, ya que pueden alcanzar más fácilmente los objetivos empresariales, innovar, generar utilidades y añadir valor a los productos o servicios ofrecidos.

Para lograr esto, el enfoque de las organizaciones que deciden invertir en el conocimiento, se orienta a la creación de un registro conocido como “memoria corporativa”, el cual almacena, ya sea en papel o de manera electrónica, aquella información que se encuentra en la memoria de los colaboradores. Esto permite el desarrollo de las diversas áreas de la empresa.

qué es la gestión del conocimiento

Funciones de la gestión del conocimiento

En este sistema encontramos las siguientes funciones:

  • Determinar los conocimientos importantes que se requieren para alcanzar los objetivos.
  • Acumular los conocimientos, los métodos, la experiencia o la calificación con que cuenta la compañía.
  • Realizar la selección de los conocimientos que se consideran necesarios, así como valorar su utilidad para alcanzar los objetivos organizacionales.
  • Almacenar el conocimiento de forma ordenada y precisa, mediante una clasificación y registro en la memoria de la organización, incluyendo el intelecto profesional de cada colaborador, desde su formación académica, certificaciones, hasta su capacidad para resolver problemas.
  • Llevar un registro de los conocimientos mediante un sistema formal: documental o electrónico, con el fin de que toda la organización tenga acceso a ellos.
  • Los conocimientos se aplican en dos vertientes, tanto para resolver problemas, como para la formación permanente de los colaboradores.
  • Al ser un modelo dinámico que se vincula con procesos de codificación, este permite crear de manera permanente nuevos conocimientos, a través de la observación de los clientes, la retroalimentación, la experimentación y el desarrollo de nueva información que se agregará a la memoria corporativa.

Ahora bien, el rol que cumplen las tecnologías de la información es fundamental para el desarrollo de una comunicación efectiva y de un ambiente de colaboración en el que se potencie y estimule el aprendizaje al interior del grupo para que este intercambio de datos se transforme en conocimiento.

A través de este sistema, las empresas se mueven hacia un modelo colaborativo, en el que el aprendizaje y las relaciones interpersonales son piezas clave para alcanzar una mayor eficiencia y productividad y por supuesto tener más clara la dirección que se debe seguir para alcanzar el éxito al que cualquier empresa o grupo aspira.

Saber administrar el conocimiento permite a las organizaciones crear nuevos productos y servicios, mejorar los existentes, disminuir costos y generar propuestas de valor innovadoras, diferenciándolos de sus competidores. Asimismo, se convierte en un gran apoyo para el desarrollo individual y colectivo dentro de la organización, pero sobre todo, reconoce al saber como un pilar fundamental, que, si se sabe transmitir y se aprovecha de manera adecuada, se vuelve imprescindible para que la productividad, la eficiencia y la colaboración aumenten.

funciones de la gestión del conocimiento

¿Cómo se realiza la gestión del conocimiento?

La gestión de conocimiento es una técnica de aprendizaje inteligente que cualifica el capital humano al crear un orden comunicativo entre todos los miembros de una empresa y su entorno. Esta novedosa técnica de aprendizaje se realiza al interior de la empresa. Lleva el acompañamiento de todos los directivos, así como la interacción con el entorno exterior de la empresa.

Este aprendizaje múltiple no solo requiere de una capacitación previa para todos los que participan en ella, sino que la misma sea permanente. Se precisa un acompañamiento tecnológico cualificado con un programa informático para llevar a cabo dicha formación con el concurso de salas de informática e Internet.

La gestión de este capital intelectual se realiza en forma de red entre todos y cada uno de los empleados e implica compartir el conocimiento y la información en un software. Con esta acción, se alimenta una base de datos que centraliza toda la información con la que cuenta la empresa. Esta llega a ser su memoria empresarial conectada a las dinámicas de innovación.

Estrategias en la administración del conocimiento

Existen una serie de pautas que se pueden utilizar en la gestión de saberes en una empresa. Son estrategias organizativas útiles enmarcadas en cuatro dinámicas que deben tenerse en cuenta para generar una información específica, aportar valor al conocimiento, transferirlo y, finalmente, crear los mecanismos propios para su utilización y difusión.

  • Creación de los canales y de los niveles de comunicación para, con ellos, definir los diferentes conocimientos e informaciones que requiere la empresa.
  • Precisar cuál es la clase de conocimiento que el entorno o el ambiente externo de la empresa puede brindar.
  • Valorar las distintas experiencias acumuladas de conocimientos con las que reforzar los puntos positivos.
  • Generar espacios de creación y flexibilización para que los trabajadores expresen sus ideas libremente.
  • Crear grupos de trabajo altamente capacitados para llegar a todo el personal con la innovación y la creatividad.
  • Capturar y sistematizar los nuevos conocimientos con un software acorde a las necesidades empresariales.
  • Utilizar la nube en la red para ir abriendo espacios y generar archivos de los procesos implementados.
  • Organizar y agrupar el conocimiento en áreas específicas para poder sistematizarlas.
  • Coordinar una serie de actividades para así lograr una mayor potencia y cualificación en los conocimientos adquiridos.
  • Aumentar el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para lograr una mayor transmisión del conocimiento.
  • Elaborar una serie de manuales y guías útiles para el desempeño exitoso de la empresa.
  • Revisión, valoración y actualización de los distintos conocimientos e informaciones con los que cuenta la empresa, rescatando en este proceso los que den valor.
  • Actualizar los manuales de forma periódica.
  • Actualizar y depurar las distintas bases de datos.

estrategias para la gestión del conocimiento

Estas estrategias se enmarcan en unas dimensiones propias de la gestión de una empresa, las cuales hacen parte integral de todo el proceso de cualificación del conocimiento.

La primera dimensión es la adquisición del ambiente en el que nos movemos, luego viene la creación de la información, pasa un tercer momento con la captura o almacenamiento y la organización, para desembocar en la transmisión o difusión. Con lo anterior, llegamos a la aplicación o a la práctica de este conocimiento, que nos dirige a la evaluación en sí del conocimiento y que implica la mediación y la valoración.

En la actual sociedad del conocimiento, en pleno siglo XXI, las empresas deben valorar los procesos de gestión que cualifiquen el capital humano, porque es a partir de ellos que se adquiere la inteligencia organizacional y la innovación de las empresas.

También te podría interesar: