Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Costa Rica

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Procedimientos concisos para prevenir la corrupción dentro de las empresas

La corrupción en las empresas es un problema frecuente y grave. Puede causar pérdidas de dinero, dañar la imagen de la empresa, afectar la productividad y, en casos extremos, puede incluso hacer que el Gobierno cierre la empresa.

Sabiendo eso, te preguntarás cómo prevenir la corrupción en las empresas. A continuación, te presentamos algunas acciones que te pueden ayudar a la prevención de este mal:

 

1.- Selección adecuada de personal

El problema con los empleados es que son necesariamente gente adulta, por lo que, si sus valores no son fuertes, será muy difícil reformarlos. Así que, si quieres prevenir cualquier acto poco ético de tus empleados, lo mejor es asegurarte de contratar gente honrada a través de la investigación de antecedentes, la solicitud de constancias y la realización de test psicométricos.

 

2.- Un código de ética

Puede parecer redundante, pero en la práctica identificar de manera precisa qué es lo que no quieres que hagan tus empleados puede evitar de manera efectiva la corrupción.

 

3.- Educación

Aunque hayas contratado personas honradas e inteligentes, cada quien tiene sus propios valores o sus propias ideas. Por este motivo, la instrucción puede ayudar a cerrar esas brechas entre lo que esperas de tus empleados y lo que ellos consideran correcto.

Por poner un ejemplo, la mayor parte de las personas no considera incorrecto aceptar obsequios o dádivas por parte de clientes y proveedores ni meter a trabajar a sus familiares dentro de la empresa aunque estos no tengan la capacidad requerida.

A través de capacitación continua, puedes asegurar transmitir los valores de la empresa a tus empleados, y así evitar que personas honradas realicen actos contrarios a la ética de la empresa.

 

4.- Implementar un sistema disciplinario

Una de las principales razones para no erradicar la corrupción es la impunidad. Las personas que cometen actos deshonestos sienten que pueden salirse con la suya y por eso que los realizan una vez; además, al no ser sancionados, vuelven a hacerlo.

El sistema disciplinario no necesariamente debe ser a través de sanciones graves, sino que puede ir desde amonestaciones escritas hasta el despido, según la severidad de la falta. Al no permitir que estas acciones perniciosas pasen desapercibidas, sin importar si son de una severidad leve, se hace saber a los empleados que son vigilados y que, de ser necesario, serán castigados.

 

5.- Un sistema de denuncia

Nadie sabe mejor que los empleados lo que hacen sus compañeros. Sin embargo, por miedo a sus superiores o a sus colaterales no se atreven a hacer saber a la empresa de los actos deshonestos de sus compañeros o sus jefes. Por eso, un canal de comunicación que permita hacer denuncias anónimas puede ser de gran utilidad para detectar y sancionar actos de corrupción.

 

6.- Auditorías externas

La revisión constante en las actividades de la empresa es el mejor método para detectar actos de corrupción, y a la vez para prevenirlos, pues no deja lugar a las personas encargadas de la administración para realizar actos perniciosos. Sin embargo, si estas revisiones son hechas por personal externo, estos actuarán de manera imparcial sin temor de perjudicar a colaterales o a superiores.

 

7. La automatización de los procesos

Emplear nuevas tecnologías para ciertas tareas permite la creación de registros que pueden ser consultados y así, en caso de que se hallen anomalías, estas puedan ser revisadas y sancionadas. Algunos ejemplos son la asistencia o el ingreso de dinero.

Claro que al final lo más importante es que la empresa tenga una moralidad propia, ya que si la corrupción es algo estructural, se verá reflejada en los trabajadores.

También te va a interesar: Ética organizacional: ¿Cómo evitar la corrupción en las empresas?

Síguenos en: