28 abril, 2021

Línea ética empresarial y su responsabilidad social

El respeto a las normas internas y a las leyes es una forma para que tu empresa gane el reconocimiento de la sociedad. Sin embargo, para lograrlo, debes implementar medidas para detectar conductas inapropiadas. Una de ellas es el uso de una línea ética empresarial.

 

Relación entre la línea ética de la organización y su responsabilidad social

La responsabilidad social implica el compromiso de una empresa para contribuir en solucionar los problemas sociales. Aunque no atenderá todas las dificultades, la organización demuestra que es un ejemplo respecto a valores y pulcritud.

Los escándalos dentro de una compañía pueden repercutir en el punto de vista que la sociedad tenga de la empresa. La reputación es un factor tan valioso y en tu entidad debes mostrar que compartes los mismos valores que la comunidad. Te mostramos tres puntos que muestran la relación entre este compromiso y las líneas de denuncia.

 

1. Detección de actos de discriminación

Todavía no es posible erradicar conductas en la sociedad que demuestran el rechazo a sectores vulnerables de la población. Por motivos de género, preferencias sexuales, religión, origen racial y color de piel, algunos individuos pueden hacer declaraciones o acciones que denigren a otros. Cientos de empresas han visto mermados sus ingresos cuando uno de sus directivos actúa de forma denigrante.

Si esto ocurre en tu organización, ¿cómo podrás darte cuenta de ello? Con ayuda de una línea de denuncia. No dejes sin sancionar la discriminación, ya que la sociedad estará atenta a las acciones correctivas que realices. Demuestra que tu empresa es un ejemplo de inclusión y respeto a la dignidad humana.

 

2. El fomento de la cultura de denuncia y la no impunidad entre la sociedad

Algunas empresas cometen el error de encubrir a quienes cometen infracciones y delitos. Podemos citar algunas de estas acciones que suelen quedar impunes con tal de no involucrar la reputación de la organización.

  • Acoso sexual.
  • Distribución de pornografía infantil.
  • Amenazas verbales.
  • Portación de sustancias prohibidas.
  • Extorsiones telefónicas dentro de las instalaciones.

Si alguno de tus trabajadores realiza estas acciones y no lo denuncias, quienes sí estén enterados podrían pensar que tu empresa también está involucrada en delitos. La negligencia al no denunciar ante las autoridades te vuelve cómplice.

Implementa canales de denuncia en los que se dé atención urgente a la comisión de delitos dentro de tu organización. No dudes en informar a las autoridades judiciales. En lugar de que la comunidad vea con malos ojos a tu empresa, la verán como un ejemplo a seguir para combatir la impunidad.

 

3. El combate contra el lavado de dinero

Los actos de corrupción suelen estar relacionados con el uso de recursos de procedencia ilícita. Este problema es tan frecuente que diversos países implementan esquemas de reportes ante unidades financieras. Si uno de los directivos está involucrado con actos de esta naturaleza, la reputación de la empresa y su seguridad jurídica están en juego.

A través de los canales de denuncia podrás obtener información que te ayude a detectar comportamientos inusuales que puedan implicar el lavado de dinero. El uso de considerables cantidades de efectivo y la celebración de contratos con proveedores que solo existen en papel pueden ser fuertes indicios a investigar.

Las leyes que combaten el lavado de dinero contemplan sanciones importantes para aquellas empresas que no realizan reportes de actividades vulnerables. Evita estas consecuencias y protege la imagen de tu organización.

Las líneas de denuncia empresarial son importantes para detectar conductas y delitos que ponen en riesgo la imagen empresarial. Proyecta una reputación de respeto a los valores y muestra a la sociedad que compartes los mismos ideales que ella.

También te va a interesar: Beneficios de mantener una línea ética en la empresa

También te podría interesar: