Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-line

Conoce las 5 características que tiene un empleado ético

Actualmente, muchas empresas están en busca de colaboradores que den algo extra, particularmente de gente con ética. Una compañía cuyos empleados la ponen en práctica será capaz de lograr muchos de sus objetivos y metas. Pero es una palabra que comprende diversos valores y aspectos, así que en esta ocasión nos enfocamos en el rubro laboral.

¿Qué es la ética en el trabajo?

Se refiere al conjunto de normas y valores que hacen y mejoran el desarrollo de las actividades laborales. Es fundamental para cualquier persona que desea trabajar ya que esto le abrirá más puertas y le ayudará a reforzar sus atributos profesionales. A continuación te compartimos 5 características que debe poseer un trabajador con ética laboral.

1. Responsabilidad

Todas las personas deben de ser responsables, pero una persona que haya iniciado su camino laboral debe serlo aún más.

Al momento de pertenecer a una organización, te vuelves una parte muy importante de esta; por lo tanto, tu responsabilidad en cuanto al cumplimiento laboral debe ser intachable. Muchas tareas quedarán a tu cargo y la mayoría tendrán cierta fecha para ser cumplidas, de no ser así, estarías ocasionando problemas a la empresa.

Pero la responsabilidad también va más allá, pues no solo se debe ser responsable en cuanto a los tiempos de entrega. También te tienes que enfocar en tus horarios y equipo de trabajo, ya que a ningún jefe le gustará contar en su plantilla con una persona que acostumbra llegar tarde o no cumplir con los requerimientos de seguridad, si los hay.

 

¿Qué es la ética en el trabajo?

2. Honestidad

Para pertenecer a un grupo, debemos iniciar con el pie derecho. Esto se lleva a cabo siendo honestos desde el principio y manteniéndonos así una vez que nos encontremos dentro de cualquier organización. A nadie le agradaría tener en su empresa una persona que pueda llegar a perjudicar a su entidad con mentiras o falsas informaciones.

La honestidad laboral también abarca el aspecto económico, pues se debe ser muy honesto en cuanto a los temas monetarios. En caso de no ser así, estarías creando un mal historial laboral y posiblemente tendrás problemas legales.

 

También te va a interesar: 5 prácticas para desarrollar una conducta ética.

 

3. Constancia

Cualquier jefe estaría encantado de contar con un trabajador que sea constante, que se ponga metas que pueda cumplir y que se esfuerce hasta llegar al resultado.

Pero aquí lo importante es tu capacidad de no rendirte y de saber mantenerte siempre al más óptimo nivel, así como contar con una capacidad de superación muy fuerte. Siempre ir por más y nunca bajar los brazos.

4. Discreción

En las empresas es muy común que se maneje información confidencial, que de salir a la luz podría acarrear ciertas complicaciones, por ejemplo, revelar métodos de elaboración, modelos, prospectos nuevos, etcétera.

Es por ello que la discreción también es una de las características que debe poseer un trabajador ético, pues al cumplir con este aspecto estarías mostrando mucho respeto hacia tu organización, a tus compañeros y hacia ti mismo.

5. Respeto

Todo individuo debe comportarse hacia los demás con el debido respeto, pues todos merecemos un trato digno y amable. Con mayor razón en un entorno laboral, donde constantemente se trabaja con muchas personas y todas merecen el mismo trato, sin importar el rango que ocupen dentro de la empresa. Un trabajador que falta al respeto a sus compañeros o a su lugar de trabajo sin duda es un elemento que nadie desearía tener en su plantilla laboral.

Para finalizar, cabe destacar que, si cumples con los puntos antes mencionados, lograrás posicionarte como un elemento bien valorado y, sobre todo, muy importante para tu empresa o entidad.

Síguenos en: