20 abril, 2022

Incentiva la creatividad en tu equipo de trabajo. Técnica de los 6 sombreros

Para integrar las ideas de un debate es preciso que lleves a cabo una buena gestión del conocimiento, esto se puede lograr mediante la técnica de los seis sombreros, una metodología de gestión del pensamiento planteada por el psicólogo maltés Edward de Bono en su libro Seis sombreros para pensar.

Definición y propósito de la técnica de los seis sombreros

Esta técnica, como su nombre lo demuestra, comprende seis sombreros imaginarios de seis colores distintos, cada uno de los cuales representa un tipo de pensamiento diferente:

1. Sombrero blanco

Al tener puesto este sombrero debemos concentrarnos únicamente en la información que tenemos a mano y analizarla.

2. Sombrero rojo

Con este sombrero se priorizan la intuición y los sentimientos sin tener que justificarlos de manera lógica.

3. Sombrero negro

Al ponernos este sombrero adoptamos el juicio y la cautela, identificando los aspectos negativos del tema que estamos debatiendo.

4. Sombrero amarillo

Con este sombrero nos concentramos en la parte positiva del tema tratado.

5. Sombrero verde

Al ponernos este sombrero damos cabida al pensamiento creativo. Con este sombrero podemos pensar en soluciones ingeniosas para los problemas que surjan.

6. Sombrero azul

Con este sombrero tomamos el control y la gestión de los procesos mentales y también decidimos el momento apropiado de sintetizar todo lo que se ha debatido y sacar conclusiones.

Esta técnica parte de la premisa de que el ser humano suele privilegiar una o dos formas de pensamiento sobre todas las demás, y que el obligarnos a pensar de seis formas distintas enriquece la solución de problemas y la toma de decisiones de forma conjunta.

Reglas para el funcionamiento de la técnica

Independientemente del tipo de cultura organizacional que tengan, tu equipo de trabajo debe ponerse de acuerdo en todo momento en el color de sombrero que estén utilizando; excepto el líder del equipo que lleva siempre el sombrero azul.

Otro requisito para que la dinámica dé resultados es definir el problema a tratar de manera clara, detallada y objetiva.

El tiempo para cada sombrero debe ser lo más corto posible, a fin de aglutinar la mayor cantidad de ideas de un pensamiento determinado sin llegar a callejones sin salida.

El moderador lleva siempre el sombrero azul, por lo tanto, es a él o ella a quien le corresponde alternar los sombreros, incluyendo el momento en que todos se pondrán el propio sombrero azul.

El moderador podrá alternar más de un ciclo de sombreros, tomando nota de las ideas expuestas para cada forma de pensamiento.

Aportes de la técnica de los seis sombreros a la gestión del pensamiento

La técnica de los seis sombreros tiene varios beneficios y es ideal para los debates porque:

  1. Permite abordar los temas de una manera integral. Normalmente, empleamos dos o tres formas de pensamiento, el abordar el tema desde seis ángulos diferentes permite tener una visión de conjunto de este.
  2. Permite el desarrollo y aprovechamiento eficaz de la inteligencia colaborativa. Ya que es una dinámica muy divertida, todos se animarán a plantear soluciones.
  3. Evita las distracciones y opiniones fuera de contexto. Debido a que cada sombrero admite solamente una forma de pensamiento se evitan las desviaciones y distracciones que podrían surgir al mezclar tipos de pensamiento distintos.
  4. Agiliza el proceso de toma de decisiones. Al tener todas las perspectivas sobre la mesa se hace más fácil tomar cualquier decisión.
  5. Excluye la influencia del ego. Al “tener puesto” alguno de los “sombreros” los miembros del equipo anteponen la forma de pensamiento que representa el color a su propio criterio, lo cual evita que el debate se transforme en una competencia de egos.

Tal y como has podido notar, la técnica de los seis sombreros puede ser una herramienta muy eficaz para una adecuada gestión del pensamiento colectivo en los equipos de trabajo.

También te podría interesar: