Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Otros países
NoticiasSin categoría

Corrupción en las empresas: un problema fuera de control

Alarmantes estadísticas muestran el deterioro de la ética empresarial a nivel mundial, pues para el 2018 un análisis realizado por la Asociación de Examinadores de Fraude Certificado (ACFE) determinó que América Latina representa el 45% de los casos de fraude y corrupción a nivel mundial. Sin duda el panorama nos hace cuestionar sobre las medidas éticas que están estableciendo las empresas, puesto que ese porcentaje hace referencia directamente al ámbito empresarial.

La corrupción es uno de los cánceres más fuertes que atacan a nuestra sociedad. A diario millones de dólares se mueven de manera ilícita, generando enriquecimiento sin control, desvió de bienes del Estado y demás actuaciones que sin duda ponen en riesgo los equilibrios sociales. Solo basta con echarle un vistazo a Latinoamérica, revisar los casos de hambruna extrema, falta de infraestructura de calidad, educación y acceso a servicios básicos. Muchas veces se culpan a los gobiernos sin revisar que detrás de todo político corrupto, encontramos a una empresa que respalda.

¿Desalentador el panorama? Solo hemos visto una pequeña parte. Pero antes de continuar cabe destacar que la corrupción empresarial generalmente viene de los altos mandos. Directivos e inversionistas, quienes llevan la batuta en la mano de sus negocios son mayoritariamente los más acusados de participar en actividades ilícitas.

 

Te puede interesar: ¿Qué es la ética organizacional y profesional?

 

Lo ilegal se puede dar por dos factores: uno por participación directa en los procedimientos o dos, por su omisión en el cumplimiento de las normas y leyes. Es por ello que como líder en tu empresa es tu deber velar por la integridad y la ética.

Factores a tener en cuenta en la corrupción:

  1. Individualismo:

El pilar que lleva a cometer un acto ilícito radica en el deseo personal de adquirir algún tipo de ganancia o beneficio de manera facilista y casi que inmediata.

  1. Oportunismo:

Todo acto de corrupción surge por una oportunidad directa que lleve a la satisfacción del deseo inicial, de la manera más sencilla posible. Cabe destacar que existen otras razones como la presión social, presiones económicas, competitividad o deudas.

  1. Decisión:

Para llegar a la decisión el responsable cavilará y tratará de justificar el acto y su conducta.

Recuerda que una empresa comprometida con la ética y la legalidad resultará siendo exitosa, no hay que apresurar los procesos, hay que enfocarse en realizar todos los proyectos de manera óptima y eficiente.

Si presencias algún tipo de acto corrupto no dudes y denuncia.

Síguenos en: