18 mayo, 2021

¿Cómo debo realizar un examen psicométrico dentro de mi organización?

Implementar un examen psicométrico puede ser una excelente herramienta para que conozcas más sobre tus trabajadores. Descubre cómo hacerlo.

¿Qué es un test psicométrico?

Cuando se contrata personal para la empresa, se debe pasar por determinados procedimientos para estar seguros de que todos los que ingresen tengan la mejor capacidad para adaptarse a sus nuevos roles y responsabilidades. Por eso mismo, el equipo de recursos humanos implementa distintos tests para verificar estas capacidades.

Una de estas posibilidades se da a través de los exámenes psicométricos, que permiten evaluar si un candidato tiene la capacidad de desempeñar correctamente el cargo vacante. Esto es una herramienta que permite conocer el estilo de trabajo de cada uno de los postulantes, pero también la puesta en práctica de sus conocimientos.

Deberás implementarlo luego de atravesar el primer filtro de los currículums, donde el equipo especializado en seleccionar personal evalúa las destrezas prácticas para el cargo. Es decir, tener experiencia en distintas empresas o conocimientos es importante, pero no siempre garantizará que una persona acabe desenvolviéndose bien en el lugar del trabajo.

En ocasiones, la estructura de la empresa no encaja del todo con la persona y esta puede no sentirse demasiado cómoda. En otros casos, algunas habilidades puede que no sean lo que indica el currículum. Por lo tanto, este examen te permitirá corroborar toda la información y definir mejor tu elección.

¿Cuáles son las utilidades de este examen?

Este examen es realmente útil para que las empresas puedan:

  • Analizar el candidato en la cultura empresarial. Si la personalidad del futuro empleado no es la adecuada, lo mejor es optar por otro. Justamente, una compañía también tiene sus principios y valores. Por eso, esta prueba puede servir para determinar qué es lo que piensa y cómo lo lleva a la práctica.
  • Determinar la adaptación al estilo de trabajo. No todas las empresas se manejan de la misma manera, pues cada una tiene sus propias necesidades. Si bien la experiencia es valorable, puede que sus antecedentes se hayan dado en ambientes completamente distintos. Si no sabe relacionarse con sus compañeros o asumir un rol específico, puede que no sea el mejor para el puesto.
  • Comprender la personalidad del trabajador. Así y todo, si la persona tiene todas las destrezas para formar parte del equipo, este test servirá para comprender cómo funciona su mente (al menos de forma básica). Es decir, tendrás cierto panorama de su manejo de los conflictos y las emociones.

¿Cómo implementarlo correctamente?

Como bien mencionamos, es importante que esta prueba se haga después del primer filtro de currículums e incluso posteriormente a la primera entrevista laboral. Una de las primeras cosas que deberás saber es que el resultado no implica necesariamente una decisión final. Es decir, hay empleados que no aprueban correctamente este ejercicio de reclutamiento, pero luego demuestran capacidades para ejercer su puesto.

A diferencia de lo que puede suponer un examen tradicional, tienes que saber que no hay pruebas buenas o malas. En realidad, el resultado se dará en función de lo que estés pidiendo para un determinado puesto y de las necesidades que hayan surgido en el seno de la empresa.

Si buscas poner en marcha esta evaluación, deberías llevarla a cabo en un ambiente cercano a la realidad empresarial. Se recomienda que no dure más de 2 horas y que los candidatos tengan el tiempo de responder a los distintos interrogantes que se presentarán, con comodidad y sin necesidad de presiones.

De esta manera, un examen de este tipo podrá ser un excelente complemento para que puedas elegir correctamente a tu próximo integrante de la empresa.

También te va a interesar: Técnicas para estructurar un examen psicométrico.

 

También te podría interesar: