Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Otros países
NoticiasSin categoría

¿Por qué los trabajadores reinciden en hechos que afectan la ética organizacional?

El sistema de comportamiento ético y relaciones laborales en cualquier organización de trabajo es crucial para el desarrollo general de la misma. Tanto para la producción de bienes y servicios como para el intercambio o comercio. Sin mencionar que es necesaria para lograr la estabilidad y el desarrollo de la fuerza humana que hace vida dentro de una empresa, y es el pilar fundamental de esta. En otras palabras, la ética organizacional y la forma en que las organizaciones se adhieren a estos estándares, evidentemente, determina el bienestar de todas las partes que la conforman o se relacionan de manera directa, como accionistas, proveedores o clientes.

A pesar de su importancia, y tal como ocurre en la vida en sociedad dentro de otros ámbitos, el comportamiento ético de los empleados supone un desafío para las empresas.

Una organización que dedique recursos al desarrollo de políticas y procedimientos que fomenten acciones éticas está invirtiendo en una cultura corporativa positiva. La moral de los empleados mejora cuando se sienten protegidos. Las políticas pueden incluir reglas antidiscriminatorias, contra el acoso sexual e igualdad de oportunidades para el crecimiento. Lamentablemente esto no impedirá que existan transgresiones, pero si reducirá en gran medida una de las principales razones de la reincidencia de estos eventos.

 

Te explicamos cuáles son las dimensiones del clima organizacional.

 

¿Qué causa las reincidencias?

Al hablar de una de las causas principales de este hecho, nos referimos a la falta de reportes de irregularidades por parte de los empleados. La mayoría de las veces que los trabajadores no emiten ningún tipo de reporte se debe a que el problema ya fue resuelto por ellos mismos o por otro empleado.  Aunque por todas las veces que un reporte no se emitió, y el incidente simplemente se pasó por alto debido a distintas razones, como que no se le haya dado la importancia adecuada o que, debido al mismo ritmo de trabajo, que demanda prestar atención a las tareas y acontecimientos del día a día, vaya quedando rezagado en el radar de prioridades, lo que nos lleva a la segunda de las principales causas: el olvido. La falta de reportes o informes, lleva al olvido a las violaciones y las políticas éticas de la organización, lo que crea un círculo vicioso que trae consigo que los trabajadores reincidan en estos hechos.

 

Memoria difusa

Sabemos que, tanto en los negocios como la vida cotidiana, las personas buenas a veces hacen cosas malas. Que pueden variar en el nivel de gravedad, ya sea una pequeña mentira hasta fraudes o actos deshonestos continuos. Y debido a que a las personas no les gusta mirarse a sí mismas bajo una óptica negativa, inconscientemente tienden a tener recuerdos menos vívidos de los tiempos en que su ética fue dudosa. Lo que nos lleva a la otra cara de la moneda de los hechos, donde irónicamente, el infractor, también olvida.

A todos nos gusta pensar que lo que hacemos es lo correcto, aunque eso nos lleve a caer en rincones moralmente grises. El darse cuenta de esto puede resultar desagradable y amenaza la imagen que las personas tienen de sí mismas.

Lo cual psicológicamente funciona como una trampa, y las personas son incapaces de ver lo malo de sus acciones, a este fenómeno se le conoce con el nombre de amnesia ética. Un estudio de la Universidad del Noroeste en EE.UU, reveló que las personas no recuerdan con mucha claridad sus transgresiones, lo que aumenta la posibilidad de que los individuos repitan su mal comportamiento en el tiempo.

 

Creando un ambiente seguro

Una forma de minimizar los riesgos internos, conductas indebidas e incumplimientos es crear un entorno en que los empleados sientan que pueden presentar informes de irregularidades, vengan del nivel que vengan dentro de la empresa, sin sufrir ningún tipo de represalias o castigo. Las altas tasas de informes ofrecen a las empresas la oportunidad de identificar y erradicar problemas potencialmente desastrosos.

En cuanto a la “amnesia ética” es fundamental que los empleadores comprendan cómo funciona, de manera que puedan fomentar una cultura que promueva la autorreflexión entre los empleados. De manera que las personas sean más conscientes de sus acciones, lo que los ayudará a aprender de ellos y a no actuar de manera no ética en el futuro.

 

Conoce cómo medir la honestidad laboral.

 

Como ya comentamos, la ética organizacional es indispensable para el correcto funcionamiento de la empresa, ya que este es uno de sus principales cimientos y define las actividades para alcanzar las metas y los objetivos.  La prevención de estos hechos es el primer paso para evitar que nuestros empleados actúen en contra de la ética organizacional.  Con el objetivo de cubrir esta necesidad, AMITAI cuenta con una serie de soluciones éticas para evaluar, verificar los puntos de control y mejorar la cultura laboral de la empresa. Son detalles que la mayoría pasan por alto pero que son indispensables para garantizar una fuerza laboral más eficaz.

Síguenos en: