7 Señales de Que No eres tan Ético Como Crees - Amitai

La mayoría de las personas juzga su propia ética más indulgentemente que la de los demás. ¿Haces lo mismo? He aquí cómo averiguarlo.

¿Crees tener una ética fuerte? Probablemente pienses que sí. Casi todos responden “sí” a esta pregunta. Si estás muy seguro de tu afirmación, quizás tengas un problema.

“El comentario que escuchamos con más frecuencia es: ‘Soy ético, son todos los demás quienes me preocupan’. Esto no puede ser cierto para todos “, dice Mark Pastin, CEO del Consejo de Organizaciones Éticas. Ha pasado los últimos 30 años asesorando a empresas y gobiernos sobre ética.

Pastin dice que la mayoría de las personas son demasiado indulgentes al considerar su propia ética. “Es uno de los campos de origen del autoengaño”. Esto es especialmente peligroso para alguien que dirige una pequeña empresa. “Las pequeñas empresas son juzgadas por su carácter más que las grandes empresas. La mayoría de las personas entiende que la forma en que se comporta una empresa pequeña refleja claramente a quien la lidera”.

“Están buscando crear una cultura sostenible que evite acciones poco éticas en el futuro. Las pequeñas empresas son especialmente vulnerables cuando cometen un error ético”

Antes de que eso suceda, vale la pena tomarse unos minutos para pensar en las siete preguntas que plantea Pastin.

 

1. ¿Tus acciones coinciden con tus pensamientos?

Así es como la mayoría de la gente tiende a liberarse, dice Pastin: te juzgas por tus pensamientos e intenciones en lugar de por lo que realmente haces. “Lo más importante es juzgar tu propia ética de la misma manera que juzgarías la de otra persona, lo cual es por su comportamiento. Particularmente en situaciones en las que no es fácil hacer lo correcto”. Las personas son víctimas de lo que los antiguos griegos llamaban akrasia, que Pastin define como “saber lo mejor, pero hacer lo peor”.

¿Su consejo? “Mira tu propio comportamiento y piensa cómo evaluarías a alguien más que hizo las mismas cosas”.

 

2. ¿Cómo premias la lealtad?

La lealtad, dice Pastin, es un interesante caso de medida ética. La mayoría de las personas y empresas afirman que valoran la lealtad, pero como en la pregunta No. 1, sus acciones muestran una historia diferente. “Las personas que dicen que son leales pueden estar trabajando para una compañía que los desarrolló y los trajo, pero si obtienen una oferta un poco mejor, se van”, dice. “Y a las empresas, si su primera acción cuando las cosas van mal es despedir gente, es mejor que mantengan la boca cerrada respecto a la lealtad”.

“En las empresas más pequeñas, los directores generales deben tener mucho cuidado con lo que dicen”

3. ¿Cómo manejas a los “soplones”?

“Cuando alguien habla para identificar un problema, el instinto inmediato es lastimar a esa persona”, dice Pastin. “Así que protege a los empleados que te traen problemas importantes. Asegúrate de que no haya represalias. Aprende a amar a los denunciantes“.

El otro desafío es crear un entorno en el que los empleados se sientan seguros planteando problemas , a pesar de que habrá ocasiones en que desearía no haberlo hecho. “Cuando les dices a los empleados, ‘queremos escuchar tus preocupaciones‘, debes estar preparado para que 99 de cada 100 de ellos no lo hagan”, dice. “Podrías obtener uno de cada 100 que cambiará el futuro de la empresa. Por lo tanto, debes escuchar todos los comentarios, aunque algunos de ellos no serán muy divertidos”.

 

4. ¿Prometes excesivamente?

“En las empresas más pequeñas, los directores generales deben tener mucho cuidado con lo que dicen”, dice Pastin. “Si dicen una cosa y hacen otra cosa, no pueden esconderse de ella. Si se comprometen demasiado o exageran en lo que dicen, serán reconvenidos”.

“Usualmente demuestras quién eres realmente a las personas a las que pagas”

5. ¿Cuántos negocios obtienes por el “voz a voz”?

A menudo se le pregunta a Pastin si una fuerte ética confiere una ventaja comercial. Aunque no hay una respuesta simple, por lo general se dice que una ética fuerte conduce a una buena reputación. Hacer crecer tu negocio por el “voz a voz” o por referidos es una de los mejores indicadores de que tu reputación es sólida.

 

6. ¿Cómo tratas a tus proveedores?

La mayoría de las empresas se centran en los clientes. Después de todo, ellos son los que pagan las cuentas. Pero, ¿cómo tratas a las personas y las empresas cuando eres el cliente? ¿Pagas tus cuentas a tiempo? Si no puedes, ¿te pones en contacto para explicarles y hacerles saber cuándo esperar un pago? “¿Qué rostro ético presentas al mundo? Probablemente tus proveedores lo conozcan mejor”, dice Pastin. “Usualmente demuestras quién eres realmente a las personas a las que pagas”.

“Cuando hay malas noticias, necesitas señalar algo negativo, o tomar una acción negativa, tu disposición a asumir las consecuencias es una buena medida de tu ética”

7. ¿Cómo informas las malas noticias?

Si necesitas disciplinar a un empleado o por alguna causa despedir a alguien, ¿lo haces tu mismo? ¿das las noticias tú mismo? ¿Cara a cara o por correo electrónico? ¿O se lo entregas a una persona de Recursos Humanos u otro gerente? “Cuando hay malas noticias, necesitas señalar algo negativo, o tomar una acción negativa, tu disposición a asumir las consecuencias es una buena medida de tu ética”, dice Pastin.

Fuente

Deja un comentario