Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Costa Rica

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

¿Cómo interpretar un test de valores?

Uno de los pilares más importantes de una empresa o negocio es el trabajador, ya que él es el que convive de cerca con el cliente e interactúa con el mismo, además de que el trabajador también es el que lleva a cabo las actividades administrativas y funcionales del negocio. Por lo tanto, es importante conocer bien al empleado, y esto lo podemos lograr por medio de un test de valores.

 

¿Qué es una prueba de valores?

Es un instrumento con el cual se puede medir o identificar cuáles son las aptitudes o capacidades de aquella persona que realiza la prueba, basándose en las actitudes morales de la misma.

 

¿Cómo es el contenido de esta prueba?

Existen muchas variantes de estas pruebas, y cada una tiene una duración y contenido diferentes pero, en general, se evalúan una serie de valores que aquí se mencionan:

  • Valores intelectuales: Se refieren a la habilidad del ser humano de razonar, comprender o pensar.
  • Valores corporales: Están relacionados con el cuerpo. Ejemplos: el alimento, la salud o el descanso.
  • Valores económicos: Se relaciona con los bienes materiales, como el dinero.
  • Valores estéticos: Se relacionan con la belleza de las cosas, ya sea de las personas, de la naturaleza o del arte. Esto es la música, la pintura o la escultura.
  • Valores individuales: Son aquellos que tienen que ver con el conocimiento de uno mismo, véase la conciencia, la autonomía o la personalidad.
  • Valores afectivos: Son aquellos que tienen que ver con el agrado, como el amor o la pasión.
  • Valores morales: Se refieren a aquellos valores que tienen que ver con la brecha entre el bien y el mal. Es decir la bondad, la pureza o la verdad.
  • Valores sociales: Tienen que ver con la relación de una persona con las demás: la comunidad, la familia o la multiculturalidad.
  • Valores religiosos: Son los valores relacionados a las creencias sobre algún ser divino, como Dios, la oración o el evangelio.

 

En esta prueba vienen preguntas relacionadas a cada uno de estos valores, con sus respectivas opciones. Un ejemplo sería:

¿Cuál de estos dos libros escogería?

Opción A: Historia de la religión.

Opción B: Historia del desarrollo industrial.

 

Entonces, si la persona elige la primera opción, le está dando mayor peso e importancia a los valores religiosos. En cambio, si la persona elige la segunda opción, le da más importancia a los valores económicos.

 

También te va a interesar: Los 5 mejores test para el reclutamiento y selección de personal.

 

Como interpretar test de valores

 

¿Cómo se interpreta la información recabada?

Al final de esta prueba, se muestran los puntos finales obtenidos respecto a cada valor evaluado. A continuación, se explicará cómo interpretar los resultados por medio de un ejemplo:

Imaginemos que la persona que realizó la prueba obtuvo los siguientes resultados en cada valor:

  • Valores intelectuales: 40 puntos.
  • Valores corporales: 35 puntos.
  • Valores económicos: 39 puntos.
  • Valores estéticos: 27 puntos.
  • Valores individuales: 28 puntos.
  • Valores afectivos: 42 puntos.
  • Valores morales: 45 puntos.
  • Valores sociales: 25 puntos.
  • Valores religiosos: 48 puntos.

Como podemos observar, la mayor puntuación la obtuvo en los valores religiosos y la menor en valores sociales. Entonces, se podría decir que la persona es muy creyente, por el puntaje que obtuvo en valores religiosos, y también se podría decir que es introvertida, por el bajo puntaje que obtuvo en valores sociales.

Con los datos que se recaben en la prueba, se puede deducir la personalidad de aquel que realizó el test, con lo que cada empresa tendrá las herramientas necesarias para decidir si contratar o no a dicha persona, dependiendo de las necesidades tanto de la empresa como del trabajador que está siendo contratado.

 

Síguenos en: