Amitai

Elige tu país


  • Bolivia

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Honduras

  • Panamá

  • Colombia

  • Perú

  • Rep Dominicana

  • Chile

  • México

  • Otros países
Encuesta de ética y cultura organizacionalÉtica OrganizacionalHonestidadIntegri-lineNoticias

Denuncia anónima: Conoce la importancia de denunciar en un ambiente empresarial

Cuando en nuestro trabajo alguna persona nos hostiga sexual, física o psicológicamente, sin duda debe ser denunciada. Pero la realidad es que el 99 % de las veces nos negamos a hacerlo por las consecuencias que esto pueda traernos tanto a nivel laboral como personal. ¿Sabías que en algunos casos puedes realizar una denuncia anónima?

Hay muchos casos como este

María trabaja en una empresa desde hace 5 años. Es muy eficiente en su trabajo, pero todo cambia cuando entra un nuevo compañero, Juan. Este ha comenzado a hostigarla después que ella le rechazara una invitación a comer. Constantemente la humilla, la intimida y la hace quedar mal frente a otros, pero de una forma tan sutil que parecen bromas inocentes.

María teme que si lo denuncia por acoso ante el departamento de Recursos Humanos perderá su empleo, ya que no tiene pruebas reales sobre las agresiones. Y si preguntasen al resto de los compañeros, estos sin duda dirían que Juan bromea siempre con María, pero nada grave.

¿Qué pasa si permito el acoso?

Vamos a suponer que María decide no hacer nada con respecto a la actitud de Juan hacia su persona. Con el tiempo, María se siente cada vez más incómoda en su trabajo. Está cansada de los chantajes de Juan, del ambiente hostil al que se enfrenta cada día y de ver su trabajo afectado. Vive con miedo y desesperación. Poco a poco comienza a llegar tarde, a evitar las reuniones donde se encuentra Juan y su alegría que la caracteriza, desaparece.

 

Conoce la importancia de denunciar en un ambiente empresarial

 

María deja de asistir a la oficina reportándose enferma, ya que ha caído en una crisis nerviosa. Se siente tan vulnerable que mejor decide tomarse sus vacaciones. Y un día, y sin razón aparente, los compañeros de Juan y María se enteran que esta ha renunciado a su trabajo en la empresa.

El acoso laboral o mobbing es el secreto a voces que se vive en las organizaciones, donde todos conocen a los agresores pero nadie es capaz de señalarles por miedo a una represalia.

 

También te puede interesar: Denuncia anónima y transparencia empresarial, ¿en qué se relacionan?

 

¿Qué podemos hacer al respecto?

¡Denuncia! Puedes hacerlo directamente ante la organización que te ha contratado, por la vía penal o civil ante las instancias y tribunales que correspondan y por la vía laboral ante la junta que aplique en tu localidad para la defensa de los trabajadores. Si se trata de discriminación puedes acudir a las oficinas de derechos humanos en tu región.

Pero, ¿qué pasa si temo por mi integridad física, psicológica, mental y/o laboral? La respuesta es la misma. ¡Denuncia! Pero hazlo de forma anónima. La mayoría de las empresas cuentan con buzones o correos electrónicos especiales a los cuales uno puede dirigir este tipo de situaciones para que sean investigadas.

En cuestión de materia laboral, la mayoría de las instituciones que protegen al trabajador identifican al demandante, pero conducen sus investigaciones de forma anónima, protegiendo los datos de quien ha puesto la queja. Eso sí, de comprobarse alguna situación o para obtener alguna resolución el responsable de la demanda debe dejar el anonimato y hacerle frente de forma legal.

Para las denuncias penales o civiles, lamentablemente en la mayoría de los países no proceden si son de carácter anónimo por lo que se vuelve una opción no viable si lo que se busca es no figurar en el proceso.

Es necesario actuar

Sufrir algún tipo de violencia en nuestro entorno laboral es cada día más común. Debemos hacer que sea también común alzar la voz ante estos hechos y dejar de permitir el abuso y la violencia en cualquier nivel. Denunciar, sin importar la forma en que se haga es la solución para detener este tipo de comportamientos.

Síguenos en: