Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Formas para estimular la denuncia anónima para generar seguridad

Como trabajadores pasamos mucho de nuestro tiempo en la oficina, relacionándonos con nuestros compañeros de trabajo. Muchas veces, tal cercanía puede dar lugar a relaciones sólidas y profesionales. Desgraciadamente, también es posible que las relaciones se vuelvan dañinas a tal grado que alguien está tratando de una manera poco idónea a uno de nuestros colegas. Ante esto, lo mejor que podemos hacer es presentar una denuncia anónima.

También te va a interesar: Denuncia anónima, los principales temores de realizarla y sus beneficios

¿Por qué necesitamos presentar una denuncia anónima?

  • Crear un ambiente laboral más seguro y empático, donde todos los integrantes sintamos que nuestros derechos individuales son respetados y que trabajamos con personas que, al igual que nosotros, son dignas de confianza y aprecio.
  • Resolver conflictos internos en el trabajo que directa o indirectamente estén afectando la calidad y desempeño productivo de los miembros de la organización. El objetivo es eliminar todo factor que afecte nuestro desempeño laboral en la empresa.
  • Para reducir los niveles de estrés, ansiedad y presión que un ambiente viciado por conductas poco éticas pueden generar.

¿De qué forma se puede estimular a los trabajadores para que realicen una denuncia?

  • Garantizar el anonimato del denunciante. En la empresa debe existir la seguridad de que no va a ver represalias por atreverse a informar sobre las cosas que están presenciando que les parecen están fuera de lugar para un centro de trabajo. Informar que, en todo momento, la identidad de quien denuncie permanecerá bajo anonimato.
  • Hacer conciencia en los denunciantes que una situación que atente contra su propia integridad o la de un prójimo, ya sea en forma de discriminación, acoso, aislamiento, sobrecarga de trabajo, insultos o difamación, no debe de permanecer impune ni debe de ser tolerada mediante el silencio.
  • Brindar seguridad sobre la permanencia en su puesto de trabajo para el denunciante.
  • Celebrar cursos de capacitación y talleres sobre los derechos de los trabajadores protegidos por la Constitución y la Organización de las Naciones Unidas, además de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.
  • Explicar por medio de publicidad constante en los centros de trabajo que efectuar una denuncia anónima contra un acto injusto, es una manera para hacer valer los derechos humanos laborales con los que toda persona cuenta.
  • Capacitar a los trabajadores sobre cómo se pueden efectuar las denuncias anónimas, ya sea por vía telefónica o correo electrónico, y sobre cuál es el procedimiento a seguir después de realizar la denuncia.
  • Mantener un buzón de quejas y sugerencias para que cada persona pueda presentar sus inquietudes ante la administración.

¿Cómo evitar los problemas entre trabajadores?

  • Incentivar a los miembros del equipo de trabajo a conocerse entre ellos y forjar relaciones de compañerismo. Si bien no todas las personas pueden ser amigos los unos de los otros, sí pueden ser compañeros que se apoyen para lograr un objetivo en común. Podemos motivar la creación de un buen ambiente de trabajo que ayude a la planta laboral a desarrollar todo su potencial.
  • Realizar eventos sociales por cumpleaños o días festivos nacionales que fomenten la comunicación entre iguales de una manera sana y divertida.
  • Recalcar en las capacitaciones laborales que toda persona, sin importar su edad, sexo, género, preferencia sexual, ideología religiosa o política, su aspecto físico o su condición económica es igual ante la ley.

El objetivo final de las denuncias es, como dijo el representante de la Organización Internacional del Trabajo, Thomas Wissing, que “nuestro lugar de trabajo y el empleo sean una ambición y una realidad” (ONU, 2017).

Tener la seguridad que nuestros derechos humanos son observados y respetados dentro de la empresa es una manera de incentivar a la superación profesional. Ejercer una denuncia es salvaguardar la integridad de nuestros aliados y de nosotros.

Síguenos en: