Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Habilidades laborales como sinónimo de competencias y los aportes a la empresa

En la actualidad las empresas que son capaces de conformar un equipo de trabajo bien consolidado son las que obtienen éxitos significativos en sus objetivos, ya sea en el corto, mediano o largo plazo. Pero, ¿cómo es posible lograr que un equipo de trabajo sea realmente eficiente? La clave se encuentra en las habilidades laborales o competencias de cada trabajador.

Competencia o habilidad es igual a éxito

Cuando capacitas a un trabajador en un área determinada de sus funciones, los resultados son muy favorables, con garantías en calidad y cantidad. La razón es simple, pero a la vez compleja: cuando se instruye a alguien en una función específica, adquiere competencias o habilidades que permiten el desarrollo de la producción y la eficiencia.

Y he aquí donde esta simple fórmula se vuelve un poco más intrincada, ya que para realizar la capacitación se requiere evaluar las habilidades que pueden tener los componentes de un equipo de trabajo.

Los encargados de Recursos Humanos juegan un papel fundamental en este rubro. En gran medida, la selección de personal define la permanencia y la inversión que se destina a un trabajador para que pueda desarrollar su potencial no solo para la empresa sino también para él en función de sus conocimientos y desarrollo personal.

¿Qué son las habilidades o competencias laborales?

Competencia o habilidad es igual a éxito

 

El doctor Gilberto Rodríguez García de la Universidad de Guadalajara, en su ensayo “¿Qué son las competencias laborales?” de su libro Contribuciones a la Economía, menciona que “la competencia humana general es el producto del dominio de conceptos, destrezas y actitudes. Ser competente significa que la persona tiene el conocimiento declarativo (la información y conceptos), es decir, sabe lo que hace, por qué lo hace y conoce el objeto sobre el que actúa. Ser competente también implica tener la capacidad de ejecución, es decir, el conocimiento procesal o las destrezas intelectuales y psicomotoras para en efecto llevar a cabo la ejecución sobre el objeto.”

Cuando capacitamos a una persona, adquiere estas destrezas intelectuales y psicomotoras y las probabilidades de realizar con éxito las funciones encomendadas son muy altas. Máxime cuando las circunstancias en el contexto global han vuelto cada vez más competitivas las funciones de los componentes de equipos de trabajo de las empresas.

Por ejemplo, ser multitask o realizar varias tareas al mismo tiempo y desde distintos dispositivos informáticos (ya sean computadoras de escritorio, portátiles o móviles) es una competencia que poco a poco está cambiando la manera de trabajar, no solo en las funciones de oficina sino también en cualquier lugar donde haya acceso a internet y dispositivos móviles con conexión inalámbrica a la red.

Esta exigencia actual de hiper conexión a internet desde cualquier dispositivo es, por ejemplo, una habilidad laboral que puede significar el éxito de tu empresa a la hora de tomar decisiones mediante la consulta de información rápida y oportuna, ya sea para mejorar la comunicación interna o para optimizar la atención a clientes o proveedores.

También te va a interesarHabilidades laborales: cómo adaptarse a los cambios en las empresas

Si tu equipo de trabajo cuenta con colaboradores bien capacitados en el área del uso de la tecnología de la información y comunicación tiene muchas probabilidades de lograr el éxito en las metas que se propongan. Y no solo en el uso de las tecnologías computacionales. También resulta necesario que el equipo haga buen uso del lenguaje, de la lectura y la redacción. A partir de la correcta comprensión de lo que se lee es posible tener una buena interpretación de la información y los datos.

Como vimos, se hace esencial que podamos lograr una correcta capacitación de nuestro equipo de colaboradores para desarrollar en cada uno de ellos las habilidades necesarias para llevar eficientemente las tareas que esperamos que desempeñen.

Síguenos en: