Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Beneficios de tener un buen clima laboral

Si deseamos que nuestra empresa crezca considerablemente y que lo más destacable a diario sea la productividad, como empleadores debemos prestarle mucha atención a esos detalles que contribuyen al bienestar físico y mental de los empleados, entre ellos, el clima laboral. ¿Sabías que un empleado que se encuentra a gusto en su espacio de trabajo es más eficiente y comprometido con los proyectos y con los objetivos propuestos? Es por ello que te contaremos las ventajas de apostarle a un buen ambiente de trabajo.

Cuando revisamos, controlamos e implementamos un clima laboral acorde en nuestra empresa, solo podemos esperar resultados favorables, pues esto contribuye considerablemente en el avance de los equipos de trabajo, en el cumplimiento de las metas y objetivos empresariales, aumenta la productividad, la integración y el mantenimiento de los talentos a lo largo del tiempo. Un buen clima laboral es, sin duda, el elemento necesario para mejorar la imagen de la empresa.

Así pues, veamos las principales ventajas:

  • Mayor rendimiento.
  • Se fortalece el equipo de trabajo y así, el trabajo que se desarrolla.
  • Los empleados adquieren más confianza, lo que les permite enfrentarse a los retos que puede traer su entorno y responsabilidades.
  • El trabajo deja de verse como mera responsabilidad, pues existe una mayor satisfacción en el cumplimiento de los deberes y una necesidad pro hacer las cosas bien.
  • Cada empleado se vuelve más aportante en los proyectos.
  • La empresa tiende a crecer progresivamente.
  • Los proyectos empresariales se adaptan más a los entornos competitivos.
  • Se cumplen gran parte de los objetivos.
  • Los empleados talentosos y de gran experiencia se mantienen en la empresa, mientras que los nuevos tienen la oportunidad de crecer.

Es importante que tengas en cuenta que, el clima organizacional y laboral, depende en gran medida del nivel de gestión y control que imprimas en cada uno de los aspectos que la componen; pues, gran parte del tiempo el trabajador lo destina a mantenerse en contacto con sus deberes y con su equipo de trabajo, por lo que es crucial para su salud mental el establecerse en un ambiente adecuado que lo haga sentir cómodo y motivado constantemente.

Te puede interesar: Clima y cultura organizacional, ¿son lo mismo?

Ahora bien, si los beneficios solo traen puntos positivos para la empresa, el tener un mal clima laboral solo podría traernos un retroceso organizacional, ya que:

  • Se desarrolla una falta de motivación colectiva.
  • Se disminuye la productividad.
  • El sentido de pertenencia para con la empresa llega a un punto casi que inexistente.
  • La gran mayoría de los resultados de producción suelen ser mediocres.
  • Se da una constante rotación de personal.
  • No se ven resultados contundentes u óptimos.

Como puedes notar las consecuencias suelen ser devastadoras, lo que podría llevar a la empresa a la quiebra o, en su defecto, a un avance lento y poco contribuyente. Así que, revisa el clima en tu empresa, asigna a un equipo especializado en ello, encuentra los puntos de control que requieran intervención y lleva a tu empresa a la mejora continua.

Síguenos en: