Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Costa Rica

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticiasSin categoría

Cómo manejar la ética y cumplimiento trabajando desde casa

El teletrabajo es una modalidad laboral que ha adquirido cada vez más adeptos en los últimos años, desde independientes hasta grandes compañías. Además, debido a la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus, se ha implementado como un método de trabajo seguro. Ahora la cuestión es cómo mantener la ética y el cumplimiento laborando desde tu hogar.

Seis puntos para mantener la ética en el teletrabajo

Ser ético profesionalmente puede resultar difícil en el siglo XXI, pero, si tomas en cuenta estos apartados, verás qué fácil es ser un teletrabajador honesto.

1.- Cumple con tus actividades en tiempo y forma

Es quizá el rubro más obvio relacionado con la ética, pero no debe dejarse de lado. Para algunos el teletrabajo significa una ventaja: no hacer nada si se cumple con un horario “conectado”. Conservar la ética es dar seguimiento a tu trabajo aun cuando no tengas a tus jefes encima de forma presencial. Claro que al hacer homeoffice puede haber llamadas telefónicas, videollamadas o chats de control, pero esto no es necesario si eres profesional.

2.- Mantén el respeto

Debido a que la comunicación se despersonaliza, algunos pueden ser groseros en su manera de dar y pedir cosas. Sin importar si vas a comunicarte a través de un chat, un correo electrónico o incluso si lo harás anónimamente en una plataforma de tu trabajo, debes conservar las formas respetuosas de comunicación acordes con tu empresa. Si estás en un equipo de trabajo, sé respetuoso con el tiempo ajeno y haz tus entregas a tiempo.

3.- Separa el ámbito familiar del laboral

Sí, estás en casa y seguramente hay necesidades, pero tu tiempo laboral es eso: un tiempo dedicado al trabajo. Recibes una remuneración y, además, hay un equipo que espera algo de ti para progresar. Así que marca muy bien las pautas para mantener alejada a la familia. Incluso si vives solo, no mezcles actividades del hogar (compras, aseo, visitas) con tu tiempo productivo.

4.- Arréglate acorde con tu trabajo

La imagen quizá pase a segundo plano si nadie la supervisa. Uniforme, peinado e incluso la higiene pueden comenzar a perder importancia, así que debes tener cuidado de mantener tu imagen profesional. Por un lado, te servirá para sentirte bien y ser más productivo; por otro, nunca sabes cuándo te necesitarán en una videollamada, incluso puede comunicarse contigo un cliente. No descuides la imagen de la empresa que representas.

5.- Organiza mejor tus tiempos

Las nuevas formas de trabajar también van a cambiar cómo se administra la carga de trabajo. Por ello, aunque la comodidad es viable, también es importante plantear nuevos esquemas en los que establezcas el cumplimiento por cantidad de trabajo en un período y no trabajo sobre tiempo sin importar el avance.

Esto es más práctico para ti y para tu empresa. No temas al negociar horas acordes con tu ritmo y necesidades. A lo mejor un día eres más productivo solo 4 horas, otro 10 y otro 6 en lugar de estar conectado 8 diarias. Eso sí, no te excedas. Debes establecer límites sanos.

Trabajo responsable desde casa

6.- Cuidado de la infraestructura y confidencialidad

Para trabajar en casa debes tener la infraestructura adecuada. Conexión a Internet, equipo necesario para tus tareas, software. Unas cosas te las darán, pero otras son tu responsabilidad. Debes cuidar lo que te proveen. No solo tienes que cuidar el equipo, sino la información que manejas. Entre otras cosas, evita visitar sitios o usar programas potencialmente peligrosos que pongan en riesgo los contenidos que se te facilitan.

Si tomas en cuenta estos seis puntos relativos a la ética, podrás cumplir con tu trabajo de forma honesta y volverte un trabajador ejemplar aun cuando hagas tus labores productivas desde casa.

También te va a interesar: Cómo aplicar la ética como reflejo estratégico de éxito laboral

Síguenos en: