Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Conoce las diferencias y beneficios de clima laboral y organizacional

Es común que se confundan de forma corriente los términos de clima laboral y organizacional con la cultura de la organización. Esta confusión tiene su origen en las variadas aportaciones que estudiosos y teóricos de diversas escuelas han dado en torno a las definiciones de cada cual. Por eso, hoy te presentamos unas diferencias generales de estos conceptos empresariales para que puedas identificarlos.

Cultura organizacional: el todo

La cultura de una organización está compuesta por la identidad que la integra. Esta se forma en el tiempo, con sus prácticas, pero se formula desde un principio con base en su visión, misión y objetivos, valores que dan claridad a lo que la empresa representa. En ese sentido, podemos decir que la cultura organizacional implica:

  • Valores.
  • Sentimientos.
  • Personalidad empresarial.
  • Creencias.
  • Tradiciones.
  • Hábitos.
  • Actitudes.
  • Moral.

Es decir, la cultura de una empresa es básicamente lo que la constituye como ente diferenciado de otras organizaciones y de otros ámbitos donde se desarrollan quienes la conforman. A nivel mercantil, podemos incluir:

  • Eslóganes.
  • Promesa de marca.
  • Identidad cromática.
  • Marca comercial (y submarcas).
  • Productos o servicios específicos.

La cultura, entonces, contiene los climas tanto organizacional como laboral, pero también puede verse influenciada por estos, aunque en menor grado.

Diferencias entre clima laboral y organizacional

De acuerdo con el ensayo Relación entre el clima organizacional y la satisfacción laboral en una pequeña empresa del sector privado hecho por Walter Arias y Gabriela Arias de la Universidad Católica San Pablo, el constructo de clima de una organización es el más estudiado en el ámbito mercantil y se viene formando ya desde la década de los años treinta. Sin embargo, es en su efecto histórico donde se diferencia del clima laboral específicamente.

Para estos autores, la definición de clima organizacional se divide en tres enfoques:

  • Subjetivos: Son las cuestiones relativas al ambiente empresarial desde la perspectiva humana (trabajadores).
  • Objetivos: Se trata del enfoque centrado en las características de la empresa u organización.
  • Integradores: Son las teorías más amplias, que involucran a los dos enfoques anteriores en la definición del clima de una organización.

Aclarado esto, y entendiendo que forman parte de la cultura de una organización, podemos definirlos.

Clima laboral

Es, en pocas palabras, el estado de ánimo de una organización en el sentido más literal de “la parte humana” (animada) de la empresa. Se trata del ambiente de los trabajadores, cómo se vive el día a día, el enfoque subjetivo. Entre los beneficios de un buen clima laboral podemos señalar:

  • Mejora de la productividad.
  • Sentido de pertenencia.
  • Cumplimiento de objetivos.
  • Identidad común al conjunto de colaboradores.
  • Estabilidad de la plantilla laboral.

No hay que olvidar que esta parte de la empresa es subjetiva, por lo tanto, la más viva, así que puede variar. El estado anímico de la empresa puede verse influenciado positivamente por logros comunes como cierres de tratos exitosos; en cambio, una temporada de ventas bajas o el desprendimiento de un miembro puede afectarlo negativamente.

También te va a interesar: Clima Organizacional: 5 tips para transformar actitudes negativas

Clima de la organización

Este ambiente se refiere más bien a lo que la tradición mercantil consideraría el enfoque objetivo, es decir, el de la empresa. Como puedes intuir, si hay una parte puramente anímica de una organización, también debe haber una parte que la soporte. Esta tiene que ser más firme y duradera. Se trata del ambiente organizacional. Estrictamente en relación con la empresa, podemos ver sus beneficios en:

  • Satisfacción laboral.
  • Motivación.
  • Seguridad e higiene.
  • Comunicación.
  • Cohesión de la plantilla laboral.
  • Proyección positiva hacia proveedores, clientes y socios.

Si te das cuenta, ambos climas guardan relación con la cultura organizacional. Esperamos que haya quedado clara la definición de cada uno. No olvides contar con la ayuda de profesionales para mejorar ambos ambientes en tu empresa.

Síguenos en: