3 diciembre, 2020

Responsabilidades al llevar la estafeta de la ética empresarial

¿Quieres que cada uno de los elementos de tu empresa se ponga la camiseta y respete los valores de tu organización? Como líder, debes ser ejemplo en ética empresarial y demostrar que sí se puede ser próspero y honrado con la sociedad. Veamos algunas responsabilidades a tu cargo para lograrlo.

 

Las responsabilidades del líder al aplicar la ética empresarial dentro de una organización

Será un proceso complicado y no faltarán las críticas y los tropiezos, pero, como un excelente líder, sabrás salir adelante y ser un ejemplo para tu equipo. A continuación, te presentamos los puntos más importantes que debes cumplir al llevar la estafeta en la ética de tu empresa.

 

1. Respetar la opinión ajena. Cada elemento de la organización puede aportar experiencias, conocimientos y sugerencias. ¿Fomentas en tus colaboradores la confianza para expresarse? No basta con colocar un buzón de quejas que nunca se abre. Tienes que buscar que el personal exprese su opinión sin miedo a la represión.

 

2. Transparencia en la toma de decisiones. Algunos gerentes pueden ser ególatras y pensar que no deben rendir cuentas de sus decisiones a nadie. Para evitar que tus colaboradores estén en incertidumbre, es conveniente que las decisiones que impacten en tus equipos sean informadas a ellos con la suficiente claridad. Por ejemplo, si instalaras cámaras de vigilancia y alarmas por la existencia de un intento de robo durante la noche, tienes que mencionar las razones por las que tomaste dicha decisión.

Si aprendes a informar a tus colaboradores sobre tus planes y decisiones, ellos también serán capaces de notificarte de cualquier problema o amenaza interna o externa que detecten.

 

3. Recompensar a los que actúan con ética. Los empleados enfrentan diversas situaciones en las que su lealtad a los valores empresariales se somete a prueba. ¿Denunciarán al compañero de trabajo que robó mercancía del almacén? ¿Solaparán a aquellos que se ausentan por mucho tiempo durante la jornada laboral?

Incorpora un plan de recompensas para aquellos trabajadores que son capaces de notificar sobre las omisiones, malas acciones o delitos dentro de la empresa. No olvides motivar a aquellos que son capaces de rechazar sobornos.

 

4. Cuida tu vida privada. Una creencia errónea de los líderes es la de pensar que lo que se haga en la vida privada no tiene porqué impactar en la empresa. ¡Claro que sí hay un gran efecto! Muchos empresarios han perdido el respeto de sus equipos después de ser exhibidos en sus redes sociales o noticieros por sus vicios o por actos como el abuso sexual y la drogadicción.

Como líder, tienes que cuidar lo que compartes en redes sociales. También tienes que proteger tu reputación y no estar involucrado en conductas escandalosas por las que puedas ser señalado públicamente.

 

5. Respeto al reglamento interno. ¿Cuentas en tu negocio con un reglamento en el que regules aspectos como la vestimenta, la hora de inicio de la jornada laboral, el lenguaje o el trato a clientes y proveedores, entre otros campos? Tú debes ser el primero que debe respetar dichas normas.

 

6. Evaluación del contexto actual. Las normas de conducta pueden presentar variaciones en el transcurso del tiempo. En este sentido, debes estar al pendiente de dichas transformaciones y adaptar los reglamentos internos a la situación social. Presta especial atención a grupos vulnerables, sectores donde dichos cambios pueden ser más notorios.

Formula tu estrategia para promover la ética dentro de tu organización. Dentro de este proceso siempre debes contemplar tu participación activa para motivar a que todos actúen conforme a los valores empresariales. Demuestra que eres ese líder que todos necesitan.

 

También te va a interesar: Ética y cumplimiento en la nueva normalidad

 

También te podría interesar: