Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Costa Rica

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

¿Cómo utilizar las pruebas psicométricas laborales como herramienta de mejora?

Las pruebas psicométricas laborales son una excelente opción que nos brinda la psicología laboral para mejorar los procesos de selección realizados por el departamento de recursos humanos. Estos test también pueden utilizarse como un instrumento de evaluación al personal de forma periódica, y nos ayudan a identificar aquellos rasgos generales y particulares de las diferentes personalidades que conforman un equipo de trabajo.

 

Utilización de las pruebas psicométricas laborales como herramienta de mejora

 

Los test psicométricos revelan la personalidad. “Todos tenemos características fuertes de comportamiento. Las definimos como puntos fuertes y como puntos de mejoría”, indica la consultora Ana Lúcia Coelho Ravagnani.

 

¿Cuáles son las principales ventajas de usar los test como recurso laboral de mejoría?

 

  • Identifican valores, aptitudes, habilidades, competencias, capacidades, rasgos e incluso gustos de los participantes
  • Predeterminan fortalezas y debilidades de los candidatos respecto al puesto a desempeñar y sus posibilidades de adaptación a la cultura interna de la empresa
  • Predicen posibles tipos de comportamiento del candidato frente a diferentes situaciones, normales o tensas, que se puedan presentar en el puesto al que aspira

 

También te va a interesar: Aprende cómo convertir a tus empleados en líderes éticos.

 

¿Cómo utilizar los test de personalidad?

 

Como sucede con todas las herramientas, para obtener los resultados deseados deben utilizarse de manera correcta. Es fundamental que las empresas tengan en cuenta, a la hora de reclutar empleados o evaluar a su plantilla con esta metodología, los siguientes puntos clave:

 

  • 1- Conocer las leyes y normativas laborales vigentes en el territorio en el que se realizará la selección de personal y su posterior contratación de los candidatos. Una infracción a ciertas normas, como por ejemplo aquellas que previenen la discriminación en el ámbito laboral, puede afectar a la empresa y conducir a resultados erróneos.
  • 2 – Conocer las necesidades propias del negocio implicará aplicar las pruebas correctas. No se pueden aplicar test de manera automatizada y genérica para todos los tipos de empresas y/o candidatos. 
  • 3 – Reducir el riesgo de copia e identificar, a través de la contrastación con las entrevistas personales, las  posibles estrategias de manipulación de la información que el candidato pueda estar utilizando a su favor.

 

Es muy probable que los perfiles de los candidatos difieran entre lo que se observa en las entrevistas personales y los resultados que arrojan los test. Realizar las pruebas en las instalaciones de la empresa o mediante videoconferencia ayuda a advertir este tipo de comportamiento.

También es aconsejable realizar diferentes test para obtener un perfil más claro del candidato, sin caer en la exageración, pues se corre el riesgo de agobiar al mismo.

 

También es aconsejable realizar diferentes test para obtener un perfil más claro del candidato,

 

4 – Compartir los resultados con los candidatos, independientemente si estos aceptan o rechazan la oferta de trabajo. La generosidad que implica este feedback beneficiará a tu empresa tanto si el candidato acepta cubrir el puesto, ya que lo ayudará en su adaptación, como si lo rechaza o no es seleccionado para el mismo, dado que conocer los resultados de las pruebas demuestra la transparencia y buena voluntad de la empresa.

 

5 – Probar las pruebas. Si los test no funcionan para medir el desempeño de tus empleados y candidatos, deja de usarlos. No obtendrás mejoras en la selección y rendimiento del personal si los test que utilizas no son los correctos para tu empresa.

 

“Hay incontables herramientas a disposición de los profesionales de Recursos Humanos, como Disc, Quantum, Hogan, L.A.B.Y.L, Veca, PPA, PDA, MBTI y Eneagrama, entre otros”, cita Ravagnani.

Aplicando correctamente esta herramienta, ahorrarás tiempo y recursos, garantizando además la conformación de equipos de trabajo exitosos, lo que se traduce directamente en minimización de riesgos y optimización de resultados dentro de tu empresa.

 

Síguenos en: